Compromiso Social

La XXVI Campaña Universitaria de Donación de Sangre vuelve a la Pablo de Olavide

La segunda fase de esta campaña se llevará a cabo en la UPO hasta el jueves 11 de abril

La comunidad universitaria podrá donar sangre en la UPO hasta el jueves 11 de abril.

La segunda fase de la XXVI Campaña Universitaria de Donación de Sangre llega hoy lunes 8 de abril a la Universidad Pablo de Olavide, con el fin de que los estudiantes, profesores y el personal de administración y servicios de esta universidad pública sevillana participen y se hagan donantes bajo el lema ‘Todos llevamos un héroe en la sangre. Demuéstralo. Dónala’.

Los profesionales del Centro de Transfusión Sanguínea estarán presentes en la Universidad Pablo de Olavide para que toda la comunidad universitaria pueda donar sangre desde hoy lunes 8 hasta el miércoles 10 de abril, en horario de 9:00 a 13:30 horas y de 16:00 a 20:30 horas, y el jueves 11 de abril en horario de 9:00 a 13:30 horas, en la sala multiusos del edificio del Rectorado.

Los requisitos para donar sangre son ser mayor de edad, pesar más de 50 kilos, gozar de buena salud, no acudir en ayunas y llevar el DNI. Se necesita sangre de todos los grupos sanguíneos.

La XXVI Campaña Universitaria de Donación de Sangre en la Universidad Pablo de Olavide, que comprende dos fases -una en otoño y otra en primavera-, es una iniciativa puesta en marcha por el Centro de Transfusión Sanguínea de Sevilla, con la colaboración de la Oficina de Voluntariado y Solidaridad, perteneciente al Vicerrectorado de Cultura y Compromiso Social.

Miles de jóvenes estudiantes de toda la provincia están convocados mediante esta iniciativa para fomentar la donación de sangre en la comunidad universitaria y captar nuevos donantes. El Centro Regional de Transfusión Sanguínea comenzó con esta campaña universitaria en 1993, incorporándose la Universidad Pablo de Olavide en 1998 tras su fundación. Desde entonces, las unidades móviles de donación se desplazan a todos los centros universitarios de la provincia para captar nuevos y jóvenes donantes que, en muchos casos, se convertirán en donantes habituales en los próximos años.