Objetivos de los Cursos

La Creciente Demanda Social

Objetivos

Metas-objetivos-1-2-e1341436440657

  El conflicto entre individuos es un hecho inherente a la naturaleza humana, por lo que, casi desde los orígenes del hombre, se han intentado buscar fórmulas para evitarlo o solucionarlo.

El litigio, como forma tradicional de solución de controversias es, y sigue siendo, el sistema habitual al que acuden los individuos para resolver sus enfrentamientos, pero la intervención de los Juzgados y Tribunales ofrece opciones limitadas y, en la mayoría de las ocasiones, coloca a las partes en posición de vencedores y vencidos y más cuando se trata de conflictos familiares que entran dentro de la esfera de la privacidad.

En los últimos años, los gobiernos y los propios individuos han dirigido sus miradas hacia otros sistemas más satisfactorios de resolución de conflictos, entre los que destaca la mediación familiar,  con miras a la sustanciación y sensibilización de una CULTURA MEDIADORA.

En la mediación, son las partes las que tratan, con la participación  de un tercero imparcial, al que denominamos mediador, de dar respuesta  al problema que las mantiene enfrentadas, intentando alcanzar un acuerdo que sea aceptable para ambas. Es decir, el resultado no enfrenta al ganador y al perdedor, porque "todos ganan", “todos ceden”, “todos participan”.

Los campos de intervención de la mediación son muy diversos, y, así, junto a la mediación familiar podemos hablar de mediación en la justicia penal, en la justicia laboral, en el ámbito educativo, en el campo de la salud, o de la mediación intercultural.

Es evidente el auge e impulso que el estudio y la puesta en funcionamiento de la mediación han experimentado en estos últimos años. Ciertamente, nos encontramos ante una nueva profesión que puede ser desarrollada por profesionales que mantengan una estrecha relación con el mundo jurídico y social: Abogados, Psicólogos, Trabajadores Sociales, Educadores Sociales, Pedagogos, Expertos en Relaciones Laborales, economistas, sociólogos entre otros, son los posibles destinatarios de este Curso de Especialista. De igual forma viene avalado el interés, ante la existencia desde el año 2001 a nuestros días de normas de carácter autonómico que regulan la Mediación Familiar (Cataluña, Galicia y Valencia ya poseen leyes de mediación familiar) y que desde inicio del año 2009 nos encontramos bajo la nueva Ley 1/2009 Reguladora de la Mediación Familiar en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Facebook Twitter
Validación de Accesibilidad
Validación CSS 3.0
Validación XHTML 1.0 Transitional
RSS

La Universidad Pablo de Olavide utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar nuestros servicios, acepta nuestro aviso legal y nuestra política de cookies