La psicóloga Mercedes Laboisse ha participado en el curso de verano ‘Neuroeducación, Mindfulness y conflicto en el aula’

La psicóloga de Rumbos Recursos Educativos Especializados y docente en el Máster de Educación Emocional de la Universidad Pablo de Olavide Mercedes Laboisse Rodríguez ha defendido que es necesaria “una enseñanza para resolver los conflictos”, ya que “al ser parte inherente de las relaciones humanas, se piensa que se pueden gestionar de manera natural, y no es así».

En este sentido, ha indicado que la educación emocional es “fundamental”, puesto que “enseña al individuo a conectar con sus necesidades y buscar maneras adaptativas para satisfacerlas”.

La psicóloga ha participado como ponente en el seminario presencial ‘Neuroeducación, mindfulness y conflicto en el aula. Una aproximación desde el enfoque sistémico. 4ª edición’, celebrado en el marco de la XIX edición de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona.

Laboisse ha señalado que los conflictos más frecuentes en el aula son los que suceden “entre el propio alumnado”, aunque “están presentes en todas las relaciones: entre el profesorado y los alumnos, los profesores entre sí, y con las familias, entre otros”.

La ponente ha manifestado que el ritmo de vida actual, “que impone un sistema patriarcal, competitivo y en el que se pierde de vista lo importante”, no ayuda “a que se puedan conocer las necesidades verdaderas del individuo, y aprender así a gestionarlas”.

Cuestionada por la preparación de las familias y el profesorado a la hora de abordar la resolución de conflictos, Laboisse ha manifestado que “en raras ocasiones la persona aprende a resolver los conflictos adecuadamente y de forma natural”, por lo que “todos tenemos mucho que aprender en este sentido”.

En esta línea, ha añadido que “no se trata solo de aprender a resolver de manera práctica un conflicto, sino aprender a lidiar con lo que pasa internamente cuando éstos ocurren”.

Respecto a la importancia de la relación entre la escuela y la familia, la docente ha puesto de relieve que es “un modelo donde se miran el resto de relaciones que se dan en ese contexto”.

En este sentido, Mercedes ha explicado que la Neurociencia “ayuda a entender qué está pasando en cada persona, en su sistema nervioso, en el modo en el que se relaciona con otros humanos y la importancia que tiene el conflicto en estas relaciones”. “No se observa solo desde un punto de vista individual biológicamente, sino desde la Neurobiología interrelacional», ha apuntado.

Al mismo tiempo, ha recalcado que el Mindfulness es “un sistema maravilloso de facilitar que se gestionen bien los conflictos, y un estado que permite extraer lo mejor del ser humano”, ya que “facilita la resolución de los problemas, ayuda a ser consciente de lo que la persona siente, a observar sin miedo lo que está pasando fuera».

Por último, ha recalcado que, en la actualidad, “multitud de docentes están sensibilizados y ponen en práctica este modo de vida”, pero ha precisado que “a veces se sienten muy solos” porque “se necesitan equipos completos, que todo el centro educativo esté implicado y en acción hacia un espacio de paz”.

Comparte este contenido:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page