Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla


Nace ‘The Science Bridge’, 200 científicos de todo el mundo se unen para crear centros interculturales de investigación

Por parte de la Universidad Pablo de Olavide, participan los profesores José María Delgado García y Agnès Gruart Masso

thesciencebridge

Un reciente artículo publicado en la prestigiosa revista Neuron recoge las firmas de más de 200 científicos y científicas de todo el mundo con la propuesta de la creación de centros de investigación  y el desarrollo de actividades orientadas al establecimiento de lazos científicos y humanos entre los países occidentales, surasiáticos y los del Medio Oriente. The Science Bridge es el nombre que ha recibido esta iniciativa que nace con el apoyo de 29 premios Nobel. Por parte de la Universidad Pablo de Olavide, participan los profesores José María Delgado García –director de la División de Neurociencias- y Agnès Gruart Masso -catedrática de Fisiología-.

El primer objetivo de esta iniciativa es desarrollar colaboraciones de investigación intercultural para acelerar el descubrimiento científico básico y avanzar en el tratamiento de enfermedades. El segundo, y más ambicioso, es mejorar las relaciones humanas entre las diversas culturas del mundo para la construcción de la paz, concretamente en las relaciones del mundo occidental con el de Oriente Medio y los países del sur de Asia.

Tras esta primera declaración de intenciones, en un artículo posterior en la revista Neuron, 122 autores de 82 centros de investigación de 22 países enfatizan en un modelo exitoso del pasado, refiriéndose a la Edad de Oro entre la cultura árabe y la persa. Según los firmantes, este fue un modelo ejemplar de tolerancia y libre intercambio de ideas y conocimiento que, a través de The Science Bridge, se pretende que pueda servir de inspiración para hacer de puente entre las diferentes culturas, siendo capaz de formar mejores relaciones a través de colaboraciones científicas.

En palabras del profesor José María Delgado, “en estos tiempos de enfrentamientos entre civilizaciones tan próximas geográficamente como distantes en aspectos políticos, religiosos y culturales, iniciativas de esta naturaleza pueden servir de puente y de avenidas para un mayor y mejor entendimiento. En este sentido, la colaboración científica, que salta con naturalidad fronteras físicas y culturales, puede servir de nexo de comunicación y unión. Para que esta comunicación científica tenga lugar, solo hace falta cierta voluntad política, ya que los medios económicos están disponibles a ambos lados.”

El fundador de esta iniciativa y autor de la publicación, el profesor Mazahir T. Hasan del Achucarro Basque Center for Neuroscience, explica que The Science Bridge se va a desarrollar en dos etapas. En una primera, se organizarán conferencias científicas y se crearán programas de intercambio de investigación mediante proyectos compartidos con el objetivo de mejorar las colaboraciones en ciencias de la vida, con énfasis especial en la investigación sobre el cerebro, con un enfoque en tratamientos médicos, intervención y cura de enfermedades. En una segunda etapa, se pretende crear dos “institutos gemelos”, uno ubicado en un país occidental y el otro en un país de Oriente Medio o surasiático, de manera que ambos puedan beneficiarse mutuamente realizando investigación complementaria.

El profesor Torsten Wiesel, premio Nobel por sus estudios sobre procesamiento de información en el sistema visual y actualmente trabajando en la Universidad Rockefeller de Nueva York ha señalado que “la posibilidad de que personal investigador de diferentes culturas y naciones se una en institutos gemelos es un concepto innovador que puede posibilitar contribuciones importantes tanto en ciencia como en las relaciones humanas”. Thomas Lissek, primer autor en esta publicación y estudiante de medicina en la Universidad de Heidelberg cree que “la mayor motivación es poder acelerar el progreso científico mediante el establecimiento de nuevas amistades y relaciones, con colaboraciones en todo el mundo. Al alcanzar nuevos hitos juntos y de esta manera, también buscamos tender puentes entre las diferentes culturas”.

La ciencia une culturas

Según los fundadores y fundadoras de esta iniciativa, la investigación moderna se basa en la razón y la lógica, mientras que el pensamiento científico desarma los factores que impiden el libre flujo de ideas como el fundamentalismo, el nacionalismo excesivo o la censura. Los resultados del progreso en ciencia y tecnología son casi siempre beneficiosos para la sociedad en la que se logran, ya que la innovación en estas áreas muchas veces se traduce directamente en una mejor salud y una mayor prosperidad. En los mercados globales modernos, los países necesitan estrategias fuertemente creativas en el sector de la ciencia para seguir siendo competitivos y para impulsar su propio crecimiento económico.

The Science Bridge planea involucrar continuamente a la sociedad en general mediante comunicaciones y debates continuos sobre los resultados de la investigación, para que así todas las personas tengan acceso directo a los nuevos conocimientos y al testimonio de cómo diferentes culturas pueden trabajar conjuntamente de forma estrecha y colaborativa.

Página web de The Science Bridge: www.thesciencebridge.org

Artículo en Neuron: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0896627317308723


Archivado en: , , , , , , ,