Logo secundario

Ergonomía Laboral

Entre los numerosos campos de aplicación en los que esta disciplina ha desarrollado metodologías propias,  la ergonomía del trabajo tiene como objeto de estudio el trabajador, y como  objetivo analizar las tareas, herramientas y modos de producción asociados a una actividad laboral, con la finalidad de evitar los accidentes y patologías laborales, disminuir la fatiga física y mental, y aumentar el nivel de satisfacción del trabajador. En definitiva, la ergonomía del trabajo se ocupa se evaluar y diseñar organizaciones, entornos y equipos saludables.

Además de los beneficios sociales y humanos que comporta la mejora de las condiciones de trabajo, la aplicación de la ergonomía en el ámbito laboral conlleva beneficios económicos asociados a un incremento de la productividad y a la disminución de los costes provocados por los errores, accidentes y bajas laborales.
 
En el trabajo con el ordenador, por ejemplo, la ergonomía nos dirá qué equipo necesitamos, cuáles son las condiciones medioambientales más favorables en el trabajo en oficinas, en qué posición tenemos que usar el equipo, para prevenir o paliar sobrecargas musculares que puedan generar lesiones.

Evaluación del puesto de trabajo

El puesto de trabajo es el espacio físico donde se desarrollan las actividades de trabajo y/o de estudio. Comprende  espacios, equipos, mobiliarios, herramientas y tareas de la actividad. En la evaluación y adaptación ergonómica del puesto de trabajo hay que tener en cuenta el equipo, el mobiliario, y otros instrumentos auxiliares de trabajo, así como su disposición y dimensiones. La disposición del puesto de trabajo depende de la amplitud del área donde se realiza el trabajo y del equipo disponible, por lo tanto, no pueden darse criterios específicos de evaluación para cada posibilidad. La clasificación del espacio de trabajo está en función de que las medidas o disposiciones técnicas permitan una postura de trabajo apropiada y correcta, que no impida realizar movimientos y, en función de la evaluación general de la zona de trabajo. Esta evaluación general se complementa con el análisis de la actividad física (intensidad y carga de trabajo), el levantamiento de pesos y los movimientos y posturas de trabajo.

Trabajo con pantalla de visualización

Los principales problemas asociados al uso habitual de estos equipos son:

  •     Fatiga visual
  •     Trastornos músculo-esqueléticos
  •     Fatiga mental


La mayoría de estos problemas pueden evitarse mediante un buen diseño del puesto, una correcta organización del trabajo y una información y formación adecuadas del usuario.

En los trabajos con pantallas de visualización es habitual mantener posturas estáticas prolongadas. Estas posturas estáticas resultan nocivas desde el punto de vista fisiológico y pueden propiciar la aparición de molestias en la espalda. Dichas molestias, por ejemplo, el dolor dorsolumbar, cervical o de hombros, se pueden agravar si al mencionado estatismo se une el mantenimiento de malas posturas.
Las malas posturas pueden tener varias causas: hábitos adquiridos, diseño incorrecto del puesto o intentos del usuario de ver mejor la pantalla inclinando el tronco hacia delante o retorciéndose para evitar reflejos molestos.
Finalmente, los movimientos repetitivos propios de las actividades que requieren el uso frecuente e intensivo del teclado y el “ratón” pueden acabar originando trastornos músculo-esqueléticos localizados en las manos y las muñecas del usuario.

Imagen1   Estres cervical web

Trabajo de manipulación de cargas

Los principios de la ergonomía del trabajo son de aplicación en aquellas operaciones de transporte o sujeción de cargas por parte de uno o varios trabajadores, como el levantamiento, la colocación, el empuje, la tracción o el desplazamiento, que por sus características o condiciones ergonómicas inadecuadas entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores.

El dolor de espalda es uno de lo más serios y persistentes problemas de salud de los trabajadores. Estudios epidemiológicos muestran que entre el 60 y 80% de las personas experimentan dolor de espalda en algún momento de su vida activa, lo que conlleva  costes individuales, económicos y sociales elevados. Aunque en la mayoría de estos casos no se detecte una causa específica, hay una incidencia más alta de dolor repetido, lesiones dorsolumbares, pérdida de días de trabajo, y discapacidad en los trabajadores expuestos a elevados niveles de carga física (trabajadores de la industria, de la construcción, sanitarios, etc.). En estos colectivos es por tanto esencial la intervención ergonómica para prevenir o paliar los efectos de estas lesiones.

2cargagif  cinesiterapia[1]

© 2014 UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE, DE SEVILLA :: Portal de Fisioterapia. Tel. 954 977 529 - Condiciones de Uso | Política de Privacidad