Universidad Pablo de Olavide

Facultad de Ciencias Experimentales

Departamento de Fisiología, Anatomía y Biología Celular

Área de Fisiología

Profesor: Antonio Prado

Antonio Prado Moreno

Tel: 9543 48936

Fax: 9543 49375

e-mail: apramor

(@upo.es)

 

 

Actividad Docente

 

Actualmente imparto la asignatura "Fisiología Animal" en el segundo curso de la licenciatura en Biotecnología, aquí en la UPO y la actividad de libre configuración (dirigida a los alumnos de tercer curso) cuyo tema central es el "Desarrollo del Sistema Nervioso". En la Licenciatura de Ciencias Ambientales, los Proyectos de Fin de Carrera bajo mi dirección están relacionados con la fisiología de la magnetorrecepción y los efectos sobre los animales de la polución electromagnética.

 

Actividad Investigadora

 

Profundizar en la comprensión del funcionamiento del cerebro y la naturaleza de los procesos de aprendizaje y memoria son las aspiraciones centrales de mi trabajo. Para ello utilizamos un diminuto (pero formidable) modelo experimental: la mosca de la fruta: Drosophila melanogaster.

 

Drosophila es un pequeño insecto (entre 3 y 5 veces menor que la mosca común) que se viene usando en los laboratorios de investigación biológica desde hace algo más de un siglo. En las últimas décadas se ha producido un considerable avance en el conocimiento de su sistema nervioso, lo que le ha convertido en un organismo de extraordinario interés para los neurocientíficos.

 

La mosca de la fruta presenta un sistema nervioso sumamente evolucionado (en su cerebro encontramos del orden de 105 neuronas), puede aprender y recordar un significativo número de situaciones, además de presentar un interesante repertorio de comportamientos innatos. Entre éstos, están especialmente bien estudiados los patrones de comportamiento sexual, durante el cortejo. Además, este animalillo se ha convertido en una pieza clave para la comprensión de fenómenos tales como el envejecimiento, la biorritmicidad, o las enfermedades neurodegenerativas, entre otros.

 

En el laboratorio estamos particularmente interesados en la naturaleza de la magnetorrecepción, que permite a muchos animales, entre ellos Drosophila, detectar campos magnéticos. Para ello utilizamos diferentes técnicas de estudio de comportamiento de insectos, que nos permiten profundizar en el conocimiento de la fisiología de la detección de campos magnéticos y los efectos que dichos campos pueden tener sobre organismos vivos.