-->

La ciudad de Carmona

Su historia

Carmona es una de las ciudades de mayor abolengo histórico de la provincia de Sevilla . A partir de un núcleo turdetano, se desarrolló una colonia cartaginesa de gran importancia, conservándose algunos restos de muralla de esta etapa en el Alcázar de la Puerta de Sevilla.

En el año 206 a.C., Carmona es conquistada por el Imperio Romano, siendo intensamente romanizada y convirtiéndose en uno de los núcleos urbanos más importantes de la Bética, con el nombre de ‘Carmo’. El trazado de la ciudad  todavía se percibe en la actual Carmona. De esta época, los restos arquitectónicos y escultóricos son de una gran categoría, destacando la impresionante Necrópolis y Anfiteatro.

Su importancia no decreció en época musulmana, llegando a ser capital de uno de los reinos de taifas, en el siglo XI. Los árabes reformaron su sistema defensivo y la embellecieron con notables alcázares, mezquitas y otros notorios edificios, de los que aún se conservan vestigios.

La conquista fue obra de Fernando III ‘El Santo’ en 1247, comenzando la repoblación. Su territorio municipal fue delimitado por Alfonso X ‘El Sabio’ y objeto de favores por parte de Pedro I ‘El Cruel’, que residió frecuentemente en la ciudad y engrandeció el Alcázar de la Puerta de Marchena para convertirlo en residencial real. En el siglo XV, las luchas entre los partidarios de Ponce de León, señores de Arcos y Marchena y los Guzmán, condes de Niebla y duques de Medina Sidonia azotaron fuertemente la localidad. En 1630, Felipe IV le concedió el título de ciudad.

De la época moderna, los mejores testimonios son su caserío y elementos singulares: palacios, conventos e iglesias; la trama urbana y los elementos que la integran.

Hoy el casco histórico de la ciudad es un ente vivo y dinámico, donde la rehabilitación es cada vez más habitual, tanto pública como privada, en edificios y en viviendas tradicionales.

Carmona ofrece un ejemplo eminente de un tipo de construcción, conjunto arquitectónico o paisaje, que ilustra un periodo significativo de la historia del hombre. La ciudad exhibe ejemplarmente la historia de Andalucía, con la particularidad de conservar sus edificaciones singulares y su contexto en la arquitectura popular. Por todo esto, se entiende que Carmona ha sido una referencia en la historiografía y en el estudio de las civilizaciones pasadas. 5.000 años de ocupación continuada son una referencia ineludible para el estudio de cualquier civilización del Valle del Guadalquivir.


Qué visitar

Carmona es una ciudad monumental y cultural que integra en su arquitectura las distintas culturas que han pasado por su territorio. Los ejemplos más significativos son:

  • El Alcázar de la Puerta de Sevilla. Situado sobre el único frente vulnerable de la ciudad, ha sido un baluarte constructivo desde época tartésica hasta la contemporánea, dando como resultado un edificio único, que engloba de manera armoniosa los resultados defensivos del bronce final, el bastión cartaginés, las defensas romanas, medievales musulmanas y cristianas y las posteriores intervenciones hasta el día de hoy.
  • La Iglesia de Santa María, en la zona más monumental de la ciudad. La suma de estructuras de distintas épocas forma hoy un conjunto excepcional en el que la iglesia gótica asimila, usa e integra parte de la mezquita musulmana, y ésta a su vez utiliza elementos más antiguos, como el fuste con la inscripción de un calendario visigodo.
  • El Conjunto Arqueológico de la Necrópolis de Carmona. Existen manifestaciones funerarias de los últimos momentos del Bronce y primeros de la Edad del Hierro, junto a las tumbas romanas. De época romana, los más conocidos son los enterramientos colectivos con ritual de incineración. Por su espectacularidad destacan la Tumba del Elefante, santuario dedicado a los dioses Attis y Cibeles, y la tumba de Servilia, una joven que debió pertenecer a una familia de poderosos funcionarios béticos, posiblemente hija de un magistrado.
  • El Museo de la Necrópolis Romana. Esta colección, en su mayoría de los siglos I y II d.C., recoge una buena representación de los ajuares funerarios, entre los que destacan la escultura, epigrafía y pintura mural.
  • El Museo de la Ciudad - Casa Palacio Marqués de las Torres. Muestra la historia de Carmona desde los orígenes (hace un millón de años) hasta la actualidad. Tiene restos arqueológicos del periodo paleolítico, turdetano, andalusí, romano o tartésico.
  • La Exposición del patrimonio histórico y artístico de la Iglesia Prioral de Santa María de la Asunción. En sus cinco salas se exponen objetos de orfebrería desde el s. XIV al XIX: en total 150 piezas de plata. Piezas de orfebrería, imaginería y pinturas, entre las que destaca el Apostolado de Zurbarán, además de otros objetos de interés como la espada de Íñigo de Loyola o el fuero otorgado a Carmona por el Rey Fernando III.
Facebook UPO Flickr UPO Instagram UPO Twitter UPO Youtube UPO
Validación de Accesibilidad
Validación CSS 3.0
Validación XHTML 1.0 Transitional
RSS

La Universidad Pablo de Olavide utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar nuestros servicios, acepta nuestro aviso legal y nuestra política de cookies