DESCARGAR

ESTATUTOS DE LA FUNDACIÓN UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Pincha este enlace para descargar íntegramente los Estatutos de la FUPO en formato .PDF
DESCARGAR

Estatutos de la Fundación Pablo de Olavide

TÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES


Con la denominación de “Fundación Universidad Pablo de Olavide”, se constituye una organización de naturaleza fundacional y sin fin de lucro, cuyo patrimonio se encuentra afectado de modo duradero a la realización de fines de interés general, propios de la fundación.

La Fundación constituida e inscrita en el Registro de Fundaciones, con fecha seis de abril de dos mil uno y número de registro 00762, tiene personalidad jurídica propia y plena capacidad para obrar, pudiendo realizar, en consecuencia, todos aquellos actos que sean necesarios para el cumplimiento de la finalidad para la que ha sido creada, con sujeción a lo establecido en el ordenamiento jurídico.

La Fundación Universidad Pablo de Olavide ostenta la condición de medio propio de la Universidad de Pablo de Olavide a los efectos previstos en la normativa vigente de contratación del Sector Público (Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público).

Queda por tanto esta Fundación habilitada para recibir los encargos que la Universidad Pablo de Olavide, en su condición de Poder adjudicador, resuelva encomendar para la mejor y más eficiente ejecución de actuaciones y servicios propios de ésta relacionados con los fines de esta fundación contenidos en el artículo 6 de los presentes Estatutos. Para ello, la Fundación podrá recibir encomiendas y encargos de dicha Universidad con sujeción a los requisitos y limitaciones relativos a justificación, publicidad, potestades, importes y cualesquiera otros previstos en la referida normativa de contratación del Sector Público y el resto de normas que resulten de aplicación.

No obstante lo anterior, la Fundación tiene personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para realizar las actividades encomendadas y acordes con sus fines en los términos previstos en la normativa de aplicación, disponiendo de los recursos humanos y materiales precisos para ello.

La Fundación se regirá por la voluntad del Fundador expresada en la escritura fundacional, por los presentes Estatutos y por las disposiciones y acuerdos que adopten sus órganos de gobierno para el mejor cumplimiento de sus fines, sin más limitaciones que las establecidas en las leyes y disposiciones normativas por las que se rija la entidad, en particular, la Ley 10/2005, de 31 de mayo, de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de Andalucía; el Decreto 32/2008, de 5 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de Andalucía; y el Decreto 279/2003, de 7 de octubre, por el que se crea el Registro de Fundaciones de Andalucía y se aprueba su reglamento de organización y funcionamiento.

La Fundación que se crea es de nacionalidad española.

El domicilio de la Fundación radicará en las dependencias de la Universidad Pablo de Olavide, en Carretera de Utrera, Km.1, Sevilla 41013.

El Patronato podrá promover el cambio de domicilio, mediante la oportuna modificación estatutaria, con inmediata comunicación al Protectorado, en la forma prevista en la legislación vigente.

En todo caso, el domicilio de la Fundación radicará en el lugar donde se encuentre la sede del órgano de gobierno de la misma, o bien en el lugar en que desarrolle principalmente sus actividades.

La Fundación desarrollará principalmente sus actividades dentro del territorio de la Comunidad Autónoma Andaluza, y más concretamente en la provincia de Sevilla, sin perjuicio de que pueda establecer ocasionalmente relaciones instrumentales con terceros en diferente ámbito territorial.

TÍTULO II: OBJETO DE LA FUNDACIÓN


La Fundación tiene como objetivo fundamental coadyuvar a la Universidad Pablo de Olavide al logro de sus fines y el apoyo a la mejor formación, capacitación y desarrollo integral de su alumnado, fomentando asimismo el diálogo y la colaboración entre dicha Universidad y las empresas e instituciones de su entorno. Para ello, colaborará en la
promoción y gestión de los estudios, programas y servicios universitarios en los términos que le sean encargados o encomendados por la Universidad Pablo de Olavide, pudiendo también desarrollar actuaciones propias que incidan en la consecución de dicho objetivo.

Asimismo, esta fundación está llamada a colaborar, dentro de sus posibilidades y en la medida en que ello se requiera, con el conjunto del sistema universitario autonómico y nacional, así como con las entidades que integran el sistema ciencia-tecnología-empresa.

Con carácter enunciativo y no limitativo, destacan los siguientes fines:

  1. Cooperar al cumplimiento de los fines propios de la Universidad Pablo de Olavide.
  2. Colaborar con la Universidad en la promoción, gestión y administración de los servicios o actividades que ésta le encomiende.
  3. Servir como punto de encuentro entre la Universidad y su entorno para favorecer la adecuación de la oferta de servicios de aquélla a los requerimientos de naturaleza social, institucional, empresarial y profesional.
  4. Fomentar la capacitación profesional de los alumnos y su inserción al mercado laboral mediante diversas actuaciones, como programas de prácticas y estancias en empresas, así como acciones de orientación para el empleo.
  5. Servir de soporte financiero, tanto obteniendo recursos como gestionándolos, para potenciar la formación de los estudiantes y egresados sirviendo de apoyo al estudio y a la investigación.
  6. Promover la difusión de estudios y de los resultados de la investigación, así como la divulgación del conocimiento en general.
  7. Promover y gestionar actuaciones de intervención derivadas del compromiso de la Universidad y la Fundación con la realidad social del entorno, fundamentalmente relativas a zonas con necesidades de transformación social, diversidad funcional, cuestiones de género y colectivos vulnerables más necesitados de dicha intervención.
  8. Promover e implementar las acciones de voluntariado en el desarrollo de las actividades precisas para el cumplimiento de sus fines.
  9. Fomentar la transferencia tecnológica y de los resultados de la investigación al tejido empresarial.
  10. Liderar los proyectos e iniciativas de entidades externas a la Universidad que requieran de la participación y colaboración de ésta.
  11. Cuantos otros considere oportuno el patronato siempre que sean acordes con la naturaleza y finalidad general plasmada por el fundador en el acta fundacional.

Para la consecución de estos fines, la Fundación podrá desarrollar, entre otras, las siguientes actividades:

  1. Asumir y gestionar, en los términos que se establezcan, servicios encomendados por la Universidad, desarrollando programas de apoyo a la gestión y administración de actividades, infraestructuras y servicios universitarios.
  2. Concurrir a licitaciones públicas y suscribir los contratos que le sean adjudicados, actuando por si misma o en calidad de entidad vinculada a la Universidad Pablo de Olavide.
  3. Formalizar convenios o acuerdos con empresas, instituciones o asociaciones del entorno universitario que favorezcan el logro de los fines.
  4. Concurrir a convocatorias de subvenciones o financiación y gestionar los fondos que le sean concedidos, actuando en solitario o como entidad vinculada a la Universidad.
  5. Gestionar administrativamente la organización y el desarrollo de cursos, seminarios, proyectos de investigación u otros servicios encomendados por la Universidad.
  6. Gestionar proyectos nacionales e internacionales en los que participen empresas y entidades colaboradoras y/o vinculadas a la Universidad.
  7. Promover y gestionar programas de prácticas en empresas e instituciones, estancias e intercambios nacionales y trasnacionales tanto del profesorado como de los alumnos.
  8. Obtener y gestionar financiación para destinar a la concesión de ayudas para cursar estudios, realizar proyectos, crear y gestionar bolsas de becas para alumnos con necesidades económicas, así como dotar premios a la excelencia académica recompensando los expedientes más brillantes en los términos que establezca la universidad.
  9. Obtener y gestionar financiación para programas concretos de formación profesional, de inserción laboral, creación de empresas y emprendimiento, fomentando la realización de estudios de investigación social para conocer las nuevas profesiones, especialidades y requerimiento de perfiles profesionales de las empresas.
  10. Organizar y gestionar actividades de fomento y divulgación de la ciencia, la investigación, la tecnología y la innovación en el entorno universitario.
  11. Promover y organizar exposiciones, congresos, conferencias, cursos, seminarios, jornadas y reuniones para el tratamiento de temas relacionados con sus fines y los de la Universidad.
  12. Cualquier otra actividad que favorezca el cumplimiento de sus fines.

La Universidad Pablo de Olavide, único Fundador de la Fundación, participará en la dotación de medios y recursos precisos para cubrir los costes de los programas, servicios y proyectos que pudiera encomendarle dada su condición de medio propio instrumental de aquélla.

TÍTULO III: REGLAS BÁSICAS PARA LA APLICACIÓN DE LOS RECURSOS AL CUMPLIMIENTO DE LOS FINES FUNDACIONALES Y PARA LA DETERMINACIÓN DE LOS BENEFICIARIOS


  • A la realización de los fines fundacionales deberá ser destinado, al menos, el 70% de los resultados de las explotaciones económicas que se desarrollen y de los ingresos que se obtengan por cualquier otro concepto, deducidos los gastos realizados para la obtención de tales resultados o ingresos, con exclusión de aquellos gastos realizados para el cumplimento de los fines estatutarios, debiendo destinar el resto a incrementar bien la dotación o bien las reservas, según acuerdo del Patronato.
  • El plazo para el cumplimiento de la obligación señalada en el apartado anterior será el comprendido entre el inicio del ejercicio en que se hayan obtenido los respectivos resultados e ingresos y los tres años siguientes al cierre de dicho ejercicio.
  • Los gastos de administración, entendidos como aquellos ocasionados por la administración de los bienes y derechos que integran el patrimonio de la Fundación, y aquellos otros de los que los Patronos, en el ejercicio de su función, tienen derecho a ser reembolsados con la debida justificación, tendrán la proporción máxima que reglamentariamente se determine.
  • Serán beneficiarias de la Fundación las personas integradas de una u otra forma en la Universidad Pablo de Olavide, y aquellas personas físicas y jurídicas que con ella se relacionen.

    La determinación de los beneficiarios se efectuará por el Patronato con criterios de imparcialidad y no discriminación.

    TÍTULO IV: ÓRGANOS DE GOBIERNO Y PARTICIPACIÓN DE LA FUNDACIÓN


    El gobierno, administración y representación de la Fundación corresponde al Patronato, quien cumplirá los fines fundacionales y administrará con diligencia los bienes y derechos que integran el patrimonio de la Fundación manteniendo plenamente el rendimiento y utilidad de los mismos, con sujeción a lo dispuesto en el Ordenamiento
    Jurídico y en los presentes Estatutos.

    Así, a título enunciativo y no limitativo, el Patronato podrá: adquirir, poseer, enajenar, gravar y permutar bienes de toda clase, transigir y renunciar; celebrar contratos y contraer obligaciones de cualquier índole; otorgar poderes, promover, oponerse, seguir y desistir los procedimientos ordinarios y especiales que sean oportunos en defensa de la Fundación y de sus legítimos intereses, ejercitando los correspondientes derechos y acciones y excepciones, reclamaciones y recursos, ante los Juzgados, Tribunales, Autoridades, Organismos, Corporaciones, etc., en cada caso competentes; y, cuantas acciones y decisiones tiendan a conseguir la efectividad del objeto fundacional dentro de los límites legales y con sujeción a las autorizaciones o posteriores comunicaciones que procedan del Protectorado de Fundaciones.

    El Patronato estará compuesto por un máximo de veintisiete miembros, en representación de la Comunidad de la Universidad Pablo de Olavide y del entorno empresarial e institucional de ésta, con la siguiente composición:

    A) Catorce representantes del ámbito universitario, con la distribución siguiente:

    Patronos natos:

    • Rector/a de la Universidad.
    • Presidente/a del Consejo Social de la Universidad.
    • Tres Vicerrectores/as designados para el cargo por el Rector.
    • Secretario/a General de la Universidad.
    • Gerente de la Universidad
    • La persona designada por el Rector para ostentar la Vicepresidencia Ejecutiva de la Fundación.
    • Un representante de los alumnos nombrado por el Consejo de Estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide (CEUPO).

    Patronos electos:

    • Dos miembros del Consejo de Gobierno de la Universidad nombrados por dicho Consejo a propuesta del Rector/a.
    • Tres miembros del Consejo Social de la Universidad nombrados por dicho Consejo a propuesta de su Presidente/a.

    B) Un máximo de trece representantes del entorno empresarial e institucional de la Universidad:

    Patronos vinculados:

    Serán un máximo de trece empresas o entidades cuya estrecha colaboración con la Universidad y/o la fundación suponga un fuerte compromiso y suponga la aportación de recursos económicos significativos, propiciando que el Patronato lo invite a incorporarse como miembro del órgano de Gobierno.

    Quienes ostenten el cargo de Rector/a y de Presidente/a del Consejo Social de la Universidad Pablo de Olavide ejercen, respectivamente, la Presidencia y Vicepresidencia del Patronato. La secretaría del Patronato la ejercerá el/la Secretario/a General de la Universidad o la persona que legalmente le sustituya.

    La duración del cargo de Patrono será la siguiente:

    • Patronos natos: Mientras ocupen el cargo en cuya virtud ostentan la condición de Patrono atendiendo a estos estatutos y la voluntad del fundador.
    • Patronos electos: Cuatro años, siendo posible la reelección sucesiva. La renovación de los patronos electos se proveerá mediante acuerdo de dicho órgano adoptado en virtud de las designaciones realizadas por el Consejo de Gobierno y el Consejo Social de la Universidad Pablo de Olavide, según se establece en el artículo anterior.
    • Patronos vinculados: Cuatro años, prorrogables por iguales períodos mientras se mantenga la vinculación y compromiso de la empresa o entidad con la Universidad y/o la Fundación.

    La sustitución de Patronos se inscribirá en el Registro de Fundaciones, previa comunicación al Protectorado de Fundaciones.

    Los Patronos entrarán a ejercer sus funciones después de haber aceptado expresamente el cargo en documento público, en documento privado con firma legitimada por Notario o mediante comparecencia realizada al efecto en el Registro de Fundaciones.

    Asimismo, la aceptación podrá llevarse a cabo ante el Patronato, acreditándose a través de certificación expedida por el Secretario/a, con firma legitimada notarialmente.

    Las personas jurídicas que formen parte del Patronato deberán designar la persona física que les representen.

    El cargo de Patrono que recaiga en persona física deberá ejercerse personalmente. No obstante, podrá actuar en su nombre y representándolo otro Patrono por él designado. Esta actuación será siempre para actos concretos y deberá ajustarse a las instrucciones que, en su caso, el representado formule por escrito.

    Si quien fuere llamado a ejercer la función de patrono lo hiciera por razón del cargo que ocupare, podrá actuar en su nombre la persona a quien corresponda su sustitución previa aceptación del cargo en los términos anteriormente descritos.

    Producida una vacante entre los patronos natos o electos, en el plazo máximo de 2 meses el Patronato procederá a la designación de la persona que en su sustitución ocupará la plaza. Si la vacante lo fuera de un patrono por razón del cargo, la sustitución se efectuará por la persona que le sustituya en el mismo. En ambos casos, la duración del mandato será por el tiempo que reste hasta la siguiente renovación del Patronato.

    El cese de los Patronos de la Fundación se producirá en los supuestos siguientes:

    1. Por muerte o declaración de fallecimiento, así como por la extinción de la persona jurídica.
    2. Por incapacidad, inhabilitación o incompatibilidad, de acuerdo con lo establecido en la Ley.
    3. Por cese en el cargo por razón del cual fueron nombrados miembros del Patronato.
    4. Por resolución judicial.
    5. Por el transcurso del periodo de su mandato, si fueron nombrados por un determinado tiempo.
    6. Por renuncia llevada a cabo por cualquiera de los medios y mediante los trámites previstos para la aceptación del cargo.
    7. Otras causas legalmente establecidas.

    La suspensión de los Patronos podrá ser acordada cautelarmente por el Juez cuando se entable contra ellos la acción de responsabilidad.

    El cese y suspensión de Patronos se inscribirá en el Registro de Fundaciones.

    Al Presidente/a le corresponde ostentar la representación de la Fundación ante toda clase de personas, autoridades y entidades públicas o privadas; convocará las reuniones del Patronato, las presidirá, dirigirá sus debates y, en su caso, ejecutará los acuerdos, pudiendo para ello realizar toda clase de actos y firmar aquellos documentos necesarios a tal fin. Ostentará además las facultades que le sean delegadas por el Patronato y no sean competencia indelegable de éste.
    Corresponderá al Vicepresidente/a realizar las funciones del Presidente/a en los casos de vacante, ausencia o enfermedad, pudiendo actuar también en representación de la Fundación en aquellos supuestos que así se determine por acuerdo del Patronato.
    La persona que ejerza la Vicepresidencia Ejecutiva será designada por el Presidente/a de la Fundación y Rector/a de la Universidad. Ejercerá las facultades de dirección y representación que sean necesarias para el logro de sus fines fundacionales, delegadas expresamente por el Patronato.
    El/la Secretario/a llevará los libros de actas del Patronato y expedirá las certificaciones de las mismas con el visto bueno del Presidente/a.

    La Junta Rectora estará integrada por cinco miembros del Patronato. El/la Presidente/a y el/la Vicepresidente/a del Patronato lo serán también de la Junta Rectora. Asimismo es miembro nato de ésta el/la Vicepresidente/a Ejecutivo/a. Los miembros restantes serán propuestos por la presidencia de entre los patronos en representación de las empresas e instituciones y designados por el Patronato.

    1. La Junta Rectora tendrá las siguientes atribuciones:
    2. Velar por la ejecución de los acuerdos del Patronato.
    3. La elevación al Patronato, para su aprobación, de los documentos relativos a las Cuentas Anuales, que se mencionan en el artículo 34 de la Ley 10/2005, de Fundaciones de la Comunidad Autónoma Andaluza.
    4. La aprobación de los criterios de selección de los beneficiarios con arreglo a las reglas básicas establecidas en el art. 8 de estos Estatutos.
    5. Aquellas que expresamente le delegue el Patronato, salvo las que por Ley son indelegables.

    La duración del cargo de miembro de la Junta Rectora coincidirá con la condición de patrono.

    El régimen de reuniones se verificará con aplicación de lo dispuesto en estos Estatutos para el Patronato.

    Integrado por empresas e instituciones colaboradoras que por su posición estratégica, nivel de compromiso, aportación y/o participación en el desarrollo de actividades propias de la fundación, sean invitadas por el /la Presidente/a de la Fundación a formar parte de la misma.

    Su participación en la vida de la Fundación se articulará, entre otras, mediante las siguientes fórmulas:

    • Aportación y/o participación activa en los distintos programas que desarrolle la Fundación.
    • Colaboración en la divulgación y el mejor conocimiento de la Fundación, sus fines y actividades.
    • Colaboración con la Fundación y con la Universidad en el logro de una formación integral del alumnado favoreciendo acciones de apoyo a su cualificación profesional y su inserción laboral.
    • Contribución de forma activa, directa o indirecta, al incremento de los recursos propios de la fundación que favorezcan el mejor cumplimiento de sus fines.
    • Participación activa en el desarrollo estratégico de la Fundación aportando iniciativas, generales o sectoriales, de mejora o implementación de nuevos programas y servicios.
    • Recepción de información sobre las actividades, planes y servicios de la Fundación con el fin tanto de verificar el destino de su colaboración como alcanzar su mejor conocimiento de aquélla que permita mantener y profundizar su participación (zona web privada, comunicaciones…).
    • Divulgación, por parte de la Fundación, del compromiso y responsabilidad social de los partícipes.
    • Aquellas otras que sean propuestas por el foro o los patronos y sea aprobada por el Patronato.

    El Patronato podrá delegar facultades en uno o más de sus miembros. No son delegables la aprobación de cuentas y del plan de actuación, la modificación de Estatutos, la extinción, la fusión y liquidación de la Fundación, así como aquellos actos que requieran la autorización del Protectorado.

    Igualmente, serán indelegables los actos de constitución de otra persona jurídica, los de participación o venta de participaciones en otras personas jurídicas cuyo importe supere el veinte por ciento del activo de las fundación, el aumento o la disminución de la dotación, y también los de fusión, de escisión, de cesión global de todos o de parte de los activos y los pasivos, o los de disolución de sociedades u otras personas jurídicas.

    El Patronato podrá otorgar y revocar poderes generales y especiales.

    Las delegaciones, los apoderamientos generales y su revocación, así como la creación de otros órganos se inscribirán en el Registro de Fundaciones.

    El/la Presidente/a del Patronato convocará a este órgano por propia iniciativa o a petición de una tercera parte de sus miembros. Deberá necesariamente convocar al Patronato para que se reúna dentro de los seis primeros meses de cada ejercicio económico con objeto de aprobar las Cuentas Anuales del ejercicio anterior. Asimismo, lo convocará antes de finalizar el año, para la aprobación del Plan de Actuación del ejercicio siguiente con las correspondientes previsiones económicas y siempre que deba adoptar acuerdos sobre asuntos que requieran la autorización del Protectorado y demás de la competencia del Patronato.

    La convocatoria se hará llegar a cada uno de los miembros, al menos con cinco días de antelación a la fecha señalada para la reunión, utilizando un medio que permita dejar constancia de su recepción. En la misma se indicará el lugar, día y hora de celebración de la reunión, así como, el orden del día.

    Se podrán celebrar sesiones extraordinarias a iniciativa del Presidente/a o a petición, cuando menos, de una tercera parte de sus miembros, previa solicitud dirigida al Presidente/a quién deberá convocarlas dentro de los quince días siguientes. Las convocatorias se dirigirán por escrito al domicilio de cada uno de los miembros del Patronato, con antelación de cuarenta y ocho horas, como mínimo, a la fecha señalada para la reunión.

    No será preciso convocatoria previa cuando se encuentren presentes todos los Patronos y acuerden por unanimidad la celebración de la reunión.

    El Patronato quedará válidamente constituido cuando concurran al menos la mitad más uno de sus miembros.

    El régimen general para la adopción de acuerdos es la mayoría simple de votos de los Patronos asistentes en sesión válidamente constituida. Excepcionalmente, exigirán una mayoría cualificada los acuerdos de admisión de nuevos vocales, los acuerdos sobre enajenación de bienes en los términos y para los casos en que se requiera la autorización del Protectorado, así como en cualquier otro supuesto previsto legalmente en materia de modificación, fusión y extinción de la fundación, y aquéllos en que así se declarase en estos Estatutos. En todos estos casos, se requiere el voto favorable de la mitad más uno de los miembros del Patronato.

    De las reuniones del Patronato se levantará por el/la Secretario/a la correspondiente Acta, que deberá ser suscrita y aprobada por todos los miembros presentes en las mismas. Ésta se transcribirá al correspondiente libro y será firmada por el/la Secretario/a con el visto bueno del Presidente/a.

    Entre otras, son obligaciones de los Patronos cumplir los fines de la Fundación, concurrir a las reuniones a las que sean convocados, desempeñar el cargo con la debida diligencia de un representante leal, mantener en buen estado de conservación y producción los bienes y valores de la Fundación, y cumplir en sus actuaciones con lo determinado en las disposiciones legales vigentes y en los presentes Estatutos.

    Los Patronos responderán solidariamente frente a la Fundación de los daños y perjuicios que causen por actos contrarios a la Ley o a los Estatutos o por los realizados sin la diligencia con la que deben desempeñar el cargo. Quedarán exentos de responsabilidad quienes hayan votado en contra del acuerdo, y quienes prueben que, no habiendo intervenido en su adopción y ejecución, desconocían su existencia o, conociéndola, hicieron todo lo conveniente para evitar el daño o, al menos, se opusieron expresamente a aquel.

    La acción de responsabilidad, se entablará ante la autoridad judicial y en nombre de la Fundación:

    1. Por el propio órgano de gobierno de la Fundación, previo acuerdo motivado del mismo, en cuyo acuerdo no participará el Patrono afectado.
    2. Por el Protectorado en los términos establecidos en la Ley.
    3. Por los Patronos disidentes o ausentes, en los términos establecidos en la Ley, así como por el Fundador cuando no fuere Patrono.

    Los Patronos ejercerán su cargo gratuitamente, sin perjuicio del derecho a ser reembolsados de los gastos debidamente justificados que el cargo les ocasione en el ejercicio de su función.

    No obstante lo establecido en el párrafo anterior, el Patronato podrá fijar una retribución adecuada a aquellos Patronos que presten a la Fundación servicios distintos de los que implica del desempeño de las funciones que le corresponden como miembros del Patronato, previa autorización del Protectorado.

    TÍTULO V: RÉGIMEN ECONÓMICO


    La dotación de la Fundación está integrada por todos los bienes y derechos que constituyen la dotación inicial de la Fundación, y por aquellos otros de contenido patrimonial que durante la existencia de la Fundación se aporten en tal concepto por el Fundador o por terceras personas, o que se afecten por el Patronato, con carácter permanente, a los fines fundacionales.
    El patrimonio de la Fundación está formado por todos los bienes, derechos y obligaciones susceptibles de valoración económica, que integren la dotación, así como por aquellos que adquiera la Fundación con posterioridad a su constitución, afecten o no a la dotación.
    La Fundación deberá figurar como titular de todos los bienes y derechos que integran su patrimonio, que deberán constar en su inventario anual.

    El Patronato promoverá, bajo su responsabilidad, la inscripción a nombre de la fundación de los bienes y derechos que integren el patrimonio en los Registros correspondientes.

    Las rentas que produzcan los bienes y derechos que conforman el patrimonio, quedarán vinculadas de una manera directa e inmediata al cumplimiento de los fines que la Fundación persigue.
    La Fundación, para el desarrollo de sus actividades, se financiará con los recursos que provengan del rendimiento de su patrimonio y, en su caso, con aquellos otros procedentes de las ayudas, subvenciones o donaciones que reciba de personas o entidades, tanto públicas como privadas y de los ingresos que pudieran derivarse de la gestión económica de los servicios y programas en los términos encomendados por la Universidad Pablo de Olavide, y en todo caso sujeta a la normativa universitaria que le sea de aplicación.

    Asimismo, la fundación podrá obtener ingresos por sus actividades, siempre que ello no implique una limitación injustificada del ámbito de sus posibles beneficiarios.

    La administración y disposición del patrimonio corresponden al Patronato en función de lo dispuesto en estos Estatutos y, en todo caso, con sujeción a lo ordenado en la legislación vigente, quedando facultado para hacer las variaciones necesarias en la composición del patrimonio de la Fundación, de conformidad con lo que aconseje la coyuntura económica de cada momento y sin perjuicio de solicitar la debida previa autorización o proceder a la inmediata comunicación al Protectorado.
    La Fundación deberá llevar una contabilidad ordenada y adecuada a su actividad, que permita un seguimiento cronológico de las operaciones realizadas, Para ello llevará necesariamente un Libro Diario y un Libro de Inventarios y Cuentas Anuales.

    Las cuentas anuales, que comprenderán el balance, la cuenta de resultados y la memoria, formarán una unidad, debiendo ser redactadas con claridad y mostrar la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la Fundación.

    La memoria además de completar, ampliar y comentar la información contenida en el balance y en la cuenta de resultados, incluirá las actividades fundacionales y la gestión económica, el cuadro de financiación, el exacto grado de cumplimiento del plan de actuación y los fines de la entidad, indicando los recursos empleados, su procedencia y el número de beneficiarios en cada una de las distintas actuaciones realizadas, así como los convenios que, en su caso, se hayan llevado a cabo con otras entidades para estos fines. Asimismo, incluirá las variaciones patrimoniales y los cambios en los órganos de gobierno, dirección y representación de la Fundación. Igualmente, se incluirá el exacto
    grado de cumplimiento de las reglas establecidas en el artículo 38 de la Ley 10/2005, de Fundaciones de la Comunidad Autónoma Andaluza.

    Igualmente se incorporará a la memoria un inventario de los elementos patrimoniales.

    Las cuentas anuales se aprobarán por el Patronato de la Fundación en el plazo máximo de seis meses desde el cierre del ejercicio, y se presentarán al Protectorado, para su examen y comprobación, por el/la Presidente/a o la persona que conforme al acuerdo adoptado por el Patronato corresponda, dentro de los veinte días hábiles siguientes a su aprobación.

    Igualmente, el Patronato elaborará y remitirá al Protectorado en los últimos tres meses de cada ejercicio, un plan de actuación, en que queden reflejados los objetivos y las actividades que se prevean desarrollar durante el ejercicio siguiente.

    TÍTULO VI: MODIFICACIÓN, FUSIÓN O EXTINCIÓN


    Los presentes Estatutos podrán ser modificados por el Patronato, siempre que resulte conveniente en interés de la Fundación.

    Cuando las circunstancias que presidieron la constitución de la Fundación hayan variado de manera que ésta no pueda actuar satisfactoriamente con arreglo a estos Estatutos, el Patronato deberá acordar la modificación de los mismos, salvo que se encuentre en una de las causas legalmente establecidas para la extinción de la Fundación.

    La modificación o nueva redacción de los Estatutos habrá de ser formalizada en escritura pública, comunicada al Protectorado e inscrita en el Registro de Fundaciones.

    Para la adopción de acuerdos de modificación estatutaria, será preciso el voto favorable de al menos la mitad más uno del total de patronos que integran el patronato, procediéndose a su comunicación al Protectorado y el correspondiente Registro cumpliendo el resto de requisitos previstos en la normativa de aplicación.

    La Fundación, siempre que no lo haya prohibido el Fundador, podrá fusionarse con otra Fundación, previo acuerdo de los respectivos Patronatos, debiéndose comunicar al Protectorado.

    El acuerdo de fusión deberá ser aprobado con el voto favorable de, al menos, la mitad más uno de los miembros totales del Patronato, requiriendo otorgamiento de escritura pública e inscripción en el Registro de Fundaciones.

    La Fundación se extinguirá por las causas, con las formalidades y de acuerdo con los procedimientos establecidos en la legislación vigente. Si la extinción se promoviera por el Patronato de la Fundación, el acuerdo extintivo requerirá el voto favorable de, al menos, la mitad más uno de los miembros totales del Patronato.
    Los bienes y derechos de la Fundación resultantes de la liquidación se destinarán íntegramente a la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla, entidad de derecho público creada por la Ley andaluza 3/1997, de 1 de julio, y dotada de personalidad jurídica, capacidad plena y patrimonio propio.
    Comparte este contenido:
    Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page