El hispalense, que en 2020 no pudo pasar de la primera fase en el Cupra FIP Tour, ha disputado por primera vez un gran torneo con su compañero Mario del Castillo

Álvaro Meléndez Amaya, estudiante de Grado de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Pablo de Olavide, se proclamó junto a su amigo y nº 59 del ranking World Padel Tour, Mario del Castillo, campeón del campeonato absoluto de pádel 5100 FIP Rise, torneo que se ha celebrado entre el 21 y el 26 de septiembre en el Pádel Alhambra Golf Estepona y que ha sido organizado por la Federación Internacional de Pádel (FIP) en Marbella.

Los dos jugadores, que sumaban más puntos que nadie en el ranking World Padel Tour, comenzarían como cabeza de serie del torneo, arrancando como candidatos al título el viernes 24 de septiembre. No obstante, su inicio no se dio hasta el sábado 25 de septiembre a las 12 de la mañana debido a problemas meteorológicos que obligaron a suspender los encuentros del viernes. Dicho retraso de los partidos no despistó a los sevillanos, ya que vencieron con comodidad tanto en su debut (6/4, 6/3), como en octavos (6/4, 6/3) y en cuartos de final (6/2, 6/4), respectivamente.

Tras un sábado excepcional, donde hubo pleno de victorias, llegaba el domingo y con él la ansiada semifinal ante los actuales campeones absolutos de Andalucía. Un partido que el propio Álvaro aseguró que tenía “muchas ganas de jugar y de dar lo mejor” de una pareja que, pese a su amistad, se estrenaba en un gran torneo. Dicho y hecho. Los hispalenses disputaron un partido muy serio, concentrados y no perdiendo el hilo en ningún momento de lo hablado en un principio, concediendo muy poco a su rival. El marcador final registró un 2-0 (7/6, 6/3) para los de Sevilla, accediendo así a la gran final.

El desenlace del torneo iba a darse después del intenso partido de semifinales y ante una pareja joven que llegaba a la gran cita tras eliminar del torneo a la pareja número 3 del torneo en cuartos de final y a la segunda en semifinales. Un reto mayúsculo para una pareja de amigos que venía de hacer un campeonato inmaculado y que quería coronarse en tierras malagueñas. Pese a la presión inicial, los sevillanos no decepcionaron y se proclamaron campeones tras doblegar a su rival por 2-0 (6/2, 6/2).

Tras la disputa del torneo, Álvaro Meléndez tuvo algunas palabras de satisfacción tras alzar el campeonato junto a su amigo, Mario del Castillo. El de la UPO aseguró sentirse “muy contento de conseguir este título”, con mucha confianza para lo que resta de temporada y, además, recordó lo importante que es para él esta victoria en este campeonato, ya que justo hace un año “en este mismo torneo caí en la primera ronda del cuadro final”.

Comparte este contenido:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page