La cineasta defiende el papel de la mujer en un sector en el que cada vez se ruedan más películas en las que las mujeres demuestran que, además de propuestas artísticas, “estamos haciendo viables los proyectos”

La cultura no es un asunto que figure en la agenda política. Al menos, no de forma prioritaria. Es lo que denuncia la directora de cine Paola García Costas, para quien “se trata de no poner la lupa en lo importante, porque la cultura desarrolla la perspectiva crítica de los ciudadanos en la medida en que emociona”. Es decir, que la cultura no interesa a la política “en la medida en que hace pensar a los ciudadanos”. Para la cineasta, el ejemplo más claro está en la programación de los centros educativos, donde “todas aquellas asignaturas relacionadas con las humanidades están desapareciendo”, lamenta.

García Costas realizó estas valoraciones con motivo de su participación en el curso ‘La mujer en el cine andaluz: de los estereotipos al techo de cristal’, que se celebra hasta mañana dentro de los XVII Cursos de Verano que la Universidad Pablo de Olavide celebra en su sede ‘Rectora Rosario Valpuesta’ de Carmona. El seminario está dirigido por Miguel Olid Suero, doctor en Comunicación Audiovisual, crítico de cine y profesor de Lenguaje Audiovisual en el Centro Universitario San Isidoro, adscrito a la UPO.

A juicio de la directora de largometrajes como ‘Línea de meta’ y ‘Todos los caminos’, en la actualidad “hay muchas mujeres creativas y no sólo en el mundo del cine, sino también de la pintura o la literatura”, y el hecho de que cada vez se rueden más películas al mando de mujeres viene a demostrar que “además de una propuesta artística estamos haciendo viables los proyectos”, asegura. Así, apostilla que “las mujeres siempre han sido grandes gestoras, aparte de artistas, y están capacitadas para llevar a cabo grandes películas”.

De un tiempo a esta parte se percibe una mayor demanda de historias para todos los públicos contadas por mujeres. Para Paola García, no se trata de una “lucha de sexos”, sino de una cuestión de “justicia social”, porque “todas las personas, sean hombres o mujeres, tienen derecho a la expresión artística. De hecho, desde su experiencia personal como andaluza formada profesionalmente en la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña, asegura no haber encontrado mayor dificultad “de la que pueda encontrar otra mujer en diferentes ámbitos de liderazgo, como la dirección de empresas, la banca o la gestión cultural”. Al final, para la cineasta la clave está en “creer que se puede y que hagamos uso de nuestras habilidades creativas, sociales, psicológicas, directivas… para poder llevar un equipo a la película que tienes en tu cabeza”.

Es decir, que la expresión artística está por encima de los géneros, “porque el arte es la visión única de un ser humano”. Sin embargo, la individualidad está “condicionada por los contextos sociales”. La mirada de cualquier individuo, por encima de que sea hombre o mujer, “es necesaria cuando hay una inquietud artística en la que el medio artístico es la expresión de esa mirada”. No obstante, añade que las mujeres no han tenido acceso durante mucho tiempo ni a la recepción ni a la expresión cultural, por lo que “se hace necesario que haya obras realizadas por ellas para que se entiendan otros espacios comunes de los individuos que formamos parte de esa comunidad de hombres, mujeres y niños. Ojalá los niños pudieran hacer películas para que nos digan qué es lo que sienten, qué es lo que piensan”, concluye.

En la actualidad, Paola García Costas trabaja en varios proyectos, entre los que destaca una serie documental relacionada con las mujeres, un trabajo relacionado con los animales y con la infancia y un tercer proyecto de ficción donde de nuevo están presentes los niños y las niñas, como en su segundo largometraje ‘Todos los caminos’.

Comparte este contenido:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page