Vermicompostaje

Los huertos sociales son modelos de agricultura sostenible a pequeña escala, donde sus agricultores y agricultoras tienen la posibilidad de cultivar verduras y hortalizas para consumo propio utilizando prácticas respetuosas con el medio ambiente. Pero en todos los cultivos se generan residuos vegetales que si no se gestionan adecuadamente pueden convertirse en un problema ocasionando daños medioambientales como la contaminación del suelo, del agua o la emisión de gases de efecto invernadero además de impactos paisajísticos. El manejo más habitual es hacerlos desaparecer enviándolos a basureros o por incineración pero esta práctica no tiene en cuenta la necesidad de reducir el consumo de materias primas y energía ni la capacidad de reutilización de esos desechos.

En CEI CamBio , en su espacio de cultivo pone en marcha este proyecto como una alternativa ecológica y la oportunidad del aprovechamiento de los residuos orgánicos generados en el Área de recursos agroecológicos de Origen Americano Celestino Mutis. En la imagen, el Área de recursos agroecológicos de origen Americano “Celestino Mutis”. UPO. (Fuente: Google Earth).

El proyecto consiste en la gestión racional de los desechos generados mediante prácticas como el compostaje y el vermicompostaje, que reincorpora los nutrientes de dichos residuos cerrando el círculo de materia y energía, reduciendo el impacto ambiental de las actividades que se llevan a cabo en sus huertos.

 

 

Se va a realizar el manejo de los restos vegetales de dos formas: por una parte se formará una pila de compostaje seleccionando los materiales adecuados y mezclándolos en las proporciones idóneas manteniendo las condiciones de humedad y aireación necesarias para acelerar el proceso de biodegradación de la materia orgánica. Y por otra parte, se hará una pequeña instalación de vermicompostaje cubierta por una pérgola donde se mantendrá una población de lombrices que lleven a cabo el proceso de transformación de los materiales orgánicos precompostados en un producto que se utilice para la fertilización y mejora de suelos del ARAOA.

Imagen 2. Desechos orgánicos acumulados en los huertos sociales de la UPO.

El compostaje es la degradación biológica de los residuos orgánicos en condiciones aeróbicas controladas llevada a cabo por los microorganismos y el vermicompostaje es la utilización de las lombrices para la transformación y estabilización de esos residuos orgánicos en degradación en un producto orgánico con excelentes propiedades físico-químicas y microbiológicas con efectos fertilizantes y enmendantes de suelos. Por tanto, estos procesos reutilizan los desechos que se generan aprovechándolos en la misma zona y contribuyen a la economía circular de los recursos.

Imagen 3. Montón de compost con tubos de aireación.

Imagen 4. Lecho de vermicompost.

Imagen 5. Vermicompost.