Palacio Thesalónica

Tesalónica, también conocida como Salónica, es la segunda ciudad griega de mayor importancia después de Atenas. La fundación de la ciudad, originalmente llamada Terma debido las aguas termales que se encontraban en la zona, se remonta al siglo IV a.C, cuando el general Casandro de Macedonia, fundador de la dinastía antripátida, conquistó los territorios y cambió el nombre de Terma por Thessalonikē (Tesalónica) en honor a su esposa, hermanastra de Alejandro Magno e hija de Filipo II de Macedonia, que decidió llamarla con ese nombre porque nació el mismo día en que su ejército proclamó la victoria sobre los tesalios.

Situada cerca de la antigua ciudad de Pella, Tesalónica gozaba de una excelente ubicación en la Via Egnatia (Vía Ignacia), principal camino romano que partía del este de Roma. También se vio favorecida debido a su localización en una bahía del Mar Egeo, se convirtió en un importante puerto marítimo y llegó a ser el centro comercial y político más importante de Macedonia.

Muchos historiadores coinciden en que Tesalónica compartía características similares a la ciudad de Corinto, porque en ambas metrópolis habitaron personas de diferentes pueblos del mundo conocido y la ciudad acogió a griegos, romanos y a los pueblos bárbaros germánicos del norte, cuyas culturas desempeñaron un papel fundamental en la formación de la identidad de la ciudad. En el 42 a.C tras la batalla de Filipo en la que se enfrentaron las fuerzas de Octavio y Marco Antonio, Tesalónica se convirtió en una ciudad libre. Actualmente, Tesalónica es una ciudad llena de numerosos encantos y atractivos que cada año atrae a numerosos turistas que quedan fascinados por su enorme encanto histórico, cultural y patrimonial.

No obstante, el grupo monumental más sobresaliente de la ciudad es el llamado Palacio de Galerio. Su construcción fue ordenada por el tetrarca romano Cayo Valerio Galerio Maximiano y data de finales del siglo III y principios del siglo IV d.C cuando Tesalónica llegó a convertirse en uno de los principales centros de poder del Imperio Romano de Oriente. Además del palacio, comprende otra serie de construcciones: termas, edificios conmemorativos, un arco de triunfo y un hipódromo, entre otros. El conjunto de todos estos monumentos se conoce con el nombre de Complejo Galeriano.

Se cree que el Palacio se construyó en el lugar que dejó un incendio y que se utilizaron materiales locales para su construcción. Actualmente, en el yacimiento arqueológico del palacio se puede visitar el salón absidal, la basílica, el complejo de edificios centrales, una estructura de dos pisos, los baños, el octógono, el hipódromo, el muro del recinto este y algunos fragmentos arquitectónicos construidos en mármol.
El Salón Absidal estaba a su vez dividido en otras dos salas: un vestíbulo y otro salón que contaba con dos hornacinas. Ambas salas estaban decoradas suntuosamente, aunque se ha perdido la mayor parte de esta ornamentación. Las paredes estaban revestidas con mármol blanco y de colores, mediante la técnica conocida como opus sectile. La Arqueología moderna sostiene que el Salón Absidal pudo haber sido un triclinium.
La Basílica se empleó como sala de recepción y de audiencia. Tenía una planta rectangular con un ábside semicircular y una entrada que conectaba con la Sala Absidal con la que compartía además un patio. Poseía únicamente una nave interior y sus paredes, al igual que las de la Sala Absidal, estaban revestidas de mármol. Como su construcción se fue completando por etapas sufrió numerosas modificaciones. Aunque en la actualidad solo se conserva la mampostería del muro oeste y una gran parte del ábside, los arqueólogos han llevado a cabo una reconstrucción del edificio en la que podemos contemplar su magnificencia.

Al oeste de la Basílica encontramos otra importante unidad arquitectónica que perteneció al palacio, lo que se conoce como los edificios centrales. Las excavaciones realizadas en los años noventa han sacado a la luz el peristilo y restos de mosaicos de los pasillos que destacan por sus amplias variaciones temáticas y cromáticas. A ambos lados del pasillo estaban los baños del palacio y el octágono.

Se desconoce el área total que cubrían los baños del palacio porque no se ha completado su excavación. Sin embargo, sabemos que contaban con frigidarium, tepidarium y caldarium además de otros elementos auxiliares requeridos para su funcionamiento. Sabemos también que tras su construcción se convirtieron en un importante centro de recreación y en un lugar de encuentro social. Sus paredes, de las cuales se conservan algunos fragmentos, tenían revestimientos de mármol en la parte inferior, mientras que en la superior estaban decoradas con pinturas murales.

Al oeste de los baños se encontraba el octógono, un edificio con sala octogonal (de ahí que popularmente sea conocido como el octógono), y un gran vestíbulo con dos hornacinas en sus extremos. En la sala octogonal había siete hornacinas semicirculares y estaba cubierta por una cúpula. Los pórticos, que presentaban diferentes anchuras, sostenían un pequeño arco de mármol al que se le otorgó el nombre de “Arco pequeño de Galerio” y que actualmente se exhibe en el Museo Arqueológico de Tesalónica. Su destrucción tuvo lugar en el siglo VII d.C, cuando la ciudad fue sacudida por numerosos terremotos que destruyeron gran parte de sus edificios. Las excavaciones de este edificio se iniciaron en 1950 y se prolongaron durante 31 años. Investigaciones recientes afirman que sirvió como sala de audiencias o sala del trono del palacio, y, posteriormente, como iglesia cristiana.

En época romana, el hipódromo se convirtió en uno de los lugares públicos más importantes. Apenas se conservan restos de lo que antaño fue el gran hipódromo de Tesalónica y las únicas partes que han sobrevivido a los designios del tiempo son la parte más cercana al mar y la parte norte de las gradas.
La construcción de la muralla de Tesalónica fue posterior a su fundación por el general Casandro. Los estudios arqueológicos revelan que su construcción se completó antes que el Palacio de Galerio y que estaban destinadas primordialmente a resistir los ataques bárbaros. No obstante, los refuerzos y las modificaciones más importantes son posteriores y se llevaron a cabo en época de Teodosio I.

Por último, las excavaciones también han sacado a la luz restos de elementos arquitectónicos de mármol tales como bases de columnas, dinteles, pilastras, ventanas, marcos de puertas, etc. Estos restos se encuentran en las propias instalaciones del complejo. Además de los restos del Palacio, Galerio ordenó que se construyeran dos estructuras monumentales anejas a su recinto imperial: la Rotonda y el Arco de Galerio.

La Rotonda fue construida en el siglo IV d.C. Probablemente se erigió como templo de culto antiguo o como mausoleo propio. En cualquier caso, si en su concepción original se pretendía que el edificio fuese un templo no se conoce a que Dios estaba dedicado; y si se construyó para albergar el cuerpo del emperador tampoco cumplió con esta segunda función porque no fue enterrado aquí. Se trata de un edificio circular que a menudo se ha llegado a comparar con el Panteón de Roma debido a que ambos poseen características arquitectónicas similares, de hecho, en su diseño original, la cúpula estaba coronada por un óculo. Poco tiempo después de su construcción se convirtió en una iglesia cristiana y su interior se decoró con bellos mosaicos bizantinos. Aunque durante un tiempo fue la catedral de la ciudad de Tesalónica en 1591, tras la invasión de los otomanos fue convertida en mezquita y así permaneció hasta 1921. Actualmente la Rotonda es una iglesia ortodoxa conocida como Iglesia de San Jorge porque está dedicada a este patrón.

La Rotonda de Galerio es la iglesia más antigua de Tesalónica y se disputa el título de iglesia cristiana más antigua del mundo con otros templos. No obstante, constituye uno de los mejores ejemplos de iglesia paleocristiana del Imperio Romano de Oriente.

El Arco de Galerio se construyó alrededor del 298 d.C y se erigió para conmemorar la victoria del emperador Galerio sobre los persas sasánidas. Se alzaba sobre la ya mencionada Via Egnatia y conectaba con la Rotonda mediante una calzada. Su estructura era octópila, tenía ocho pilares formando un triple arco. Estos pilares estaban dispuestos en dos filas paralelas, con cuatro pilares en cada fila. Los cuatro centrales eran más grandes que los exteriores y se conectaban con estos mediante arcos de medio punto que sostenían una cúpula, la cual no se conserva. Además, estos cuatro pilares centrales estaban recubiertos con losas de mármol y poseían decoración escultórica en relieve.

Hoy solo se conservan tres de los ocho pilares originales, los que estaban localizados en la parte noroccidental. Se ha perdido, pues, los cuatro pilares de la parte oriental y un pilar de la parte occidental.

Sin embargo, dos de estos tres pilares siguen conservando sus relieves escultóricos, que representan escenas de las campañas de la guerra del ejército romano contra los persas, así como imágenes que simbolizaban el poder militar del tetrarca. Entre estas, se encuentran una representación del emperador Galerio en plena posición de ataque mientras un águila sostiene sobre su cabeza una corona de victoria. Pero no solo se muestra la superioridad militar del emperador, sino también su clemencia, pues otro de los pasajes muestra cómo el emperador está perdonando a sus enemigos que aparecen esculpidos en menor tamaño. Los persas son fácilmente reconocibles por su vestimenta oriental. Llama significativamente la atención la presencia de animales exóticos en el pilar norte, como elefantes y camellos, lo que sirve al espectador para localizar los sucesos.

Estos son todos los monumentos que incluye el Complejo Galeriano. Este también cuenta con su propia página web http://galeriuspalace.culture.gr/en/ que ofrece gran cantidad de información para los turistas interesados. En la página web aparece asimismo un teléfono de contacto: +30231 3310400, +30231 3310422, +30231 3310423, fax: 30 2310 247106 y dirección de correo electrónico: efapoth@culture.gr

Salónica cuenta con su propio aeropuerto, aunque lo más frecuente es ir desde Atenas, que se tarda entre cuatro y seis horas y cuesta unos 45 €. En autobús se tardan seis horas y su precio ronda los 55 € ida y vuelta.

Tesalónica está dividida en tres partes: la zona del puerto, la parte alta y la parte baja. El Palacio se encuentra en la parte baja, la cual coincide con el centro histórico, que es muy pequeño y se puede recorrer perfectamente a pie. En caso de preferir recorrerlo en autobús, la ciudad cuenta con una excelente red de autobuses que conecta el centro con el puerto y con la periferia. Un billete individual cuesta tan solo 0.80 € y es preferible comprarlo en quioscos o máquinas dispensadoras y validarlos dentro porque si se compran en el autobús cuestan más caros.

El Complejo Galeriano se trata de un verdadero museo al aire libre, por tanto, su visita no está sujeta a horarios ni costes. El único edificio que tiene un horario al tratarse de una iglesia es la Rotonda, que se puede visitar en invierno todos los días de 8:30 a 17:00 y en verano todos los días entre las 8:00 y las 19:00 cuya entrada es gratuita.

Por consiguiente, para poder disfrutar de las ruinas romanas no hace falta hacer una reserva. Sin embargo, el Centro sí que ofrece la posibilidad de realizar una visita organizada, siempre y cuando se haya concertado una cita previa. El horario de atención es de martes a domingo entre las 10:00 y las 17:00 y el teléfono de contacto es 2310 204868.

Debido a su emplazamiento, tampoco hay restricciones de aforo por el Coronavirus ni medidas especiales para el acceso a personas con discapacidades. Sin embargo, el Centro ofrece servicios en línea que incluyen videos, reconstrucciones digitales y aplicaciones interactivas para poder visitar el Complejo sin salir de casa.

Debido a su emplazamiento, tampoco hay restricciones de aforo por el Coronavirus ni medidas especiales para el acceso a personas con discapacidades. Sin embargo, el Centro ofrece servicios en línea que incluyen videos, reconstrucciones digitales y aplicaciones interactivas para poder visitar el Complejo sin salir de casa.

En 2012 la publicación científica Procedia – Social and Behavioral Sciences realizó un estudio para analizar el nivel de accesibilidad de Tesalónica, concluyendo en el gran valor accesible de la ciudad estudiada. Además, la ONG Mapping for Change, en colaboración con wheelmap.org realizaron una mapeado de la accesibilidad de la ciudad, con muy buenos resultados.

Si sumamos estos datos al hecho de que la mayor parte de yacimientos se encuentran a pie de calle, la accesibilidad para personas con movilidad reducida es relativamente fácil y cómoda.

Debido al interés turístico de la zona, pueden encontrarse numerosos restaurantes de comida griega e internacional cerca del Complejo Galeriano. Entre ellos, destacan:

  • II.22, a unos 300 metros del Arco de Galerio encontramos este bonito restaurante de comida griega con un toque actual.
  • Πεινιρλάδικο "Το Ρολόι" (Peinirladiko "El reloj”). Local que destaca por sus pizzas y, especialmente, por su peynirli (“con queso”), plato típico griego similar a la pizza, pero con forma de barca. Este restaurante se encuentra justo en frente de la iglesia de Santa Sofía, a 200 metros del Arco de Galerio.
  • Los visitantes veganos o vegetarianos pueden encontrar en Tarantoúla su opción ideal, pues este restaurante de precios reducidos y aspecto acogedor ofrece una gran variedad de opciones para comer, así como de zumos y cafés. Se encuentra a menos de 200 metros de la Rotonda de Galerio.
  • Prytanio es uno de los restaurantes más aclamados de Tesalónica, y cuenta con una decoración y un menú de estilo mediterráneo y griego que harán las delicias de cualquier visitante.
  • Pites tis Polis es un local de comida de estilo turco a precios asequibles. Son destacables sus pides y peynirli, así como su té de estilo turco.
  • Por último, si lo que se desea es tomar un café con unas vistas preciosas a la Rotonda de Galerio, Ippopótamos es un precioso café localizado justo en la misma plaza que la Rotonda.

No obstante, la opción más auténtica es la de comer en los mercados que ofrece la ciudad: Modiano y Kapani. Se trata de los dos mercados más grandes de Tesalónica, situados muy cerca de la famosa Plaza Aristotelous. Abiertos de lunes a sábado, en ellos se pueden encontrar exquisiteces locales como aceitunas, quesos griegos, carnes y pescados… y también varias tabernas típicas griegas en las que degustar la mejor gastronomía local, como la halva de sémola, las tradicionales pitas de Tesalónica, o la variedad de pescados y mariscos.

Tesalónica cuenta con numerosas opciones para el alojamiento, desde hoteles de lujo hasta albergues. Si bien alojarse en el centro histórico es la opción más práctica y cómoda, es cierto que existen muy buenos hoteles en zonas no tan céntricas, cuyo precio se ve reducido en consecuencia. No obstante, la ciudad ofrece muy buenos precios de alojamiento en comparación con otras grandes ciudades europeas, especialmente en temporada baja. 

Entre los mejores hoteles y apartamentos recomendados dónde dormir en Tesalónica se encuentran:

  • Daios Luxury Living - 5*. Su mayor atractivo es su excelente ubicación, con preciosas vistas a la Torre Bianca y a la playa.
  • Electra Palace Thessaloniki - 5*. Hotel de lujo en el centro de la ciudad, a pocos pasos de Plaza de Aristóteles. Dispone de spa completo, restaurante y piscina cubierta.
  • City Hotel Thessaloniki - 4*. Moderno, a pocos pasos de la Plaza Aristóteles.
  • Colors Urban Hotel Thessaloniki - 4*. De aspecto moderno y atractivo, cuenta con bar, lounge, spa y restaurante. Además, admite mascotas.
  • Domotel Olympia - 3*. En el centro histórico, ofrece la mejor relación calidad/precio.
  • Hotel Abc - 3*. A pocos pasos de la Torre Blanca, también acepta mascotas y cuenta con servicio de tintorería, restaurante y bar.
  • Tourist Hotel - 2*. Hotel sencillo en una excelente zona de la ciudad.
  • Stay Hybrid Hostel. Como todo hostel/albergue, es la opción más económica. Cuenta con una azotea en la que se realizan actividades.
  • Gatto Perso Luxury Studios and Apartments. Varios apartamentos de lujo, nuevos, modernos, en el centro histórico. Para 2, 3 y 4 persona
  • Hello # Home 6o Piso. Apartamento de 1 habitación, es ideal para parejas.
  • Trilogy Experimental. Apartamento para 4 personas, moderno, zona excelente para visitar la ciudad a pie.
  • Mini Central Studio. Pequeño apartamento para 2 personas, en el centro histórico de la ciudad.
Además, del conjunto arqueológico, hay muchos otros lugares de interés cultural, tales como: 
  • Museo de la Cultura Bizantina. Elegido en 2005 como el mejor museo de Europa, cuenta entre sus salas con frescos, iconos, mosaicos, etc. La entrada cuesta 8€ de abril a octubre, y 4€ de noviembre a marzo.
  • Museo Arqueológico de Salónica. Uno de los mejores museos arqueológicos de Grecia, cuya colección cubre los casi 3000 años de historia de la ciudad. La entrada cuesta 8€.
  • Iglesia Santa Sofía. Construida en el siglo VIII, sobre una estructura anterior del siglo III, es una de las iglesias más antiguas de Tesalónica que aún sobrevive. Está inspirada en la iglesia de Santa Sofía de Constantinopla (Estambul).
  • Bey Hamam, los Baños del Paraíso. Debido al pasado turco-otomano de la ciudad, estos bellos baños construidos en 1444 son un imprescindible de la ciudad.
  • Los numerosos jardines cerca del paseo marítimo, entre los que destacan el Jardín del Sol de la Tarde, el Gran Jardín de Alejandro Magno, o el Jardín del Mediterráneo, entre muchos otros.

Debido a la importancia arquitectónica e histórica de la ciudad, la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial de la Unesco protege desde 1988, bajo la denominación de monumentos paleocristianos y bizantinos de Tesalónica, muchos de los lugares de interés cultural de Tesalónica. 

El conjunto monumental del emperador Galerio se encuentra en el centro de la ciudad de Tesalónica, concretamente en la plaza Navarinou. El conjunto estaba formado por el Arco de Galerio, el palacio y el hipódromo, entre otros. Actualmente en el yacimiento aún se pueden observar restos de mosaicos del palacio; que era el edificio principal del complejo monumental, suelos de mármol; que se disponían a lo largo de casi todo el complejo monumental, suelos de piedra, así como restos de pintura encontrados, especialmente, en la zona de las termas.