Las entidades de economía social han creado 190.000 puestos de trabajo en los últimos ocho años en España

La crisis económica ha dejado al descubierto las debilidades de nuestro sistema productivo, además de poner de manifiesto el defectuoso funcionamiento de las instituciones y la incapacidad de los poderes públicos para abordar políticas exitosas de recuperación de la economía y de creación de empleo. Así lo ha manifestado Laura López de la Cruz, profesora del Área de Derecho Civil de la UPO y directora académica de la I edición del Máster Gestión de Empresas de Economía Social y Emprendimiento Colectivo, título propio de la Universidad Pablo de Olavide, junto al también profesor José Antonio Sánchez Medina.

Dicho máster posee una carga lectiva de 60 créditos ECTS y comenzará en enero de 2018. El programa persigue tres grandes objetivos: impulsar el conocimiento general de las fórmulas que operan en el ámbito de la economía social, tales como cooperativas, asociaciones, fundaciones, sociedades laborales, mutualidades, centros especiales de empleo o empresas de inserción; dotar de herramientas conceptuales y técnicas que permitan a los estudiantes iniciar y desarrollar con éxito proyectos en el ámbito de la economía social y familiarizarlos, a través de la realización de prácticas en empresas, con el funcionamiento de la diversidad de organizaciones que operan en el ámbito de la economía social.

Si bien a nivel europeo los indicadores de PIB indican un crecimiento de la actividad económica, y permiten ser optimistas respecto a la recuperación de la economía y una cierta estabilidad en los mercados financieros, la posición competitiva de la economía española no acaba de despegar y las cifras de reducción del desempleo son insuficientes, ocupando el segundo puesto en la tasa de desempleo de la Unión Europea, por detrás de Grecia.

Andalucía no es una excepción al escenario español, como ha indicado la directora: “A medida que ha ido avanzando el año 2017, la economía andaluza ha registrado un crecimiento del PIB, tres décimas superior en el segundo trimestre respecto del primero, situándose en el mismo nivel que en España, el 3,1 por ciento interanual, y es la comunidad autónoma donde más empleo se ha creado en el último año”. Sin embargo, las carencias del sistema también se manifiestan en Andalucía, puesto que la tasa de paro se sitúa en el 25,2 por ciento, nueve puntos por encima de la española, teniendo mayor incidencia en la población femenina, siendo “la precariedad laboral y los trabajos a tiempo parcial la regla general”.

En todo este panorama, la economía social ocupa un lugar destacado. Según ha destacado la profesora, en el año 2016 el número de entidades de economía social ascendía a 43.059 en toda España, de las cuales, más de 20.000 eran sociedades cooperativas. En los últimos ocho años, estas entidades han creado 190.000 puestos de trabajo. Así, es destacable señalar que la economía social ha contribuido en un 12,5 por ciento a la creación de empleo en España, representa el 10 por ciento del PIB español y casi el 43 por ciento de la población está vinculada, de una manera u otra, a la economía social. “Según los datos que manejamos, en la economía social se ha destruido un 6.5 por ciento menos de empleo que en el resto de las empresas durante el periodo de la crisis. En concreto, en Andalucía, según el Informe Económico 2016 de la Consejería de Economía y Conocimiento, las empresas de economía social presentan características estructurales que las diferencian del resto del tejido empresarial, y los valores y principios en los que se asientan contribuyen a la creación de empleo de más calidad, favoreciendo la igualdad, la estabilidad y la incorporación de la juventud al mercado laboral”, ha asegurado.

La profesora López de la Cruz ha manifestado además que la economía social supone una forma alternativa de hacer economía, que tiene como principios básicos, entre otros, la democracia, la equidad, la gestión participativa, la solidaridad económica y el compromiso con la sociedad y el medio ambiente. En este sentido, ha explicado que las empresas de economía social son organizaciones empresariales democráticas cuyo fundamento reside en la primacía de la persona o del factor humano sobre el capital, con una alta capacidad competitiva, que generan empleo de calidad y resuelven crisis sectoriales o territoriales debido fundamentalmente a su carácter colectivo y a la no deslocalización de la producción. “Los emprendedores en el ámbito de la economía social son personas comprometidas, que creen en la igualdad participativa y en la solidaridad social, integrando en muchos casos en sus organizaciones a personas con discapacidad o a personas en riesgo de exclusión social”, ha puntualizado.

Metodología

La metodología del programa formativo del máster se basa en establecer puentes entre el conocimiento académico y la experiencia profesional en el ámbito de la economía social. Para ello, todas las actividades se desarrollarán con presencia simultánea de académicos y profesionales. El programa está organizado para facilitar la adquisición de competencias estrechamente vinculadas al desarrollo de ideas de negocio en el ámbito de la economía social. Para ello se promoverá el trabajo en grupo exigiendo a los alumnos destrezas de comunicación, negociación y cooperación en pos de la formulación y desarrollo de una idea. Además, se les dotará de los conocimientos necesarios para la dirección, atendiendo especialmente a la gestión económica y financiera de la empresa, organización y participación de las personas y estrategias de comunicación y nuevas tecnologías.

Para concluir, López de la Cruz ha asegurado que en la metodología se incluye una importante actividad práctica por parte del alumno que estará supervisada por tutores académicos y profesionales de modo simultáneo. “Son muy numerosas las empresas, instituciones y organizaciones que colaboran activamente en este máster, como el grupo cooperativo El Roble, el grupo cooperativo Smart, la Escuela de Economía Social, FAECTA Sevilla, Red Andaluza de Lucha contra La Pobreza y la Exclusión Social (Eapn-A), Instituto Lectura Fácil, y tantas otras, a través de las cuales se garantiza a los estudiantes la realización de prácticas de calidad donde aprendan a desarrollar todas las competencias adquiridas en el máster”

Para ampliar la información del máster: MÁSTER GESTIÓN DE EMPRESAS DE ECONOMÍA SOCIAL Y EMPRENDIMIENTO COLECTIVO, I EDICIÓN

ABIERTA 3ª y ÚLTIMA fase de preinscripción para Máster Oficial

PostFB_ 3ªPreins

El tercer y último plazo de preinscripción para los Másteres Oficiales 2017-2018 estará abierto desde el 28 de septiembre al 2 de octubre de 2017. En esta fase podrán solicitar plaza tanto estudiantes españoles como de otras nacionalidades.

FECHAS DE PREINSCRIPCIÓN

Consulta todas las fechas de preinscripción y matrícula restantes.

¿EN QUÉ MÁSTERES ME PUEDO PREINSCRIBIR?

La Universidad Pablo de Olavide ofrece para el próximo curso 41 Másteres Oficiales de las cinco ramas de conocimiento pero ¡Ojo! muchos de nuestros programas han cubierto ya sus plazas. Consulta la relación de Másteres en los que quedan plazas disponibles en la plataforma del Distrito Único Andaluz (DUA) http://ow.ly/SNotE

¿CÓMO SE REALIZA LA PREINSCRIPCIÓN?

Las personas interesadas podrán presentar sus solicitudes hasta el próximo 2 de octubre a través de la plataforma de Distrito Único Andaluz habilitada para ello.

Puedes consultar la documentación que debes aportar y el resto de indicaciones sobre el proceso de preinscripción y matrícula en el siguiente enlace.

Recuerda que los programas tienen plazas limitadas.¡Suerte!

“Las empresas de nuestro país son de las más comprometidas con la calidad y el Medio Ambiente”, según Víctor Bañuls

Una empresa es un organismo complejo e integral que desempeña una amplia gama de actividades operativas con el objetivo de obtener beneficios económicos y sociales. Para ello, utiliza una serie de recursos humanos, materiales e intelectuales que coordinados eficientemente generan los resultados planeados por la gestión. Y en lo que respecta a la gestión, los sistemas de calidad son fundamentales para medir el nivel de satisfacción de los clientes, con el objetivo de poder mejorarlo.

“Los sistemas de gestión de la calidad cuentan con muchos años de experiencia y eficacia contrastada en las organizaciones y empresas de nuestro entorno, por lo que la aplicación de las políticas de calidad de estas entidades está acorde con las necesidades actuales. No obstante hay que considerar que las necesidades y expectativas de los clientes de cualquier mercado evolucionan con el tiempo, y que es necesario una continua y ágil adaptación a las mismas”, según explica Jaime E. del Palacio Pérez, director ejecutivo de la IX edición del Máster ‘Sistemas Integrados de Gestión: Calidad y Medio Ambiente’ (MSIG), título propio de la Universidad Pablo de Olavide que se pondrá en marcha el próximo 15 de noviembre.

Sin embargo, Víctor A. Bañuls Silvera, director académico de dicho programa formativo, matiza que en el sector servicios, la implantación de los sistemas de gestión de la calidad es más complejo y está menos desarrollado, suponiendo una oportunidad de mejora en la actualidad.

En lo que respecta a la gestión medioambiental, “se ha avanzado muchísimo en los últimos años, aunque en este ámbito siempre quedarán cosas por hacer. La legislación aplicable en nuestro entorno es de las más exigentes en esta materia, y bien sea por prudencia o por convencimiento, las empresas de nuestro país son de las más comprometidas con la calidad y el Medio Ambiente, si las comparamos con el resto del mundo”, sostiene Bañuls.

Como en todos los casos, siempre hay excepciones, y el comportamiento de las empresas en este tema no es más que un reflejo del de la sociedad. “Nos quedan todavía algunos años para que la sociedad en nuestro país esté verdaderamente concienciada y convencida, sólo en ese momento las empresas también lo estarán”, apunta Del Palacio. Para ello, el papel de las administraciones públicas y de la Educación es clave en la mejora del comportamiento medioambiental de las personas y de las empresas.

Por otro lado, la prevención de los riesgos laborales es otro de los aspectos esenciales de los que tienen que ocuparse las empresas puesto que, por un lado, suponen una garantía de cumplimiento legal, y por otro, permite integrar la salud y seguridad de los trabajadores en el modelo de gestión de las empresas, posicionándolo al más alto nivel de relevancia interna.

“Además, en el caso particular de la prevención de riesgos laborales, al ser un tema habitualmente iniciado por obligaciones legales, su integración en el sistema de gestión de la organización da como resultado, en la mayoría de las ocasiones, un replanteamiento de lo que se está haciendo, que suele dar lugar a numerosas mejoras en este ámbito”, sostiene el profesor Bañuls.

Y es que los sistemas de gestión normalizados son herramientas de gestión basadas en normas internacionales ISO que permiten a organizaciones y empresas estructurar determinadas áreas de la gestión alrededor de un ciclo de mejora continua. Tal y como hemos reflejado, existen distintas normas dedicadas de forma específica a distintos aspectos, como la calidad, Medio Ambiente, prevención…, que comparten una estructura y filosofía comunes.

“Un sistema integrado de gestión es el desarrollo e implantación en una empresa de varias de estas normas o modelos de gestión, en función de sus necesidades e intereses, de forma integrada. Es decir, aprovechando al máximo las sinergias existentes entre las distintas normas aplicables, de forma que el esfuerzo sea lo más razonable posible y el sistema de gestión resulte lo más imbuido posible en las prácticas habituales de la organización y en su cultura”, afirma Del Palacio.

El Máster ‘Sistemas Integrados de Gestión: Calidad y Medio Ambiente, IX edición’ tiene como principal objetivo capacitar a los alumnos para iniciar su desarrollo profesional en el ámbito de los sistemas de gestión normalizados en organizaciones y empresas; ya sea como consultores, auditores, o responsables / técnicos de sistemas de gestión de una empresa. Por supuesto, unos profundos y actualizados conocimientos sobre los modelos internacionales de gestión más profusamente utilizados en cientos de miles de empresas y organizaciones de todo el mundo.

“Pero lo más importante es que nuestro máster está muy enfocado a la puesta en práctica y en valor de dichos conocimientos, lo que permite a nuestros alumnos ser útiles para las muy numerosas empresas que demandan profesionales de este ámbito de la gestión. A pesar de la dificultad que conlleva medir con precisión el grado de inserción de los egresados de nuestro programa formativo, podemos afirmar que es muy elevado, y que la inmensa mayoría de los alumnos de pasadas ediciones desarrollan actualmente su carrera profesional en el ámbito de los sistemas de gestión normalizados”, explican los directores.

Es por ello que este máster es una de las referencias formativas a nivel andaluz en el ámbito de la gestión de la calidad y el Medio Ambiente. Para fomentar la conexión empresarial, tiene convenio específico con más de 40 empresas andaluzas líderes en el ámbito de los sistemas integrados de gestión, en las cuales los alumnos del MSIG tienen garantizada la posibilidad de hacer prácticas, así como realizar visitas y sesiones formativas específicas.

Para más información sobre el máster: MÁSTER SISTEMAS INTEGRADOS DE GESTIÓN: CALIDAD Y MEDIO AMBIENTE, IX EDICIÓN

La UPO pone en marcha la primera edición del Máster en Análisis Bioinformático Avanzado

Este título propio responde a las demandas del mercado donde cada vez se requiere más este perfil que cuenta con una tasa de inserción muy elevada

 

Las clases comienzan el próximo lunes día 2 de forma online al tratarse de un título que se imparte íntegramente en esta modalidad

 

La Universidad Pablo de Olavide pone en marcha por primera vez el Máster en Análisis Bioinformático Avanzado, un título propio gestionado por la Fundación de la universidad, que responde a las necesidades del mercado laboral. De hecho, la creciente demanda de expertos en el ámbito de la bioinformática ha convertido a estos estudios en una especialización con una tasa de inserción laboral muy elevada. “La especialización en bioinformática es muy demandada en la actualidad en los laboratorios de todo el mundo y son pocos investigadores aun los que pueden proporcionar este plus en sus respectivos grupos de investigación”, tal y como afirma Antonio J. Pérez Pulido, director del máster.

 

En los últimos años, el análisis bioinformático está adquiriendo dimensiones propias dentro de un campo, el de la investigación en ciencia, en el que este trabajo estaba siendo realizado hasta ahora por parte de biólogos e informáticos sin una formación integrativa. Ahora, un nuevo perfil profesional surge de la miscelánea de ambas áreas, ya que como afirma Pérez Pulido “se hace necesaria una especialización más integrada en la que los estudiantes de bioinformática aprendan las bases de ambas ciencias desde abajo, siendo competentes tanto en algoritmia y programación, como en la comprensión de las bases moleculares de la biología”.

 

La incorporación de estos nuevos profesionales a los laboratorios ha permitido no solo un mejor tratamiento de los datos biológicos que se generan en masa, también según indica su director ha supuesto “un avance en la obtención de resultados y en la complejidad de los objetivos que pueden plantearse, en paralelo al análisis computacional de datos, que van desde el análisis de mutaciones, hasta la caracterización de nuevos genomas o la comparación de variantes de los mismos”.

 

El Diploma de Especialización que precede a este máster ha justificado la necesidad de formar a profesionales en este ámbito, exigiendo incluso una especialización mucho mayor. “Uno de los mayores objetivos de este nuevo máster es permitir a los estudiantes embarcarse en proyectos bioinformáticos reales”, ya que para el director, las prácticas de estos alumnos en organismos como el Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona, el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca o el Instutito de Biomedicina de Sevilla aportarán nuevas habilidades al alumnado.

 

El Diploma de Especialización, en el que se han titulado en los últimos dos cursos más de cien alumnos, comenzará este año con sesenta nuevos alumnos y supondrán la puerta de entrada al máster en el que este año estudiarán veinte egresados de las dos primeras ediciones del diploma. “Se ha limitado el acceso al máster a veinte estudiantes, los cuales van a ser seleccionados por el aprovechamiento y rendimiento anterior en el diploma” afirma Pérez Pulido.

 

Se trata de unos Títulos Propios que se imparten de forma online y que darán comienzo en las primeras semanas de octubre, el día 2 el máster y el día 9 el diploma, proporcionando a sus alumnos las herramientas necesarias para queadquieran una formación específica en técnicas como el big data o el machine learning, que tratan de sacar todo el partido a la gran cantidad de datos biológicos que existen en la actualidad.

 

Entre los módulos que se imparten en este título de máster se encuentran: Bases y fundamentos de la Bioinformática, Análisis de datos biológicos a gran escala y Bioinformática Avanzada. Tres módulos y más de trece asignaturas con las que los alumnos se especializarán en Bioinformática a lo largo del año, hasta finalizar en octubre de 2018.

 

Más información en: Máster en Análisis Bioinformático Avanzado

“El ser humano aprende por imitación, todo lo que somos lo transmitimos de una forma consciente o no”

Alma Serra, directora del Máster en Educación Emocional e Inteligencias Múltiples de la UPO, alude al ritmo frenético en el que vivimos como causa de los problemas en el desarrollo del alumnado

 

¿Es posible que los adultos no transmitamos nuestro emocionario a los más pequeños? “Imposible”, así responde Alma Serra, directora ejecutiva del Máster en Educación Emocional e Inteligencias Múltiples de la UPO, que comienza la próxima semana su segunda edición, y para quién “la neurociencia está dando pasos agigantados en relación con el estudio de las neuronas espejo y su determinante influencia en áreas como la educación o la psicología social”. El ritmo frenético de la sociedad actual influye en los adultos y por ende en los niños provocando dificultades en el desarrollo del alumnado: “niños hiperestimulados, incapacidad para mantener la atención durante un tiempo determinado, relaciones violentas, reacciones emocionales incoherentes, aislamiento…”.

La educación se convierte en este escenario en el motor perfecto para el desarrollo y la estimulación de los más pequeños, y ante tales retos el modelo de educación emocional se presenta como el más plausible, “es imposible educar  sin emociones porque el ser humano es consustancialmente emocional”, afirma Serra. Un nuevo modelo para gestionar emociones en el aula eliminando el autoritarismo, la imposición, el miedo, la desmotivación y la lucha de poder.

 

La clave es la autorregulación, desde el nivel fisiológico al cultural, pasando por el psicológico, social y espiritual. Un niño educado desde este nuevo paradigma emocional es capaz de aprender. “Es importante señalar que la creatividad, el desarrollo personal y la libertad de elección no genera a alumnos más inteligentes per se, si no va de la mano de la autorregulación psicológica y para que una persona se autorregule, necesita límites internos y externos” apunta la directora.

 

En este sentido, el de la autorregulación del niño, influye la educación en las aulas, tanto es así que Serra apuesta por formar a educadores que sean capaces de identificar las necesidades del alumno y saber satisfacerlas por sí mismos para poder fomentar la autorregulación en el aula. “Nuestro máster es el camino para saber qué competencias tengo como docente, identificar cuáles quiero desarrollar, cuáles necesitan mis alumnos desarrollar y ponernos manos a la obra con ello”, indica Serra.

 

Como complemento, esta segunda edición del máster, introduce en los contenidos del curso un programa de Mindfulness que busca completar el desarrollo del docente a la hora de permitir y canalizar la autorregulación de sus alumnos. “Desde nuestro enfoque, para autorregularse hay que parar, respirar, conectar, escuchar y escucharse y desde ahí, ponerse en el lugar del otro y resolver lo que ocurra en cada momento”, una técnica, la que explica Serra, que día a día está obteniendo excelentes resultados tanto en aplicaciones clínicas como educativas.

 

El Máster en Educación Emocional e Inteligencias Múltiples de la UPO, como título propio, gestionado por la Fundación, busca formar a educadores en un nuevo modelo cuyo referente sea una nueva forma de entender la relación docente-alumno, con técnicas como el mindfulness, referente actual en desarrollo personal. “Mindfulness es empatía con la persona que tenemos delante, es escucha interna y externa, es respecto a nosotros mismos, nuestro sistema, nuestro entorno y la naturaleza”, apunta Serra.

 

Unos estudios con una formación eminentemente práctica en la que los alumnos, como futuros educadores, interiorizarán técnicas prácticas de trabajo con niños, adolescentes y adultos para desarrollarlas en el día a día en el aula o en espacios de enseñanza no formales. El máster se imparte de forma presencial de octubre a junio, los miércoles y jueves en horario de 16,00 a 21,00 horas en la Universidad Pablo de Olavide.

 

Más información en: Máster en Educación Emocional e Inteligencias Múltiples

La Universidad Pablo de Olavide inaugura la primera edición del Máster en Psicología Legal y Forense

Es un título propio pionero en la provincia y que responde a la relevancia que esta disciplina está adquiriendo actualmente

Eugenio Pizarro, director académico del título, afirma que “la presencia de peritos profesionales en el ámbito judicial se ha convertido en imprescindible”

 

La Universidad Pablo de Olavide ha inaugurado la primera edición del Máster en Psicología Legal y Forense, un título propio gestionado por la Fundación UPO, que se presenta como pionero en la provincia y que responde a la relevancia que esta disciplina está adquiriendo en nuestro país, donde cada día jueces y abogados demandan más informes periciales tanto en el ámbito penal como en el civil.

 

Por ello, Eugenio Pizarro, director académico de este Máster, señala que “la presencia de peritos profesionales en el ámbito judicial se ha convertido en imprescindible, y esta presencia requiere de un trabajo especializado que sepa dar una respuesta adecuada y eficaz a las necesidades del ámbito judicial y pericial”.

 

La evaluación psicológica forense se ha extendido a múltiples campos. Si nos ceñimos sólo a los ámbitos civil y penal, es preciso decir que jueces, fiscales y abogados suelen solicitar dictámenes periciales sobre las posibles alteraciones mentales de los autores de delitos graves, como en casos de violencia contra la pareja, agresiones sexuales u homicidios; sobre la predicción del riesgo de violencia futura en personas que han cometido un delito violento; la credibilidad del testimonio en víctimas de abuso sexual infantil o sobre el daño psicológico en las víctimas de delitos violentos.

 

Y a nivel práctico, “lo que es sumamente importante, los dictámenes periciales, a diferencia de las evaluaciones clínicas, se van a caracterizar por la enorme influencia que pueden tener en el futuro de los sujetos evaluados. En el sistema penal, por ejemplo, la imputabilidad de un acusado, así como la apreciación de eximentes o atenuantes, dependerá en gran medida de la evaluación forense”, tal y como señala el profesor de la UPO.

 

En este sentido, si bien el informe pericial no es vinculante para el juez, “qué duda cabe que tiene un peso relevante en sus decisiones”, apunta Pizarro. Aunque no existe todavía regulación en España, se prevé que en un futuro cercano solo puedan presentar informes sobre el comportamiento dentro del ámbito judicial, aquellos que puedan demostrar una formación adecuada para asumir la realización de informes y que les capacite para el ejercicio profesional.

 

Para suplir estas carencias, ya que solo se imparten títulos similares en Madrid, Barcelona, Valencia y Granada, la UPO ha puesto en marcha este máster: “Entendemos que apostar por la formación de profesionales en el campo de la Psicología jurídica amplía las posibilidades de empleabilidad de los mismos, permitiendo desarrollar sus funciones en las áreas de Psicología aplicada a los tribunales, penitenciaria, atención a víctimas, Psicología pericial familiar, mediación, riesgos laborales o indemnizaciones por daños”, sostiene el director de máster.

 

Con la realización de este título, los alumnos podrían ofrecer sus servicios y trabajar en oficinas de atención a víctimas de delitos y/o faltas, juzgados, prisiones, centros de menores, programas de intervención de familias en conflicto, servicios de mediación civil y familiar o programas de atención a mujeres maltratadas.

 

El máster está indicado especialmente para licenciados o graduados en Psicología, Derecho y Criminología, con el fin de adquirir los conocimientos necesarios para la elaboración de informes periciales en el ámbito judicial, según sus respectivas especialidades. Así como orientar o asesorar como expertos a los órganos judiciales o adquirir habilidades para la elaboración y defensa de informes forenses, entre otras capacidades.

 

Además, este título propio combina clases presenciales y virtuales para facilitar al alumno la gestión de su tiempo de estudio y para responder a aquellos profesionales que están trabajando y desean ampliar su formación con este máster. Las clases presenciales se impartirán los jueves, de septiembre a abril, en horario de 16,00 a 20,00 horas en el Edificio 25, Seminario 101.

 

Más información en: Máster en Psicología Legal y Forense

 

Abierto plazo de solicitud de BECAS para Máster Oficial

Becas Máster

Ya puedes solicitar una beca del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para cursar un #Máster Oficial en el curso 2017-2018. Encontrarás toda la información sobre la convocatoria y requisitos económicos y académicos en el siguiente enlace.

Dichas becas están dirigidas a estudiantes españoles o a aquellos que posean la nacionalidad de un Estado miembro de la Unión Europea.

¿Cómo solicitarla?

La beca se solicita a través de la aplicación habilitada por el Ministerio
https://sede.educacion.gob.es/tramite/login/inicio.jjsp?idConvocatoria=938

Una vez realizada la solicitud, recibirás un resguardo de la misma junto con una hoja informativa donde se detallan diferentes supuestos y qué documentación debes aportar en cada uno de los casos. Mira bien en qué categoría te encuentras y aporta la documentación solicitada en la Oficina de becas (Área de Estudiantes) Edificio 18 1ª planta.

Cuando vengas al Centro de Estudios de Postgrado de la UPO a aportar la documentación de la matrícula (tanto si ya has pasado por el Área de estudiantes como si vas a hacerlo más tarde) debes traer una copia del resguardo de haber solicitado la beca para que lo tengamos en cuenta.

¿Cuándo solicitarla?

El plazo de presentación de solicitudes está abierto hasta el 17 de octubre de 2017.

En cualquier caso te recomendamos que realices las gestiones lo antes posible para que puedas presentar el justificante de solicitud de la beca cuando realices la matrícula del Máster.

¿Qué relación tiene la solicitud de beca con la preinscripción al Máster?

Se trata de procedimientos completamente independientes:

  • Por un lado debes solicitar la preinscripción al Máster o lo que es lo mismo solicitar la admisión al programa. Encuentra aquí toda la información sobre cómo hacerlo y en qué plazo.
  • Por otro lado puedes solicitar la Beca del Ministerio según el procedimiento indicado anteriormente y siempre hasta el 17 de octubre (OJO: esta fecha tope también es válida para quienes se matriculen en la III Fase de preinscripción).

¿Y si tengo alguna duda sobre la convocatoria de becas?

Para cualquier duda al respecto los compañeros de la Oficina de becas (Área de Estudiantes) podrán atenderte en:

  • Edificio 18, 1ª planta,
  • Horario: 9:00 – 14:00 horas,
  • o a través del correo becasyayudas@upo.es

¡Suerte!

Nuevos Precios para los Máster UPO

Nuevos Precios

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado los precios públicos para el próximo curso 2017-2018 en las universidades públicas andaluzas. En cuanto a los Másteres Oficiales se ha aprobado el precio del crédito en 13,68 €, lo que supone un ahorro del 54% con respecto al curso anterior.

Esto supone una disminución considerable en el precio de los Másteres Oficiales de la Universidad Pablo de Olavide. Puedes consultar los precios de cada Máster en la siguiente web. Para una información más detallada, consulta el Decreto de Precios Públicos.

Además, para aquellas personas que han estudiado su grado en una universidad pública andaluza, existe la posibilidad de tener una bonificación del 99% del precio de los créditos aprobados en primera matrícula durante los cursos 2015-2016 y 2016-2017, en el grado que le dio acceso al Máster matriculado. Esta bonificación tiene carácter residual y se aplicará detrás de cualquier otra bonificación recogida en el Decreto, como por ejemplo, la Beca del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Para más información, ponte en contacto con el Centro de Estudios de Postgrado de la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla.

“La persona que se suicida no quiere acabar con su vida, sino poner fin a su sufrimiento”

El director del Máster en Conducta Suicida de la UPO, Andoni Anseán, asegura que el suicidio es uno de los grandes tabúes de la sociedad española y está asociado a un fuerte oscurantismo mediático

Las muertes por suicidio son la principal causa de muerte no natural en España, produciendo más del doble de fallecimientos que los accidentes de tráfico, 13 veces más que los homicidios y 67 veces más que las acaecidas por violencia de género, pero socialmente no se ven. Entre los varones de 15 a 29 años es la primera causa absoluta de muerte y la segunda, después de los tumores, en mujeres de esa franja de edad. Así lo asegura el psicólogo Andoni Anseán Ramos, director del Máster en Conducta Suicida de la Universidad Pablo de Olavide y presidente de la Fundación Salud Mental España para la prevención de los trastornos mentales y el suicidio (FSME).

Sin embargo, el suicidio sigue siendo uno de los grandes tabúes de la sociedad española y está asociado a un fuerte oscurantismo mediático. Como afirma Anseán, “no está tampoco en las agendas políticas, sociales o sanitarias. Nosotros les llamamos las muertes invisibles porque parece que, socialmente, no se ven”.

Las cifras hablan por sí solas. En el año 2015 fallecieron por suicidio en nuestro país un total de 3.602 personas, de acuerdo a los datos del Observatorio del Suicidio del FSME, recopilados a partir de las estadísticas del INE de ese año, las últimas disponibles en la actualidad. En coherencia con el mayor volumen de población, Andalucía registra el mayor número de suicidios en España, concretamente 682 en 2015, aunque su tasa está en la media estatal, en torno a 8 muertes por 100.000 habitantes. En el caso de Sevilla, fallecieron por suicidio 127 personas, de las que un 83 por ciento (105) fueron hombres.

Aunque el instinto de supervivencia es innato en las personas, este instinto puede quedar en segundo plano y la persona puede atentar contra su propia vida. Esto ocurre cuando “el sufrimiento es insoportable y no se ve otra solución a ese sufrimiento más que la muerte. No hay que olvidar que nadie que es feliz se suicida, que el suicida no quiere morir y mucho menos matarse y que no quiere acabar con su vida, sino con su sufrimiento. En otros casos, como pueden ser trastornos psicóticos, el suicidio puede ser resultado de obediencia a órdenes alucinatorias o, en casos como las fases maníacas, pueden llevar a comportamientos arriesgados e impulsivos que pueden desembocar en un suicidio”, sostiene Andoni Anseán.

Como siempre, depende de cada caso y situación. Y es que en relación a las causas de un suicidio, el director del máster explica que “hay tantas causas como personas que se suicidan. Detrás de ellas hay una mezcla personal de factores de riesgo y factores precipitantes que, junto con la ausencia o disminución de factores protectores hacen que una persona presente conducta suicida, entendida ésta como ideación, intento o suicidio”.

La familia y otras personas allegadas sufren especialmente el hecho de que una persona decida quitarse la vida. Tanto, que la demolición emocional que se sufre tras un suicidio es devastadora, además de inesperada, y su duelo es uno de los más complicados de elaborar. “La OMS refiere que por cada suicidio hay seis personas afectadas directamente. La muerte por suicidio genera mucha culpa entre los allegados. En muchos casos, tendrán que aprender a convivir con ella, junto con la pena por la pérdida, de por vida”, apunta el presidente de la FSME.

Aún así, el suicidio se puede prevenir: “Esta prevención debe girar en torno a la sensibilización social, la formación de profesionales, la limitación de acceso a medios letales, la protocolización de actuaciones, la coordinación entre diferentes instituciones, la atención a supervivientes, etc. Es decir, sabemos cómo prevenir el suicidio, pero no lo hacemos”, apunta Andoni.

 

Sin embargo, “en general, en España no se realizan acciones preventivas de esas muertes evitables. A nivel autonómico, las experiencias son todavía escasas y muy recientes. Es el caso de Andalucía, que participó en su día en el proyecto europeo Euregenas, pero que actualmente no posee plan, programa o estrategia autonómica de prevención del suicidio, aunque incluye actuaciones dentro del III Plan Integral de Salud Mental”, declara Anseán.

 

En el Máster de Conducta Suicida de la Universidad Pablo de Olavide, cuya tercera edición comenzará el próximo mes de noviembre, se abordan todos los temas que influyen en la conducta suicida. Hay una primera parte de aproximación epidemiológica, histórica y cultural, que sirve para sensibilizar al alumnado sobre este problema; otra parte de evaluación del riesgo suicida, otra sobre intervención en la conducta suicida y otra sobre las personas que sobreviven al suicidio de un ser querido.

 

“Después del máster, el alumno será un gran experto en el tema, especialmente en cuanto a su detección y abordaje. Es un programa docente de alta especialización que capacita para la prevención, intervención y postvención en conducta suicida”, concluye Andoni Anseán.

 

Para más información sobre el máster: MÁSTER EN CONDUCTA SUICIDA

 

Becas de Matrícula para el Máster en Historia y Humanidades Digitales

15894480_1023251614448059_7561648000102012291_n

El Vicerrectorado de Postgrado y Formación Permanente de la Universidad Pablo de Olavide convoca dos becas de Matrícula para cursar el Máster Oficial en Historia y Humanidades Digitales.

Las personas interesadas deberán cumplimentar su solicitud antes del 20 de agosto de 2017.

Consulta toda la información de la convocatoria en el siguiente enlace.

El Máster en Historia y Humanidades Digitales va dirigido a aquellos estudiantes que estén interesados en realizar una formación crítica y sólida sobre la Historia y las Humanidades del siglo XXI capaz de abrirle a un mundo en expansión, prometedor y crucial para el resto de su vida laboral.

Accede a la web del Máster para consulta toda la información.