«Las decisiones siempre se toman con el cerebro, aunque seamos seres emocionales y racionales»

La profesora María Fuentes-Blasco, que dirige el título de experto de la UPO en ‘Neuromarketing y Neurocomunicación’, asegura que las personas no somos engañadas por las empresas a la hora de consumir

El Neuromarketing y la Neurocomunicación son nuevas disciplinas científicas que integran y aplican las técnicas de las neurociencias a la toma de decisiones en diferentes ámbitos del marketing y el management, como la comunicación, diseño de productos, investigación de mercados, propaganda, merchandising, interiorismo, arquitectura, comercio electrónico, redes sociales o videojuegos. Representan unas de las herramientas más novedosas y objetivas que existen en la actualidad para evaluar cualquier decisión de comportamiento de consumo.

Dada la importancia de estas disciplinas, la Universidad Pablo de Olavide está celebrando la I edición del título de experto en Neuromarketing y Neurocomunicación, título propio gestionado por el Área de Formación Permanente de la Fundación UPO y que dirige académicamente la profesora de la UPO María Fuentes-Blasco.

“Es un hecho constatado que los usos del Neuromarketing y la Neurocomunicación están irrumpiendo con fuerza, ayudando a crear campañas de comunicación más atractivas, como la de ‘piensa en verde’, de Heineken, o la evaluación de prototipos, como la llevada a cabo por Hyundai”, según la directora.

A la hora de tomar una decisión de compra, María asegura que “las decisiones se toman con el cerebro, aunque seamos seres racionales y emocionales. Por tanto, nuestro cerebro decide en función de aspectos lógicos y afectivos, sobre todo los provenientes de la influencia de nuestros grupos de referencia, especialmente familia y amigos”. De esta manera, tanto las estructuras del cerebro propiamente emocionales como las lógicas actúan en la toma de decisiones.

La directora del curso insiste en esta idea: “Todos somos libres en la toma de decisiones, ya que somos individuos con altos componentes de racionalidad y afectividad. Por lo tanto, las personas no somos engañadas por las empresas, sino que, en muchas ocasiones de consumo, no queremos esforzarnos en nuestra decisión de compra, por lo que echamos mano de recursos internos, como la experiencia y la memoria, o de recursos externos, como las promociones comerciales, que nos simplifican el proceso”.

Todos los atributos de los productos, tanto bienes como servicios, influyen en la decisión de compra, según los beneficios buscados por el consumidor. Además, la publicidad bien utilizada también puede ser una herramienta bastante efectiva, aunque Fuentes-Blasco advierte de que “puede perder eficacia debido a la masividad de su uso y al gran número de canales existentes”.

Además de la publicidad, la propaganda es otra de las herramientas que se usan para poder influir en las personas, como en el caso de un proceso electoral. Aún así, la profesora afirma que “las personas somos las últimas responsables de nuestras decisiones, como a la hora de ejercer el derecho al voto”. Por ello, cree que debemos ser conscientes de las repercusiones y consecuencias de este tipo de decisiones, que vendrán determinadas por las vivencias, las creencias, la personalidad, las expectativas o los factores sociales, entre otros.

Sobre si los discursos políticos o los programas electorales acaban llegando a la población, o el voto se decide en base a otro tipo de factores, la profesora explica que existen diferentes aspectos que determinan el voto de las personas. “Por una parte, nos encontramos con una cuota de voto cautivo, que irá siempre a una determinada fuerza política, por sus propias creencias arraigadas que, a través de percepciones, ha generado en cada individuo expectativas positivas de esperanza, confianza, compromiso, o negativas de miedo, modeladas por sus propios intereses personales”.

Por otra parte, asegura que existen personas que votan dependiendo de la situación, los programas electorales, los discursos, su percepción de la experiencia obtenida en legislaturas anteriores, etc. Hacia este tipo de votante es al que van dirigidas principalmente las acciones de comunicación de los partidos políticos, puesto que se entiende que va a estar más influenciado por factores externos específicos de este contexto en particular.

“Desde el punto de vista de marketing político, todo debería orquestarse para conseguir la maximización de la obtención de votos, basada en conseguir la máxima utilidad o satisfacción de los electores. Y en este punto, el neuromarketing ayudaría en gran medida en todo el proceso, desde la creación del programa político a la determinación de la propaganda o el eslogan, pasando por la elección del candidato”, apunta la directora.

Lo cierto es que las neurociencias han irrumpido con fuerza en los ámbitos del marketing, y concretamente, en la comunicación, pues constituyen herramientas objetivas que eran impensables hace apenas una década, y que aportan datos interesantes desde el subconsciente de las personas sin la necesidad de su participación consciente.

Características diferenciadoras

El título de experto Neuromarketing y Neurocomunicación de la UPO posee características diferenciadoras con respecto a otros programas similares. Así, es un programa en el que participa la Asociación Española de Neuromarketing y Neurocomunicación, por lo que está respaldado por la única asociación de profesionales a nivel nacional en este ámbito del conocimiento. Además, ofrece formación multidisciplinar en los campos de las neurociencias, el marketing o la comunicación, entre otros aspectos.

Para concluir, María Fuentes-Blasco sostiene que “los estudiantes de este curso, al finalizar el mismo, tendrán conocimientos sólidos sobre las técnicas de neuromarketing existentes en la actualidad, los posibles usos y sus limitaciones, analizando los laboratorios y profesionales que ofrecen servicios bajo metodología científica. Además, tendrán el conocimiento básico de neurociencias para poder analizar en qué se basan las técnicas de neuromarketing y neurocomunicación, así como el uso de las principales tecnologías”.

Más información: Título de experto en Neuromarketing y Neurocomunicación

La Universidad Pablo de Olavide celebra el XI Seminario Internacional UPO de Psicología del Deporte

La Universidad Pablo de Olavide acoge hoy desde de las 09,00 horas, en el aula B11 del edificio 45, el XI Seminario Internacional UPO de Psicología del Deporte: “La atención multidisciplinar a deportistas de alto rendimiento”, un acto presidido por María José Rienda Contreras, directora general de Actividades y Promoción del Deporte de la Junta de Andalucía; la directora general del Centro Andaluz de Medicina del Deporte, Leocricia Jiménez López; la decana de la Facultad de Ciencias del Deporte, África Calvo Lluch y el director del seminario, José Carlos Jaenes Sánchez.

Estas jornadas, gestionadas por la Fundación Universidad Pablo de Olavide y a las que asisten más de 90 personas, tienen como objetivo conocer la importancia de la multidisciplinaridad en la atención de los deportistas de alto rendimiento y del ámbito de la Psicología del Deporte como ciencia que tiene conocimiento, instrumentos y experiencia para poder promover una adecuada atención a los deportistas.

Las jornadas se han iniciado a las 09,30 horas con la conferencia inaugural titulada “Los profesionales del deporte en el nuevo marco de la Ley 5/2016 del Deporte de Andalucía”, impartida por el jefe de Servicio de Planificación e Inspección Deportiva de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Oliver Martínez.

A las 11 horas, se celebra una mesa de trabajo, que lleva por nombre “I Encuentro: la atención multidisciplinar a deportistas de alto rendimiento”. Centro Andaluz de Medicina del Deporte (CAMD), que será moderada por Leocricia Jiménez. En la misma intervendrán Laura Medina Jiménez, enfermera y psicóloga del CAMD de Málaga; Javier Alonso Alfonseca, médico nutricionista del CAMD de Sevilla y responsable del Servicio de Nutrición del Real Betis Balompié, S.A.D.; Mª del Carmen Vaz Pardal, asesora médica del Deporte del CAMD de Cádiz y deportista olímpica de la Federación Española de Vela; María del Carmen Fernández de Alba Sánchez, asesora médica del Deporte del CAMD de Jaén; María Macarena Moral Pamos, fisioterapeuta del CAMD de Sevilla y Juan de Dios Beas Jiménez, jefe de la Sección de Medicina Deportiva del CAMD de Sevilla y ex médico del Sevilla, F.C. Al concluir dicha mesa habrá un coloquio de los participantes en el encuentro.

La sesión de tarde se iniciará a partir de las 16,00 horas con dos talleres prácticos a elegir por los asistentes. El primer taller, que llevará por nombre “El manejo del trabajo en equipo: claves psicológicas para trabajar”, será dirigido por Carlos Sánchez Ruiz, psicólogo, entrenador y profesor del CEDIFA. Sevilla, F.C. Mientras que el segundo taller, denominado “Prescripción de ejercicio en personas con patologías”, será conducido por Elena Sanabria Cachadiña, del Centro de Estudios Universitarios Cardenal Spínola CEU.

Finalmente, a las 18,15 horas, antes de la clausura de las jornadas, tendrá lugar la mesa redonda con deportistas de alto rendimiento: “El factor psicológico desde el deportista”, en la que participarán Jon Carazo, remero internacional y agente de cambio Psytool; María Pujol, triatleta internacional licenciada en Educación Física y Estefanía Fernández, piragüista internacional y estudiante de Psicología.

La arteterapia, una disciplina en auge hacia el bienestar social y comunitario

La arteterapia es una disciplina que tiene como principal objetivo proporcionar canales de expresión y bienestar personal y comunitario a través de los procesos de creación y mediante distintos lenguajes artísticos, tales como el dibujo, la pintura, el modelado, la danza, el movimiento, la narrativa, la música, la fotografía, el vídeo…. “Contribuye a aportar conciencia sobre nosotros mismos y nuestro entorno, representa un trabajo con la persona a través de diversas herramientas artísticas, que es, al fin y al cabo, un acompañamiento en la comprensión del mundo y un reconocimiento del lugar que ocupamos en él”.

De esta manera lo explica María Antonia Hidalgo, directora ejecutiva del máster “Arteterapia y aplicaciones del arte para el diálogo y la integración social, V edición”, que comienza el 16 de febrero en la Universidad Pablo de Olavide.
“La diferencia con otras formaciones similares es, precisamente, nuestro enfoque integrativo y comunitario. Partimos de un abordaje bio-psico-social y no bio-médico del concepto de salud. Por tanto, partimos del concepto de recuperación, no de enfermedad. Esta óptica lo cambia absolutamente todo. Este programa también dialoga con la visión feminista y los derechos de la dignidad humana dentro de la teoría crítica, lo que ha venido a reforzar su carácter psicosocial y transdisciplinar”, según la directora.

Este máster propio, que concluirá en diciembre de 2019, está gestionado por el Área de Formación Permanente de la Fundación Universidad Pablo de Olavide. Dicho programa ofrece una capacitación integral en arteterapia, potenciando el componente humano, la escucha, la compasión y el respeto. La formación, con enfoque integrativo y psicosocial, cuenta con un amplio grupo de expertos que asumen el arte como herramienta de transformación de las personas y las comunidades, desde arteterapeutas, psicólogos, psiquiatras, historiadores del arte, sociólogos, filósofos, antropólogos y artistas que tratan la construcción del tejido social en sus obras, asegura Hidalgo.

“El máster, desde su primera edición, se caracteriza por ser inclusivo en los lenguajes artísticos. Hay una predisposición absolutamente abierta para los planteamientos expresivos: el movimiento, la poesía, las artes plásticas y visuales, la música, la narrativa, el vídeo y la fotografía, entre otros”, apunta la arteterapeuta. De esta manera, la práctica de la arteterapia puede aportar múltiples beneficios a las personas que la llevan a cabo, puesto que proporciona un espacio lento, de escucha consciente, y con grandes silencios “en una sociedad de la aceleración y aturdimiento continuo”.

La función primera de la arteterapia es llevar a la persona a un estado de escucha, creatividad y disponibilidad para sí misma en un espacio de tiempo. “Esta vida frenética, nos impide tomar distancia de las cosas, pensar, saber dónde se ubican nuestros deseos y lo que ha quedado de ellos. Necesitamos espacios para la sensibilidad, para conectar con lo sutil, con nuestras propias vulnerabilidades, darles un lugar en nosotros, reconocer nuestro propio cuerpo en todas sus vertientes, física y emocionalmente, dar paso a la mente para construirnos y no destruirnos, crear y disfrutar de la experiencia estética, presente en todos los órdenes de la vida. Estos aspectos son vivenciados y facilitados en arteterapia, dando paso a la expresión integral de la persona por caminos alternativos a la palabra, como la expresión artística y el movimiento”, manifiesta María Antonia.

Asimismo, asegura que el dispositivo que ofrece la arteterapia sirve para ser capaces de relacionarnos con el dolor, con lo incómodo, con el cuerpo, con el silencio, la rabia, la incapacidad, la salud, la enfermedad y la muerte, entre otras categorías. “Este darse cuenta pasa también por apreciar cómo nos relacionamos con los demás y cuáles son nuestros mecanismos de defensa más recurrentes. Primero lo ves un en plano simbólico y luego amplias la mirada para poder ser aplicado a tu vida cotidiana”.

Con respecto a la relación entre la arteterapia con el diálogo y la integración social, la profesora explica “que un grupo de personas se encuentre para estar y crear a través de sus propias potencialidades es algo que, ineludiblemente, conlleva al diálogo y al sentido de la pertenencia, a la integración del grupo. Hay un factor de atención hacia uno mismo, hacia esa parte en ti donde se intersecciona tu mundo, la familia, la comunidad, tu país, el origen, tu cultura… La integración social se sustenta en la escucha y el reconocimiento de las diferencias que hay dentro de cada uno de nosotros como grupo, la conciliación de lo individual y lo colectivo que aquí acontece a través de nuestros símbolos, a los que atender en un espacio más lento, más terapéutico y menos violento”.

Este programa formativo permitirá formar de una manera integral, teórica y práctica, a terapeutas artísticos en el ámbito social, educativo y sanitario para el ejercicio profesional. Asimismo, les ayudará a desarrollar capacidades para establecer relaciones entre la arteterapia y otras áreas de conocimiento, creando un espacio de reflexión e intercambio de iniciativas entre los distintos agentes sociales y educativos que participen en el programa.

Con respecto a las prácticas que podrán realizar los alumnos, la directora ha asegurado que las del primer curso están más enfocadas a talleres de creatividad y autoestima, cuyo principal objetivo es el desarrollo de las capacidades comunicativas del grupo, poniendo en valor el potencial creativo de cada persona a través de distintos lenguajes artísticos, como el dibujo, la pintura, la música, el collage, la expresión corporal…. Las prácticas del segundo curso tienen un encuadre más definido, con grupos de personas reducidos, y una mirada y posicionamiento terapéuticos.

“En estos ocho años de recorrido, se han firmado más de 180 convenios de prácticas. El objetivo de las mismas es que el alumnado vaya tomando contacto con el ejercicio de la profesión y con diferentes colectivos en los tres ámbitos de intervención de la arteterapia, educativo, social y clínico, aplicando los diferentes conocimientos y dinámicas”, concluye María Antonia Hidalgo.

Para más información del MÁSTER EN ARTETERAPIA Y APLICACIONES DEL ARTE PARA EL DIÁLOGO Y LA INTEGRACIÓN SOCIAL, V EDICIÓN

«Los países occidentales tienen una gran responsabilidad en las violaciones de los derechos humanos en el mundo»

“Las violaciones de los Derechos Humanos son una triste realidad en todas partes del mundo. En unos lugares son más evidentes, visibles y crueles, en otros menos intensas, pero existen, y en otros, lo que probablemente incluya el mundo occidental, son violaciones más sutiles y en consecuencia menos perceptibles por la opinión pública”. Así lo ha declarado Francisco Infante Ruiz, profesor del Área de Derecho Civil de la UPO y director académico de la VII edición del Máster en Cuestiones Contemporáneas en Derechos Humanos de la UPO, título propio de la Universidad Pablo de Olavide.

Dicho máster, gestionado por la Fundación UPO y que posee una carga lectiva de 60 créditos ECTS, comenzará el 22 de enero de 2018. El programa persigue los siguientes objetivos: impulsar el compromiso ético, la deconstrucción de las verdades dadas, fomentar el pensamiento crítico y facilitar instrumentos emancipadores. En resumen, generar en el alumno un pensamiento reflexivo, crítico, solidario y comprometido.

A la hora de mencionar casos de violaciones de derechos humanos, Francisco Infante ha citado la crisis de los exiliados que huyen de la guerra de Siria, “no sólo en el país de origen, del que centenares de miles de personas han tenido que huir por los horrores de la guerra y los crímenes cometidos por todos los implicados, sino también durante el largo periplo para alcanzar algún país europeo quedando en las manos de criminales inmundos y crueles que trafican con seres humanos.

Pero las violaciones de derechos básicos y los tratos degradantes no acaban ahí: “¿Hace falta recordar los refugiados olvidados en Grecia, el trato que han recibido en Eslovenia, las deportaciones realizadas por Austria desde el momento que decidió sellar sus fronteras con el beneplácito de las autoridades comunitarias…? ¿Y qué decir de la falta de derechos humanos básicos en China? El mundo occidental mira para otro lado, pero en China nos encontramos ahora ante una de las represiones más graves de los últimos años contra personas por el sólo hecho de expresar sus ideas y opiniones”.

Sobre la responsabilidad que los países occidentales tienen en este tipo de hechos, el profesor ha asegurado que no es escasa, sino que es mayor de lo que nos imaginamos inicialmente. Las razones principales –que no únicas- son históricas, políticas, sobre todo al nivel de las geoestrategias mundiales, y económicas: “Históricas, por la posición de los países occidentales en el panorama internacional tras la Conferencia de Berlín del siglo XIX, mientras que las políticas nos llevan a la geoestrategia mundial que se abre en el mundo tras la caída del muro de Berlín, con el dominio apabullante de EE.UU y el auge de China como potencia dominante y la resistencia de la actual Rusia de Putin a perder su hegemonía en el mundo o el terrorismo yihadista, entre otros centros de poder”, según el director del máster. Con respecto a las causas económicas, señala en los hechos de que cada una de las potencias mundiales intenta preservar sus intereses y aumentar sus beneficios económicos.

En esta línea, ha explicado que los Derechos Humanos son, antes que nada, procesos históricos de lucha por la dignidad humana. “Pensemos, por ejemplo, en el cambio climático o en la lucha contra la pobreza, puesto que más de 1.300 millones de personas se encuentran en estado de pobreza extrema en el mundo, sin olvidarnos de que hay muchas otras más que se encuentran en los umbrales de pobreza por el hecho de estar por debajo de los niveles mínimos de satisfacción de las necesidades materiales básicas. Desde esta perspectiva, indudablemente, ambos problemas son también Derechos Humanos”, ha apuntado Francisco Infante.

Nuestro país no es ajeno a esta problemática, aunque el director del máster ha reconocido que no existen vulneraciones sistemáticas, pues es un Estado democrático de Derecho que establece un sistema adecuado de defensa de los derechos fundamentales y las libertades públicas. Pero si se aplica la visión de los Derechos Humanos como procesos históricos de la lucha por la dignidad, “la cosa cambia”.

Para ejemplificar esta problemática, Infante ha señalado el problema de la pobreza, puesto que 13 millones de españoles están en riesgo de pobreza o exclusión social. Con respecto al trabajo, “la tasa de desempleo actualmente está en torno al 17 por ciento, en los momentos más graves de la crisis ha llegado a más de un 26 por ciento. Además, centenares de miles de españoles han debido emigrar y la mayoría de los jóvenes está sin empleo o bajo empleo precario. Por otro lado, se encuentran las ejecuciones hipotecarias masivas como consecuencia de la crisis económica. ¿No pueden considerarse violaciones de Derechos Humanos los casos de desahucios de deudores vulnerables y familias en riesgo de exclusión social? Además de la violencia machista, que no es sólo una lacra social, sino también un problema de Derechos Humanos violados. En todos estos casos, por mucho que nos cueste reconocerlo, hay violaciones de Derechos Humanos, menos visibles, como decía antes, y con dimensiones diversas a las habituales, pero las hay”.

Para tratar de hacer frente a estas vulneraciones de derechos, el profesor ha manifestado que cada persona individualmente tiene una responsabilidad en este sentido. Y lo ejemplifica de la siguiente forma: “Quien es comunicador o periodista, debe narrar los ataques contra los Derechos Humanos y la dignidad, quien es jurista debe luchar por las reglas que permitan la efectividad de los derechos humanos…” Y para concluir, Francisco Infante ha asegurado que colectivamente, nuestro compromiso como ciudadanos debe ser fuerte y exigir a la política que desarrolle en serio programas de defensa y lucha por los Derechos humanos.

Para ampliar la información del máster: MÁSTER CUESTIONES CONTEMPORÁNEAS EN DERECHOS HUMANOS, VII EDICIÓN

 

Las entidades de economía social han creado 190.000 puestos de trabajo en los últimos ocho años en España

La crisis económica ha dejado al descubierto las debilidades de nuestro sistema productivo, además de poner de manifiesto el defectuoso funcionamiento de las instituciones y la incapacidad de los poderes públicos para abordar políticas exitosas de recuperación de la economía y de creación de empleo. Así lo ha manifestado Laura López de la Cruz, profesora del Área de Derecho Civil de la UPO y directora académica de la I edición del Máster Gestión de Empresas de Economía Social y Emprendimiento Colectivo, título propio de la Universidad Pablo de Olavide, junto al también profesor José Antonio Sánchez Medina.

Dicho máster posee una carga lectiva de 60 créditos ECTS y comenzará en enero de 2018. El programa persigue tres grandes objetivos: impulsar el conocimiento general de las fórmulas que operan en el ámbito de la economía social, tales como cooperativas, asociaciones, fundaciones, sociedades laborales, mutualidades, centros especiales de empleo o empresas de inserción; dotar de herramientas conceptuales y técnicas que permitan a los estudiantes iniciar y desarrollar con éxito proyectos en el ámbito de la economía social y familiarizarlos, a través de la realización de prácticas en empresas, con el funcionamiento de la diversidad de organizaciones que operan en el ámbito de la economía social.

Si bien a nivel europeo los indicadores de PIB indican un crecimiento de la actividad económica, y permiten ser optimistas respecto a la recuperación de la economía y una cierta estabilidad en los mercados financieros, la posición competitiva de la economía española no acaba de despegar y las cifras de reducción del desempleo son insuficientes, ocupando el segundo puesto en la tasa de desempleo de la Unión Europea, por detrás de Grecia.

Andalucía no es una excepción al escenario español, como ha indicado la directora: “A medida que ha ido avanzando el año 2017, la economía andaluza ha registrado un crecimiento del PIB, tres décimas superior en el segundo trimestre respecto del primero, situándose en el mismo nivel que en España, el 3,1 por ciento interanual, y es la comunidad autónoma donde más empleo se ha creado en el último año”. Sin embargo, las carencias del sistema también se manifiestan en Andalucía, puesto que la tasa de paro se sitúa en el 25,2 por ciento, nueve puntos por encima de la española, teniendo mayor incidencia en la población femenina, siendo “la precariedad laboral y los trabajos a tiempo parcial la regla general”.

En todo este panorama, la economía social ocupa un lugar destacado. Según ha destacado la profesora, en el año 2016 el número de entidades de economía social ascendía a 43.059 en toda España, de las cuales, más de 20.000 eran sociedades cooperativas. En los últimos ocho años, estas entidades han creado 190.000 puestos de trabajo. Así, es destacable señalar que la economía social ha contribuido en un 12,5 por ciento a la creación de empleo en España, representa el 10 por ciento del PIB español y casi el 43 por ciento de la población está vinculada, de una manera u otra, a la economía social. “Según los datos que manejamos, en la economía social se ha destruido un 6.5 por ciento menos de empleo que en el resto de las empresas durante el periodo de la crisis. En concreto, en Andalucía, según el Informe Económico 2016 de la Consejería de Economía y Conocimiento, las empresas de economía social presentan características estructurales que las diferencian del resto del tejido empresarial, y los valores y principios en los que se asientan contribuyen a la creación de empleo de más calidad, favoreciendo la igualdad, la estabilidad y la incorporación de la juventud al mercado laboral”, ha asegurado.

La profesora López de la Cruz ha manifestado además que la economía social supone una forma alternativa de hacer economía, que tiene como principios básicos, entre otros, la democracia, la equidad, la gestión participativa, la solidaridad económica y el compromiso con la sociedad y el medio ambiente. En este sentido, ha explicado que las empresas de economía social son organizaciones empresariales democráticas cuyo fundamento reside en la primacía de la persona o del factor humano sobre el capital, con una alta capacidad competitiva, que generan empleo de calidad y resuelven crisis sectoriales o territoriales debido fundamentalmente a su carácter colectivo y a la no deslocalización de la producción. “Los emprendedores en el ámbito de la economía social son personas comprometidas, que creen en la igualdad participativa y en la solidaridad social, integrando en muchos casos en sus organizaciones a personas con discapacidad o a personas en riesgo de exclusión social”, ha puntualizado.

Metodología

La metodología del programa formativo del máster se basa en establecer puentes entre el conocimiento académico y la experiencia profesional en el ámbito de la economía social. Para ello, todas las actividades se desarrollarán con presencia simultánea de académicos y profesionales. El programa está organizado para facilitar la adquisición de competencias estrechamente vinculadas al desarrollo de ideas de negocio en el ámbito de la economía social. Para ello se promoverá el trabajo en grupo exigiendo a los alumnos destrezas de comunicación, negociación y cooperación en pos de la formulación y desarrollo de una idea. Además, se les dotará de los conocimientos necesarios para la dirección, atendiendo especialmente a la gestión económica y financiera de la empresa, organización y participación de las personas y estrategias de comunicación y nuevas tecnologías.

Para concluir, López de la Cruz ha asegurado que en la metodología se incluye una importante actividad práctica por parte del alumno que estará supervisada por tutores académicos y profesionales de modo simultáneo. “Son muy numerosas las empresas, instituciones y organizaciones que colaboran activamente en este máster, como el grupo cooperativo El Roble, el grupo cooperativo Smart, la Escuela de Economía Social, FAECTA Sevilla, Red Andaluza de Lucha contra La Pobreza y la Exclusión Social (Eapn-A), Instituto Lectura Fácil, y tantas otras, a través de las cuales se garantiza a los estudiantes la realización de prácticas de calidad donde aprendan a desarrollar todas las competencias adquiridas en el máster”

Para ampliar la información del máster: MÁSTER GESTIÓN DE EMPRESAS DE ECONOMÍA SOCIAL Y EMPRENDIMIENTO COLECTIVO, I EDICIÓN

“El yihadismo sitúa a Ceuta y Melilla en el mismo grado de victimización que enclaves como Jerusalén o Grozni”

El profesor de la Universidad Pablo de Olavide, Manuel Ricardo Torres Soriano, ha asegurado que aunque España comparta con otros países occidentales los mismos argumentos de culpabilización por parte de los grupos terroristas yihadistas, como ser aliado activo de los Estados Unidos, formar parte de la coalición militar internacional que ‘ocupa’ tierras musulmanas y desempeñar una actividad contraterrorista intensa, “posee unas características singulares que agravan la amenaza, puesto que el yihadismo percibe a España como ocupante ilegítima de Al Andalus”.

El experto en terrorismo yihadista ha añadido además que a esta peculiaridad histórica, se añaden las reivindicaciones sobre Ceuta y Melilla: “Su ubicación geográfica en el norte de Marruecos, junto con la abundante población musulmana de ambas ciudades, ha servido como base para que el yihadismo sitúe Ceuta y Melilla en el mismo plazo de victimización que otros enclaves emblemáticos, como Jerusalén o Grozni”.

Torres Soriano ha realizado estas declaraciones con motivo de la organización del curso on line de la Universidad Pablo de Olavide “Análisis del Terrorismo Yihadista, Insurgencia y Movimientos Radicales, VIII Ed”, que dirige. El principal objetivo de este programa formativo es formar a especialistas para que puedan desempeñar con eficacia labores profesionales relacionadas con el análisis y la gestión pública de los problemas relacionados con el terrorismo y la violencia política.

El mito de Al-Andalus como tierra arrebatada al Islam sigue muy presente en el imaginario del terrorismo yihadista, entendido como una referencia simbólica que se utiliza para señalar no sólo un periodo de esplendor que debe ser recuperado, sino también para afirmar que la yihad no finalizará hasta que el Califato se extienda por todas las tierras musulmanas, incluyendo la “perdida Al-Andalus”, la cual supone el punto de cierre en Occidente de este proyecto político-religioso. “A pesar de que esta invocación tiene un importante componente retórico, no debe despreciarse su impacto sobre la amenaza que sufre España”, según este experto.

En su opinión, España está en el punto de mira de la propaganda yihadista, lo que es un indicativo claro del grado real de la amenaza que afronta nuestro país. De esta manera, el profesor ha explicado que “uno de los indicadores más relevantes del nivel de amenaza terrorista sobre un país es la actividad propagandística de las organizaciones terroristas. Así, los grupos no sólo reiteran sus demandas y tratan de legitimar su existencia y acciones, sino que también facilitan una gran cantidad de información sobre prioridades y objetivos. En 2016 se alcanzó el mayor número de menciones a España en la propaganda de estas organizaciones”.

En este sentido, y según el último informe de Europol para el año 2016, España fue el tercer país de la Unión Europea donde más detenciones de terroristas se produjeron, sólo superado por Francia y Reino Unido, cifras que evidencian “el grado de actividad terrorista en nuestro país, pero también la eficacia de nuestras agencias de seguridad”, concluye el director del curso.

Para ampliar la información sobre este curso: ANÁLISIS DEL TERRORISMO YIHADISTA, INSURGENCIA Y MOVIMIENTOS RADICALES, VIII ED

“Las empresas de nuestro país son de las más comprometidas con la calidad y el Medio Ambiente”, según Víctor Bañuls

Una empresa es un organismo complejo e integral que desempeña una amplia gama de actividades operativas con el objetivo de obtener beneficios económicos y sociales. Para ello, utiliza una serie de recursos humanos, materiales e intelectuales que coordinados eficientemente generan los resultados planeados por la gestión. Y en lo que respecta a la gestión, los sistemas de calidad son fundamentales para medir el nivel de satisfacción de los clientes, con el objetivo de poder mejorarlo.

“Los sistemas de gestión de la calidad cuentan con muchos años de experiencia y eficacia contrastada en las organizaciones y empresas de nuestro entorno, por lo que la aplicación de las políticas de calidad de estas entidades está acorde con las necesidades actuales. No obstante hay que considerar que las necesidades y expectativas de los clientes de cualquier mercado evolucionan con el tiempo, y que es necesario una continua y ágil adaptación a las mismas”, según explica Jaime E. del Palacio Pérez, director ejecutivo de la IX edición del Máster ‘Sistemas Integrados de Gestión: Calidad y Medio Ambiente’ (MSIG), título propio de la Universidad Pablo de Olavide que se pondrá en marcha el próximo 15 de noviembre.

Sin embargo, Víctor A. Bañuls Silvera, director académico de dicho programa formativo, matiza que en el sector servicios, la implantación de los sistemas de gestión de la calidad es más complejo y está menos desarrollado, suponiendo una oportunidad de mejora en la actualidad.

En lo que respecta a la gestión medioambiental, “se ha avanzado muchísimo en los últimos años, aunque en este ámbito siempre quedarán cosas por hacer. La legislación aplicable en nuestro entorno es de las más exigentes en esta materia, y bien sea por prudencia o por convencimiento, las empresas de nuestro país son de las más comprometidas con la calidad y el Medio Ambiente, si las comparamos con el resto del mundo”, sostiene Bañuls.

Como en todos los casos, siempre hay excepciones, y el comportamiento de las empresas en este tema no es más que un reflejo del de la sociedad. “Nos quedan todavía algunos años para que la sociedad en nuestro país esté verdaderamente concienciada y convencida, sólo en ese momento las empresas también lo estarán”, apunta Del Palacio. Para ello, el papel de las administraciones públicas y de la Educación es clave en la mejora del comportamiento medioambiental de las personas y de las empresas.

Por otro lado, la prevención de los riesgos laborales es otro de los aspectos esenciales de los que tienen que ocuparse las empresas puesto que, por un lado, suponen una garantía de cumplimiento legal, y por otro, permite integrar la salud y seguridad de los trabajadores en el modelo de gestión de las empresas, posicionándolo al más alto nivel de relevancia interna.

“Además, en el caso particular de la prevención de riesgos laborales, al ser un tema habitualmente iniciado por obligaciones legales, su integración en el sistema de gestión de la organización da como resultado, en la mayoría de las ocasiones, un replanteamiento de lo que se está haciendo, que suele dar lugar a numerosas mejoras en este ámbito”, sostiene el profesor Bañuls.

Y es que los sistemas de gestión normalizados son herramientas de gestión basadas en normas internacionales ISO que permiten a organizaciones y empresas estructurar determinadas áreas de la gestión alrededor de un ciclo de mejora continua. Tal y como hemos reflejado, existen distintas normas dedicadas de forma específica a distintos aspectos, como la calidad, Medio Ambiente, prevención…, que comparten una estructura y filosofía comunes.

“Un sistema integrado de gestión es el desarrollo e implantación en una empresa de varias de estas normas o modelos de gestión, en función de sus necesidades e intereses, de forma integrada. Es decir, aprovechando al máximo las sinergias existentes entre las distintas normas aplicables, de forma que el esfuerzo sea lo más razonable posible y el sistema de gestión resulte lo más imbuido posible en las prácticas habituales de la organización y en su cultura”, afirma Del Palacio.

El Máster ‘Sistemas Integrados de Gestión: Calidad y Medio Ambiente, IX edición’ tiene como principal objetivo capacitar a los alumnos para iniciar su desarrollo profesional en el ámbito de los sistemas de gestión normalizados en organizaciones y empresas; ya sea como consultores, auditores, o responsables / técnicos de sistemas de gestión de una empresa. Por supuesto, unos profundos y actualizados conocimientos sobre los modelos internacionales de gestión más profusamente utilizados en cientos de miles de empresas y organizaciones de todo el mundo.

“Pero lo más importante es que nuestro máster está muy enfocado a la puesta en práctica y en valor de dichos conocimientos, lo que permite a nuestros alumnos ser útiles para las muy numerosas empresas que demandan profesionales de este ámbito de la gestión. A pesar de la dificultad que conlleva medir con precisión el grado de inserción de los egresados de nuestro programa formativo, podemos afirmar que es muy elevado, y que la inmensa mayoría de los alumnos de pasadas ediciones desarrollan actualmente su carrera profesional en el ámbito de los sistemas de gestión normalizados”, explican los directores.

Es por ello que este máster es una de las referencias formativas a nivel andaluz en el ámbito de la gestión de la calidad y el Medio Ambiente. Para fomentar la conexión empresarial, tiene convenio específico con más de 40 empresas andaluzas líderes en el ámbito de los sistemas integrados de gestión, en las cuales los alumnos del MSIG tienen garantizada la posibilidad de hacer prácticas, así como realizar visitas y sesiones formativas específicas.

Para más información sobre el máster: MÁSTER SISTEMAS INTEGRADOS DE GESTIÓN: CALIDAD Y MEDIO AMBIENTE, IX EDICIÓN

Juan Diego Mata: “La mediación familiar está en el top one”

La mediación es un proceso de resolución de conflictos, donde el mediador adopta una posición imparcial y de ayuda, facilitando a las partes a que ellas mismas gestionen sus conflictos, a través del diálogo y la comunicación, llegándose a acuerdos satisfactorios que contemplen las necesidades de las partes, partiéndose de una visión positiva y funcional del conflicto. Así lo asegura Juan Diego Mata, coordinador del Diploma de Especialización ‘Mediación Familiar, Civil y Mercantil, XV edición’ de la Universidad Pablo de Olavide y que dirige la profesora Rocío Navarro González.

Según Mata, el diploma “es uno de los títulos más antiguos de nuestra Universidad junto a las titulaciones de grado, porque en la UPO venimos formando mediadores desde antes que estuviera de moda, cuando el profesor Javier Alés plantó esa semilla en la que creyó como proyecto formativo”.

Juan Diego Mata ha señalado además que actualmente, “la mediación familiar está en el top one, pero de manera sorprendente la mediación en el ámbito mercantil está ganando puestos”. La mediación familiar es un método para la gestión de conflictos, que incluye un tercero neutral, la persona mediadora, con la función de ayudar a que las partes involucradas en un conflicto en el ámbito familiar, puedan negociar desde la colaboración, la voluntariedad, la flexibilidad, la participación y la avenencia, y poder así alcanzar una resolución del mismo satisfactoria para los intereses de todos. Entre los asuntos que aborda la mediación familiar, figuran las separaciones, divorcios, nulidades, asuntos económicos…

Con respecto a la mediación en el ámbito civil y mercantil, deviene como un nuevo espacio en el que las personas son validadas como competentes en la resolución de sus conflictos en cualquier contexto que sea definible como relación social. “Son muchas las empresas que se están sumando a incluir en sus protocolos internos el papel de la mediación para la resolución de problemas en áreas de recursos humanos o departamentos internos. Y es que la mediación es una necesidad indiscutible porque el día a día apremia y el tiempo es poco. Las empresas cuentan con decisiones firmes para que los protocolos sean eficaces y eficientes, respondiendo la mediación a estas dos premisas”, explica Juan Diego Mata.

“El verdadero éxito del mediador es que consiga que las personas dediquen tiempo a resolver sus problemas, gestionando las circunstancias del conflicto”, añade Juan Diego Mata. Asimismo, manifiesta que “el principal requisito que debe tener un buen mediador profesional es la actitud. La formación es importante y debe ser contrastada, como venimos haciendo en nuestro diploma para mediadores profesionales desde el año 2002”.

Cuando un acuerdo de mediación se incumple por una de las partes, “es preciso estudiar en qué ha se fallado la Mediación, puesto que un acuerdo que no se cumple es el peor de los acuerdos en mediación. En nuestra escuela de mediadores, la responsabilidad de esa situación es del profesional porque no ha sabido llegar a los verdaderos intereses de las partes. Si la mediación aborda los verdaderos intereses de las partes, el cumplimiento del acuerdo de las partes está garantizado”, asegura el profesor del Departamento de Derecho Público de la UPO.

En relación al estado de implantación de la mediación como sistema de resolución de conflictos en Andalucía, el coordinador del diploma de mediación afirma que cuenta con un potencial único “porque la necesidad es indiscutible. Las administraciones han detectado que son mecanismos necesarios y la apuesta es definitiva en lo que respecta a la mediación profesional. La creación de puntos de información en los juzgados sobre mediación, la creación de servicios de mediación por administraciones locales y el apoyo normativo a la mediación son algunos ejemplos de la firme decisión para que la resolución de conflictos judicial encuentre vías de descarga”.

Sin embargo, reconoce que la principal tarea que queda pendiente es fomentar la cultura del acuerdo para que estos procedimientos se naturalicen puesto que “es muy difícil que participemos de procesos que no entendemos. La mediación profesional es una gran desconocida que se va presentando poco a poco a sus usuarios”, según Juan Diego Mata.

El Diploma de Especialización ‘Mediación Familiar, Civil y Mercantil, XV edición’ dará comienzo el 18 de octubre y tiene como principal objetivo favorecer la formación de los alumnos en las diferentes técnicas de la mediación en aquellos campos donde está surgiendo la demanda específica como es la institución familiar, la educativa y las comunitaria o vecinal, ante la existencia de conflictos tanto jurídicos como sociales. Actualmente, son numerosas las instituciones públicas que demandan profesionales en técnicas alternativas de resolución de conflictos.

Según el coordinador de este programa formativo, los alumnos aprenderán a sentirse mediadores, puesto que “todas las demás estrategias, técnicas y herramientas que el alumno adquiere durante la realización de nuestro diploma caen en saco roto si el profesional no siente la mediación como propia. Le invitamos a que abandone esa misión paternalista sobre los mediados y les regale autonomía y respeto en sus decisiones. En una mediación perfecta, los mediados deberían sentirse únicos protagonistas”, concluye

Para más información sobre el diploma: DIPLOMA EN MEDIACIÓN FAMILIAR, CIVIL Y MERCANTIL, XV EDICIÓN

La UPO formará a especialistas en asesoramiento financiero y patrimonial

La Universidad Pablo de Olavide pondrá en marcha a partir del próximo 27 de enero el diploma en ‘Asesoramiento financiero y patrimonial, I edición’, que permitirá formar a especialistas en la materia. “La sofisticación y complejidad de los productos financieros, unidos a un perfil de cliente con una cada vez mayor cultura financiera y exigencias en sus objetivos, generan una demanda de profesionales altamente cualificados para poder desarrollar el servicio de asesoramiento financiero y patrimonial”, asegura Enrique Jiménez, director del Máster en Finanzas y Banca de la UPO y director académico del título.

En este sentido, Jiménez sostiene que el diploma de especialización contribuirá a capacitar a los profesionales para que obtengan el nivel cualificación que exige el sector y, por otro lado, los dotará de las competencias necesarias para optar a la certificación de Asesor Financiero Europeo (European Financial Advisor, EFA) que convoca la European Financial Planning Association (EFPA).

“El objetivo es doble. Por una parte, incrementar los conocimientos financieros de forma eminentemente práctica del alumnado, así como prepararles para la consecución del certificado EFA, que les permitirá trabajar como asesores financieros, tanto por cuenta propia como para una institución financiera”, según Gonzalo Algorri, director ejecutivo del título y presidente de Santander Private Banking Italia.

El momento es clave. Y es que a partir de enero de 2018 se necesitará una acreditación como esta para trabajar en el asesoramiento financiero a clientes. Por otra parte, “ninguna universidad pública de Andalucía Occidental ofrece actualmente un título equivalente que prepare la certificación”, puntualiza Algorri.

El diploma está indicado especialmente para titulados en las ramas de Economía y Empresa, si bien, no es exclusivo de estas especialidades, siendo aplicable a otros titulados universitarios de áreas de conocimiento como el Derecho, por ejemplo, que tengan como objetivo profesional el desempeño de la función de asesoramiento financiero y patrimonial. Más particularmente, el programa formativo se proyecta para asesores y gestores de banca y seguros cuyo objetivo sea mejorar las competencias para el desarrollo de la función de asesoramiento financiero y patrimonial y la obtención de la certificación de Asesor Financiero Europeo.

Entre los temas que se abordarán en este título, destacan la formación en aspectos macrofinancieros; los productos financieros a disposición de los inversores, desde los más sencillos hasta los más complejos; los principales conocimientos y herramientas para gestionar carteras, así como los comportamientos éticos y la regulación que determinan la profesión del asesor financiero.

El título se impartirá en modalidad semipresencial. Mediante la plataforma on line, los participantes dispondrán de la documentación para el estudio y sesiones mediante el formato web-conference y webinar, apoyados por tutorías de seguimiento programadas. Asimismo, dispondrán de agenda y cronograma de trabajo. “El curso termina con un simulacro de examen preparatorio de la prueba de certificación, así como unas tutorías on line finales para resolver las últimas dudas”, explica Enrique Jiménez.
De esta manera, “los alumnos deberían alcanzar todos los conocimientos necesarios para ser profesionales en el ámbito del asesoramiento financiero, siendo capaces de añadir valor en sus recomendaciones, y pudiendo desempeñar su actividad en toda la Unión Europea”, concluye Algorri.

Para más información: DIPLOMA EN ASESORAMIENTO FINANCIERO Y PATRIMONIAL

Experto asegura que la presencia de la Psicología en el ámbito judicial se ha convertido en imprescindible

La Universidad Pablo de Olavide pondrá en marcha a partir del próximo mes de enero el Máster en ‘Psicología legal y forense, I edición’. Esta disciplina está adquiriendo una gran relevancia en nuestro país, dada la creciente demanda de informes periciales en el ámbito penal y en el civil, solicitados tanto por jueces como por abogados. “La presencia de los profesionales de la Psicología en el ámbito judicial se ha convertido en imprescindible, y esta presencia requiere de un trabajo especializado que sepa dar una respuesta adecuada y eficaz a las necesidades del ámbito judicial y pericial”, asegura Eugenio Pizarro, director académico del título.

La evaluación psicológica forense se ha extendido a múltiples campos. Si nos ceñimos sólo a los ámbitos civil y penal, es preciso decir que jueces, fiscales y abogados suelen solicitar dictámenes periciales sobre las posibles alteraciones mentales de los autores de delitos graves, como en casos de violencia contra la pareja, agresiones sexuales u homicidios; sobre la predicción del riesgo de violencia futura en personas que han cometido un delito violento; la credibilidad del testimonio en víctimas de abuso sexual infantil o sobre el daño psicológico en las víctimas de delitos violentos.

Y a nivel práctico, “lo que es sumamente importante, los dictámenes periciales, a diferencia de las evaluaciones clínicas, se van a caracterizar por la enorme influencia que pueden tener en el futuro de los sujetos evaluados. En el sistema penal, por ejemplo, la imputabilidad de un acusado, así como la apreciación de eximentes o atenuantes, dependerá en gran medida de la evaluación forense”, señala el profesor de la UPO.

En este sentido, si bien el informe pericial no es vinculante para el juez, “qué duda cabe que tiene un peso relevante en sus decisiones”, apunta Pizarro. Aunque no existe todavía regulación en España, se prevé que en un futuro cercano solo puedan presentar informes sobre el comportamiento dentro del ámbito judicial, aquellos que puedan demostrar una formación adecuada para asumir la realización de informes y que les capacite para el ejercicio profesional.

Para suplir estas carencias, la UPO ha puesto en marcha este máster: “Entendemos que apostar por la formación de profesionales en el campo de la Psicología jurídica amplía las posibilidades de empleabilidad de los mismos, permitiendo desarrollar sus funciones en las áreas de Psicología aplicada a los tribunales, penitenciaria, atención a víctimas, Psicología pericial familiar, mediación, riesgos laborales o indemnizaciones por daños”, sostiene el director de máster.

Con la realización de este título, los alumnos podrían ofrecer sus servicios y trabajar en oficinas de atención a víctimas de delitos y/o faltas, juzgados, prisiones, centros de menores, programas de intervención de familias en conflicto, servicios de mediación civil y familiar o programas de atención a mujeres maltratadas.

El máster está indicado especialmente para licenciados o graduados en Psicología, Derecho y Criminología, con el fin de adquirir los conocimientos necesarios para la elaboración de informes periciales en el ámbito judicial, según sus respectivas especialidades. Así como orientar o asesorar como expertos a los órganos judiciales o adquirir habilidades para la elaboración y defensa de informes forenses, entre otras capacidades.

Para más información: MÁSTER EN PSICOLOGÍA LEGAL Y FORENSE, I EDICIÓN