Más de 65 personas de los grupos que conforman la red “Deporte y salud mental” de Sevilla han participado en esta actividad que promueve el deporte como herramienta de sociabilización

La Universidad Pablo de Olavide, a través del Servicio de Deportes, ha acogido hoy jueves la jornada “La huella del movimiento”, una actividad promovida por la Comunidad Terapéutica de Salud Mental del Hospital Virgen del Rocío (CTSM) en la que han participado miembros de los grupos de la red “Deporte y salud mental”.

En concreto, pertenecen a esta red y han estado presentes hoy en la UPO los grupos de deporte de las unidades de salud mental de los Hospitales Virgen del Rocío, Macarena y Valme, los grupos de deporte de los programas de apoyo social de FAISEM (Fundación Pública para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental) y el grupo de deporte de ASAENES.

El objetivo de la jornada, en la que han participado más de unos 65 usuarios, es poner en valor los beneficios de la actividad física en la calidad de vida de las personas con trastornos mentales y “utilizar el deporte como herramienta para la inclusión de estas personas, como parte de su tratamiento y su recuperación”, en palabras de Carlos Armero del Área de Terapia Ocupacional del CTSM. De hecho, distintas investigaciones han demostrado que la práctica deportiva puede mejorar determinados síntomas como la apatía, la falta de iniciativa, la baja autoestima, las alteraciones del sueño y el aislamiento social.

Tal y como recoge FAISEM “el deporte y la actividad física para las personas con problemas graves de salud mental posibilitan el ejercicio de un derecho ciudadano, ofrece nuevas oportunidades para la recuperación, y sin lugar a dudas constituye una estrategia eficaz para ofrecer una imagen positiva y desterrar ideas y creencias erróneas sobre este grupo de personas”.

La actividad ha comenzado a partir de las 10,30 horas cuando han sido recibidos en la parada de Metro por el personal de Diversidad Funcional y del Servicio de Deportes de la Universidad Pablo de Olavide y posteriormente, en la puerta del Paraninfo han sido recibidos por el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Universidad Pablo de Olavide, David Naranjo Gil.

Una vez que han llegado a la Sala de Musculación, todos han depositado sus pertenencias y han tomado asiento y allí, la coordinadora del Servicio de Deportes de la UPO, Vera Escalas les ha dado la bienvenida y les ha explicado el desarrollo de la jornada, que ha comenzado con unos ejercicios de estiramientos. Posteriormente, seis dinamizadores les han ido explicando a sus compañeros los distintos ejercicios que se encontraban en cada una de las seis postas que conformaban el recorrido bajo el lema “¿Por qué el premio eres tú? Héroes del movimiento”.

Dentro de los recursos de apoyo social y movimiento asociativo, José Carmelo Camacho, monitor de soporte diurno de FAISEM (Fundación Pública para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental) ha insistido en la importancia de fomentar el deporte como una herramienta para la inclusión y nos ha explicado como “durante todo el año hacen actividades nuevas y deportes inclusivos, eligiendo para ello espacios normalizados como es la Sala de Musculación de la UPO y actividades que se adapten bien a los deportistas, a sus gustos y sus capacidades”.

Por su parte, Luis Gil, coordinador del área deportiva de Asaenes (Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental), señala que “el deporte tiene muchas ventajas ampliamente demostradas tanto físicas como psicológicas”, pero personalmente para él en el Club Joven, un programa de ocio y deportivo para personas entre los 14 y los 26 años que están en tratamiento en alguna de las unidades de salud mental, destaca “el deporte como motor y herramienta que permite trabajar de forma grupal con estas personas para que ellos interaccionen porque los obliga a trabajar en equipo, a relacionarse, a enfrentarse a la resolución de conflictos”.

La parte final de la jornada ha sido una dinámica grupal movimiento y música impartida por los profesionales del Servicio de Deportes de la Universidad Pablo de Olavide y una puesta en común sobre la experiencia con un espacio de avituallamiento donde se han promovido los hábitos de vida saludable. En este momento, los usuarios han tomado la palabra y han explicado como el deporte les ayuda a tener día a día “más fuerza y voluntad” o como frente a una sociedad en la que no saben cómo comportarse esta sesión les permite “tener compañerismo, sentirse uno más y disfrutar la sesión”. Por eso, un usuario finalizaba esta puesta en común deseando “que nos veamos el año que viene de nuevo y que en el futuro, tengamos todos muchos días como este”.

Comparte este contenido:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page