Este proyecto, que actualmente se encuentra en fase de lanzamiento, consiguió el premio en la categoría ‘Emprendevirus’ en la X edición del Concurso UPOEmprende

Tras dos años de intenso trabajo, el proyecto Apprueba, liderado por el estudiante de la UPO, Miguel Ángel Antúnez, se encuentra actualmente en fase de lanzamiento. La constancia y la apuesta por una idea que nació en 2017 en el desarrollo del programa Emprendevirus, dirigido a estudiantes de primer y segundo curso de grado con el objetivo fundamental de contribuir a la detección temprana de emprendedores universitarios, han permitido hacer realidad esta plataforma educativa que se espera esté funcionando en los “próximos dos meses”.

Apprueba es una plataforma digital enfocada al ámbito educativo, concretamente a los estudiantes universitarios y profesores. En ella, los estudiantes podrán acceder a contenido formativo, ya sea audiovisual o escrito según el grado universitario en el que se encuentren matriculados, además de disponer de recursos en materia de emprendimiento. Por otro lado, Apprueba apuesta por ofrecer una oportunidad a aquellos profesores que se encuentren en situación de desempleo, pero cuenten con la formación necesaria para ejercer, ya que su papel y el de los alumnos está directamente relacionado. Dentro de la web, los usuarios podrán siempre elegir un pack acorde con su disponibilidad y sus preferencias.

Según Miguel Ángel, la principal diferencia es que “no queremos simplemente solucionar dudas a estudiantes mediante contenido audiovisual, sino dar un paso más y darles la oportunidad a miles de personas de monetizar su tiempo, pero no a cualquiera, sino a aquellos profesionales que disponen de las aptitudes y la formación necesaria como para ejercer la docencia, pero que por diversos motivos se ven hoy en día desempleados”. Además, “aspiramos a crear un ambiente de emprendimiento, con formación y concursos para que no haya excusas, y que cualquiera pueda lanzar su proyecto sin ninguna restricción”.

El equipo promotor de Apprueba, proyecto que se alzó con el primer premio en la categoría Emprendevirus del X Concurso UPOEmprende, se encuentra formado actualmente por cuatro jóvenes emprendedores de diferentes disciplinas que han diseñado un modelo para cubrir ciertas carencias que sufre la docencia actual. Detrás de todo este diseño se encuentra su fundador, Miguel Ángel Antúnez, estudiantes del doble grado en Derecho y Finanzas y Contabilidad de la Universidad Pablo de Olavide y responsable de todas las funciones del área económica y legal de la empresa.

Este joven sevillano experimentó, en el seno de su familia, la falta de oportunidades que tenían los docentes en el mundo laboral, y de ahí nace la idea de Apprueba. Su inquietud y aventura emprendedora se la debe, en parte, a distintos proyectos y actividades promovidas desde el vicerrectorado de Estrategia, Empleabilidad y Emprendimiento de la UPO. Como él mismo afirma, “el programa Emprendevirus me abrió la mente y me hizo ver que, con esfuerzo, uno podía lanzar proyectos si los trabajaba y reunía un buen equipo”. A partir de ahí y gracias al seguimiento y monitorización por parte del área de Empleabilidad y Emprendimiento de la Fundación UPO y al apoyo del CADE-UPO, “cambió mi realidad”.

Pero la flexibilidad y la inmediatez en la enseñanza digital no es lo único que ofrece Apprueba, también apuestan por un compromiso social y medioambiental, adoptando y asumiendo los objetivos de desarrollo sostenible 2030. Por ello, todos los productos de la tienda son realizados en impresoras 3D, para las cuales solo se usan plásticos reciclados y, de esta forma, contribuir en la lucha por el medio ambiente. Además, destinarán un porcentaje de la facturación en tienda a proyectos solidarios, para avivar en cada usuario ese compromiso y para que, en definitiva, se visibilicen los problemas sociales.

El equipo de Apprueba se plantea con optimismo y sin límites su futuro más próximo. Su objetivo es lanzar el proyecto inicialmente a través de las redes sociales, pero también a través de canales de televisión porque “queremos llegar a toda España, empezando inicialmente por las universidades”.

Para todos aquellos jóvenes que tienen miedos e incertidumbres ante el emprendimiento, Miguel Ángel asegura que “si uno quiere, uno puede” y que ante el miedo, “no hay que tener reparo a la hora de pedir consejos y ayuda a otros emprendedores, a los profesionales u otras personas del entorno. Mi universidad, los responsables del área de Empleabilidad y Emprendimiento, y el CADE, jugaron un papel super importante; y estoy seguro de que también serán de gran ayuda para todo aquel que la solicite”.

Comparte este contenido:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page