“Los países occidentales tienen una gran responsabilidad en las violaciones de los derechos humanos en el mundo”

“Las violaciones de los Derechos Humanos son una triste realidad en todas partes del mundo. En unos lugares son más evidentes, visibles y crueles, en otros menos intensas, pero existen, y en otros, lo que probablemente incluya el mundo occidental, son violaciones más sutiles y en consecuencia menos perceptibles por la opinión pública”. Así lo ha declarado Francisco Infante Ruiz, profesor del Área de Derecho Civil de la UPO y director académico de la VII edición del Máster en Cuestiones Contemporáneas en Derechos Humanos de la UPO, título propio de la Universidad Pablo de Olavide.

Dicho máster, gestionado por la Fundación UPO y que posee una carga lectiva de 60 créditos ECTS, comenzará el 22 de enero de 2018. El programa persigue los siguientes objetivos: impulsar el compromiso ético, la deconstrucción de las verdades dadas, fomentar el pensamiento crítico y facilitar instrumentos emancipadores. En resumen, generar en el alumno un pensamiento reflexivo, crítico, solidario y comprometido.

A la hora de mencionar casos de violaciones de derechos humanos, Francisco Infante ha citado la crisis de los exiliados que huyen de la guerra de Siria, “no sólo en el país de origen, del que centenares de miles de personas han tenido que huir por los horrores de la guerra y los crímenes cometidos por todos los implicados, sino también durante el largo periplo para alcanzar algún país europeo quedando en las manos de criminales inmundos y crueles que trafican con seres humanos.

Pero las violaciones de derechos básicos y los tratos degradantes no acaban ahí: “¿Hace falta recordar los refugiados olvidados en Grecia, el trato que han recibido en Eslovenia, las deportaciones realizadas por Austria desde el momento que decidió sellar sus fronteras con el beneplácito de las autoridades comunitarias…? ¿Y qué decir de la falta de derechos humanos básicos en China? El mundo occidental mira para otro lado, pero en China nos encontramos ahora ante una de las represiones más graves de los últimos años contra personas por el sólo hecho de expresar sus ideas y opiniones”.

Sobre la responsabilidad que los países occidentales tienen en este tipo de hechos, el profesor ha asegurado que no es escasa, sino que es mayor de lo que nos imaginamos inicialmente. Las razones principales –que no únicas- son históricas, políticas, sobre todo al nivel de las geoestrategias mundiales, y económicas: “Históricas, por la posición de los países occidentales en el panorama internacional tras la Conferencia de Berlín del siglo XIX, mientras que las políticas nos llevan a la geoestrategia mundial que se abre en el mundo tras la caída del muro de Berlín, con el dominio apabullante de EE.UU y el auge de China como potencia dominante y la resistencia de la actual Rusia de Putin a perder su hegemonía en el mundo o el terrorismo yihadista, entre otros centros de poder”, según el director del máster. Con respecto a las causas económicas, señala en los hechos de que cada una de las potencias mundiales intenta preservar sus intereses y aumentar sus beneficios económicos.

En esta línea, ha explicado que los Derechos Humanos son, antes que nada, procesos históricos de lucha por la dignidad humana. “Pensemos, por ejemplo, en el cambio climático o en la lucha contra la pobreza, puesto que más de 1.300 millones de personas se encuentran en estado de pobreza extrema en el mundo, sin olvidarnos de que hay muchas otras más que se encuentran en los umbrales de pobreza por el hecho de estar por debajo de los niveles mínimos de satisfacción de las necesidades materiales básicas. Desde esta perspectiva, indudablemente, ambos problemas son también Derechos Humanos”, ha apuntado Francisco Infante.

Nuestro país no es ajeno a esta problemática, aunque el director del máster ha reconocido que no existen vulneraciones sistemáticas, pues es un Estado democrático de Derecho que establece un sistema adecuado de defensa de los derechos fundamentales y las libertades públicas. Pero si se aplica la visión de los Derechos Humanos como procesos históricos de la lucha por la dignidad, “la cosa cambia”.

Para ejemplificar esta problemática, Infante ha señalado el problema de la pobreza, puesto que 13 millones de españoles están en riesgo de pobreza o exclusión social. Con respecto al trabajo, “la tasa de desempleo actualmente está en torno al 17 por ciento, en los momentos más graves de la crisis ha llegado a más de un 26 por ciento. Además, centenares de miles de españoles han debido emigrar y la mayoría de los jóvenes está sin empleo o bajo empleo precario. Por otro lado, se encuentran las ejecuciones hipotecarias masivas como consecuencia de la crisis económica. ¿No pueden considerarse violaciones de Derechos Humanos los casos de desahucios de deudores vulnerables y familias en riesgo de exclusión social? Además de la violencia machista, que no es sólo una lacra social, sino también un problema de Derechos Humanos violados. En todos estos casos, por mucho que nos cueste reconocerlo, hay violaciones de Derechos Humanos, menos visibles, como decía antes, y con dimensiones diversas a las habituales, pero las hay”.

Para tratar de hacer frente a estas vulneraciones de derechos, el profesor ha manifestado que cada persona individualmente tiene una responsabilidad en este sentido. Y lo ejemplifica de la siguiente forma: “Quien es comunicador o periodista, debe narrar los ataques contra los Derechos Humanos y la dignidad, quien es jurista debe luchar por las reglas que permitan la efectividad de los derechos humanos…” Y para concluir, Francisco Infante ha asegurado que colectivamente, nuestro compromiso como ciudadanos debe ser fuerte y exigir a la política que desarrolle en serio programas de defensa y lucha por los Derechos humanos.

Para ampliar la información del máster: MÁSTER CUESTIONES CONTEMPORÁNEAS EN DERECHOS HUMANOS, VII EDICIÓN

 

“El yihadismo sitúa a Ceuta y Melilla en el mismo grado de victimización que enclaves como Jerusalén o Grozni”

El profesor de la Universidad Pablo de Olavide, Manuel Ricardo Torres Soriano, ha asegurado que aunque España comparta con otros países occidentales los mismos argumentos de culpabilización por parte de los grupos terroristas yihadistas, como ser aliado activo de los Estados Unidos, formar parte de la coalición militar internacional que ‘ocupa’ tierras musulmanas y desempeñar una actividad contraterrorista intensa, “posee unas características singulares que agravan la amenaza, puesto que el yihadismo percibe a España como ocupante ilegítima de Al Andalus”.

El experto en terrorismo yihadista ha añadido además que a esta peculiaridad histórica, se añaden las reivindicaciones sobre Ceuta y Melilla: “Su ubicación geográfica en el norte de Marruecos, junto con la abundante población musulmana de ambas ciudades, ha servido como base para que el yihadismo sitúe Ceuta y Melilla en el mismo plazo de victimización que otros enclaves emblemáticos, como Jerusalén o Grozni”.

Torres Soriano ha realizado estas declaraciones con motivo de la organización del curso on line de la Universidad Pablo de Olavide “Análisis del Terrorismo Yihadista, Insurgencia y Movimientos Radicales, VIII Ed”, que dirige. El principal objetivo de este programa formativo es formar a especialistas para que puedan desempeñar con eficacia labores profesionales relacionadas con el análisis y la gestión pública de los problemas relacionados con el terrorismo y la violencia política.

El mito de Al-Andalus como tierra arrebatada al Islam sigue muy presente en el imaginario del terrorismo yihadista, entendido como una referencia simbólica que se utiliza para señalar no sólo un periodo de esplendor que debe ser recuperado, sino también para afirmar que la yihad no finalizará hasta que el Califato se extienda por todas las tierras musulmanas, incluyendo la “perdida Al-Andalus”, la cual supone el punto de cierre en Occidente de este proyecto político-religioso. “A pesar de que esta invocación tiene un importante componente retórico, no debe despreciarse su impacto sobre la amenaza que sufre España”, según este experto.

En su opinión, España está en el punto de mira de la propaganda yihadista, lo que es un indicativo claro del grado real de la amenaza que afronta nuestro país. De esta manera, el profesor ha explicado que “uno de los indicadores más relevantes del nivel de amenaza terrorista sobre un país es la actividad propagandística de las organizaciones terroristas. Así, los grupos no sólo reiteran sus demandas y tratan de legitimar su existencia y acciones, sino que también facilitan una gran cantidad de información sobre prioridades y objetivos. En 2016 se alcanzó el mayor número de menciones a España en la propaganda de estas organizaciones”.

En este sentido, y según el último informe de Europol para el año 2016, España fue el tercer país de la Unión Europea donde más detenciones de terroristas se produjeron, sólo superado por Francia y Reino Unido, cifras que evidencian “el grado de actividad terrorista en nuestro país, pero también la eficacia de nuestras agencias de seguridad”, concluye el director del curso.

Para ampliar la información sobre este curso: ANÁLISIS DEL TERRORISMO YIHADISTA, INSURGENCIA Y MOVIMIENTOS RADICALES, VIII ED

La Universidad Pablo de Olavide oferta más de 100 títulos propios para el próximo curso 2016/2017

Son programas del Centro de Estudios de Postgrado de la Universidad Pablo de Olavide, diseñados en colaboración con profesionales, y adecuados a las necesidades y demandas del mercado laboral.

La Universidad Pablo de Olavide ha abierto el plazo de inscripción para la oferta de títulos propios del curso 2016/2017, un total de más de cien programas que han sido diseñados por profesores universitarios, en colaboración con profesionales y expertos de diferentes organizaciones, para responder de manera ágil y eficaz a las necesidades que plantea el mercado de trabajo y la sociedad.

Entre las principales novedades de la oferta de títulos propios destacan en la rama de Ciencias de la Salud nuevos cursos como la neurorrehabilitación en edad pediátrica, los trastornos de la conducta alimentaria y la obesidad o los trastornos del espectro autista mientras que en el campo de las Ciencias Sociales y Jurídicas se ofrecerán programas con temáticas actuales como el derecho sanitario, la economía colaborativa, el dopaje en el deporte, la franquicia o las competencias en coaching para educadores. Además, en la rama de Ciencias se incluyen títulos sobre la plantificación, economía y operación del transporte urbano y metropolitano, el análisis bioinformático, los sistemas integrados de gestión de la calidad y el Big Data. Por último, en la rama de Artes y Humanidades la nueva oferta formativa incluye programas novedosos como la interpretación de la guitarra clásica y la formación en BIM (Building Information Modeling) y arquitectura sostenible.

Los títulos propios son programas de postgrado que tienen como finalidad la adquisición por parte del estudiante de una formación altamente cualificada, de carácter específica y multidisciplinar, orientada a la especialización profesional. Son programas del Centro de Estudios de Postgrado, gestionados por el Área de Formación Permanente de la Fundación Universidad Pablo de Olavide, que tienen entre sus objetivos proporcionar una modernización constante de las habilidades para el empleo. Son programas de desarrollo profesional continuo y de ahí la relación con la formación a lo largo de la vida. El plazo de preinscripción estará abierto durante todo el curso académico en función del inicio de cada programa.

Dentro de esta oferta formativa de programas propios de la Universidad Pablo de Olavide se encuentran los títulos de: ‘Máster Propio’, ‘Diploma de Especialización’, ‘Título de Experto’, ‘Certificado’, ‘Diploma de Extensión Universitaria’ y ‘Certificado de Extensión Universitaria’.

Además de estos títulos especializados abiertos a la sociedad, la Universidad oferta una serie de programas hechos a medida para empresas u otras organizaciones no académicas; son las llamadas “Formación In Company”, en las que estos agentes solicitan a la Universidad la configuración de paquetes formativos altamente cualificados para sus trabajadores.

El Centro de Estudios de Postgrado de la Universidad Pablo de Olavide organiza toda la oferta de títulos de postgrado oficiales y propios impartidos por esta universidad pública sevillana, con el fin de dar una respuesta ágil y participativa a las demandas emergentes de la sociedad y al Espacio Europeo de Educación Superior.

Más información en: www.upo.es/postgrado/titulos-propios