Del laboratorio al mercado (2): Contratos de Licencia y de Know-How

Por: Amalio A. Rey

Continúo el seriado que inicié en mi post anterior sobre las distintas modalidades de “transferencia de tecnologías” que existen, o los caminos que hay disponibles para hacer el viaje del laboratorio al mercado.

En esta segunda entrada voy a hablar de los “Contratos de Licencia” y los llamados “Contratos de Know-how”, así que sin más, sigamos la reflexión:

2)  Contratos de Licencia

Es la forma más directa y formalizada, después de la compra de equipos, que suelen adoptar las empresas para adquirir una tecnología ajena.

Mediante la suscripción de un acuerdo de licencia, la empresa (“licenciataria”) adquiere del centro de investigación en su calidad de propietario de la tecnología o “licenciador”, los derechos (en exclusiva o no) de utilizar la misma para: 1) un territorio, 2) unas determinadas aplicaciones y, 3) un tiempo determinado.

Me gustaría recalcar que como regla general, para que haya un “contrato de licencia” suele haber una tecnología patentada o protegida mediante alguna otra modalidad de protección de los derechos de propiedad intelectual o industrial.

Hay que advertir además que en estos contratos no se transfiere la propiedad (no es una venta propiamente dicha) sino sólo los derechos de explotación por un tiempo determinado.

Estos contratos tienen algunas dificultades para los centros de investigación, en particular las siguientes: A) Resulta bastante complicado y costoso encontrar potenciales empresas “licenciatarias” para tecnologías que no han sido desarrolladas por una demanda expresa del mercado, B) En la práctica no es tan fácil verificar si la empresa licenciataria paga correctamente los royalties estipulados en el acuerdo.

3)  Contratos de know-how

En estos contratos se transfieren conocimientos útiles desde el punto de vista tecnológico pero que no han sido patentados o protegidos legalmente por no cumplir los requisitos establecidos para ello.

Se puede decir que es la modalidad más complementaria a la licencia, pues permite igualmente transferir tecnologías puntuales pero que no gozan de una protección legal.

Entendemos en este caso por know-how el conjunto de conocimientos aplicables a la solución de un problema tecnológico, mantenidos habitualmente en condiciones de “secreto industrial”, es decir, controlados mediante medidas de confidencialidad.

Se trata a menudo de tecnología tácita, no codificada, y habilidades y rutinas basadas en la experiencia.

La transferencia de este conocimiento puntual exige casi siempre el contacto personal, la presencia de los técnicos e investigadores en la empresa, y no basta con una mera entrega de documentación escrita en forma de manuales o planos. Esa es la razón por la que esta modalidad suele confundirse con la que explicaremos en el tercer post (“Servicios de asesoría o consultoría científico-tecnológica”), al tener un fuerte componente de consultoría.

Fuente: http://www.innocash.es



Facebook   Twitter

 NUBE DE TAGS

Accede a la oferta tecnológica de interés para tu empresa desde esta nube de tags.

Acuicultura aditivos Aeroespacial Agricultura Agua aguas residuales Alimentación alimentos funcionales almazaras antienvejecimiento antiinflamatorio antioxidantes Apoptosis Aprendizaje-Servicio ApS Aromas Arqueología Bebidas Big Data bioadsorción Biocarbon biocidas biodiesel Biodiversidad Bioenergética Bioinformática biomasa algal biomecanica Biomedicina Biopilas Bioquímica Biotecnología bombas de destoxificación bombas destoxificación C.elegans Cáncer cardiovascular Celdas biocombustibles Celiaquía Células madre celulosa CO2 Coeducación Coenzima Q comercio electrónico competencias plurilingües y pluriculturales Compostaje compuestos bioactivos Conservación Construcción Cooperación territorial Cosmética Cultura Deporte Derecho desastres naturales Diabetes Dietética Dispositivo de salto Drosophila Edafología Educación Electricidad emergencias Emociones Empresas de Base Tecnológica Energías renovables enfermedad cardiovascular enfermedad gaucher enfermedad hígado graso no alcohólica (EHGNA) Enfermedades lisosomales Enfermedades mitocondriales Enfermedades raras Entrenamiento deportivo envejecimiento enzimas Estrés hídrico Estudios Sociales explotación FE-SEM Fenotipaje Fibromialgia Fibrosis hepática Fisiología fotobiorreactores Ganaderia Gestión franquicias Gestión información Hidrógeno Hidroponía hueso aceituna Idiomas igualdad de género Impacto Cruzado Impacto social Indicadores Infraestructuras inmovilización de enzimas inmunotolerancia Inteligencia Artificial Internet of things (IoT) Jurídicos lactosa macroalgas Maldi-Tof Maquinaria uso industrial material didáctico Materiales medicina regenerativa medioambientales Metagenoteca Métodos Alternativos microalgas microbiota intestinal microscopía Microscopio Minería de Datos Miniería de Datos modelo formativo MOFs NACH nanopartículas Nanotecnología naturales Neurociencia Neurociencias Neurogestión neuroimagen Neuromanagement Nutrición obesidad infantil ocio Optimización Parkinson Patentes patrimonio Pedagogía perfumes pesticidas plaguicidas Proteómica protocolo LoRa Química Químicas Raman reactores enzimáticos Recursos Marinos Recursos naturales Rendimiento deportivo residuos resonancia magnética riesgo tóxico Robótica Root Simulators RSC RSE Running Salud Salud Pública SCT Seguridad Sensor FBRM Series temporales Sexado Aves Simulación Simulación Molecular Síndrome MELAS smart cities Social Media socialización socioeconómicos Sociología Soft Computing spin-off Suero lácteo Tecnologías Tercer sector terremotos Tic toxicología Traducción Transporte trata laboral turismo vertidos Videojuegos Zeolitas

Contacto


Si tienes cualquier duda o consulta ponte en contacto con nosotros


Contacto

Otri 2.o


Te invitamos a conocer y participar en las diferentes herramientas basadas en la web social donde se encuentra la OTRI

Leer más ...


Contacto