-->

Buenas prácticas

Buenas prácticas en la edición web

Con objeto de crear páginas que satisfagan las necesidades del usuario, se describen a continuación algunos puntos fundamentales que deben observarse en la edición de sitios web oficiales de la UPO. En general tenga en cuenta que el usuario no leerá las páginas de principio a fin sino que echará un vistazo rápido buscando lo que necesita. Acudirá a nuestro web con un objetivo concreto y espera encontrarlo rápidamente.

Estructura y navegación del sitio

La estructura interna de la organización no debe ser la base para diseñar el esquema de navegación de su sitio web. El objetivo de la web debe ser satisfacer las necesidades de los usuarios.
El usuario se sentirá cómodo navegando por un sitio web si:

  • La estructura de navegación proporciona una idea general de la información que puede encontrarse en el sitio web.
  • El esquema de navegación es consistente. Es importante para que los usuarios localicen la información fácilmente y encuentren el sitio fácil de explorar.
  • Sabe en todo momento dónde se encuentra en la web, cuáles son sus opciones y cuál es el contexto de la página que está consultando. Tenga en cuenta que con los motores de búsqueda se puede acceder directamente a páginas internas, sin pasar por la página de inicio.
  • No se encuentra menús de navegación saturados de opciones. Estudios han demostrado que el límite para que un menú de opciones sea fácil de recordar y no confunda al usuario está en siete u ocho elementos.

Accediendo a la información

A la hora de organizar la información que ofrecemos al usuario tenemos que distinguir entre las páginas de nivel superior en el esquema de navegación, que dan acceso al contenido, y páginas de nivel inferior, que contienen ya la información detallada.

  • Páginas de nivel superior: cree páginas cortas y fáciles de explorar. Sirven al usuario para hacerse una idea de cuál es el contenido que podrá consultar. Resuma y use listas para el contenido de estas páginas.
  • Páginas de contenido: son páginas que muestran ya el contenido seleccionado. A medida que el usuario avanza en la búsqueda de su objetivo podemos ir mostrando una información cada vez más extensa y especializada.

Siguiendo este esquema, permitiremos que el usuario elija consultar la información que se ajusta a sus necesidades.

Organizar la información

 La web tiene algunas características que la diferencian de otros medios de información. Es un medio interactivo, en el que no existe un formato predeterminado y cuyo modo de acceso y entorno de visualización no podemos controlar.

Por ello, debemos tener en cuenta una serie de factores importantes cara al usuario:

  • Hará una exploración rápida de la página en busca de la información que necesita en lugar de leerla de principio a fin.
  • Tiene un objetivo cuando visita un sitio web.
  • Espera encontrar la información rápidamente. Si no lo logra acudirá a otro sitio.

Creación de contenidos para la web

A continuación enumeramos una serie de buenas prácticas para elaborar el contenido de su sitio web.

  • Divida la información en unidades lógicas y bien definidas. Establezca una jerarquía de importancia entre las unidades y utilícela para crear vínculos entre ellas.
    El usuario espera encontrar tras un enlace una unidad específica y relevante de información. A la hora de trocear la información debemos seguir un criterio flexible y consistente, con sentido común, que resulte en una organización lógica y conveniente. Dejemos que la naturaleza de los contenidos sea la que sugiera cómo deben subdividirse y estructurarse, encontrando un equilibrio entre el número de opciones de los menús y la profundidad de navegación del sitio web.
  • La información ha de estar siempre orientada al usuario. Lo irrelevante o sin utilidad para nuestro público objetivo debe desaparecer.
  • Establezca una correlación entre la jerarquía de información y la jerarquía visual en la página. La jerarquía visual proporciona relaciones jerárquicas del tipo 'esto es parte de esto' y 'esto va a continuación de esto'. La jerarquía informativa establece relaciones del tipo 'esto es más importante que esto'.
  • Facilite una exploración rápida del contenido. Antes de detenerse a leer, el usuario explorará la página para hacerse una idea de qué contiene (y lo más importante: si podrá encontrar lo que está buscando). Es importante pues resaltar qué información va a poder encontrar en nuestra página. Los elementos que podemos usar para permitir una exploración del contenido son:
    • Títulos y subtítulos: rompiendo la continuidad del texto con títulos y subtítulos indicaremos al usuario qué estamos tratando en cada sección, facilitándole el acceso a la información.
    • Negrita. El texto en negrita da una idea del contenido de un párrafo. Pero tenga en cuenta que si abusa de este elemento perderá su efectividad.
    • Listas: las listas son preferibles a largos párrafos a la hora de suministrar información en la web ya que:
      → Permiten leer la información verticalmente
      → Permiten una exploración rápida del contenido
      → No intimidan al usuario visualmente
      → Facilitan la exposición sucinta de la información
    • Enlaces. Un enlace es también una llamada de atención.
    • Redactando los contenidos:
      • Siga una estructura piramidal: la parte más importante del mensaje, el núcleo, debe ir al principio.
      • Resuma. Sobre todo en páginas largas es importante comenzar con un sumario que permita al usuario decidir si la información que contiene es relevante para él.
      • Un párrafo = una idea: cada párrafo debe ser un objeto informativo.
      • Escriba frases cortas. 
      • Use un lenguaje claro, conciso y preciso. Sea directo.
      • El vocabulario ha de ser sencillo y fácilmente comprensible. No emplee tecnicismos ni use jerga.
    • Es aconsejable acompañar los textos con elementos adicionales siempre que puedan ser de interés para el usuario: enlaces, documentos relacionados, gráficos, etc.
    • Evite el uso de:
      • Texto en cursiva: dificulta la lectura en pantalla. Nunca lo emplee para frases completas.
      • Texto subrayado: el usuario pensará que se trata de un enlace o que quizá lo sea.
      • Texto coloreado: diferenciar texto mediante colores no cumple los requisitos de accesibilidad y crea confusión con enlaces.
    • Los PDF no se deben utilizar como excusa para no generar contenidos en formato web. Los recursos importantes que están disponibles en otros formatos pueden ser convertidos a páginas web muy fácilmente. En general no se debe abusar de los documentos PDF para proporcionar información, utilizándolos únicamente en determinados casos:
      → Folletos o documentos legales destinados a ser impresos o que deben mantener un formato determinado.
      → Información que por naturaleza es muy extensa.
      Aún en estos casos, es necesario que se incluyan en los documentos, con formato web, un esquema o resumen de la información que esté contenida en los PDF.
    • Dote a su sitio de un histórico: La mayoría de las universidades tienen un gran registro de actividades que pueden ser publicadas de forma histórica en la web.
    • Use títulos con significado y meta-etiquetas descriptivas para incrementar la visibilidad de las páginas. Existen algunos estándares como el de Dublin Core que pueden ser utilizados para añadir información de autoría, palabras clave y otros datos acerca de los sitios web. Un título adecuado (atributo 'TITLE') es fundamental para la localización posterior en buscadores.
    • Enlaces:
      • No inserte enlaces en el texto de los párrafos.
        Introduzca los enlaces al final del texto o página con el que están relacionados en lugar de insertarlos en el interior del párrafo. De este modo evitamos distracciones en la lectura del texto y la página es más fácil de consultar.
      • El texto del enlace ha de ser significativo, describiendo el contenido al que enlaza. Evite el uso de enlaces tipo 'pinche aquí'.
      • Facilite enlaces a servicios online y otras páginas que puedan ser de utilidad para su usuario potencial, tanto de la UPO como de otras instituciones.
      • Los menús o barras de navegación no se deben saturar con demasiadas opciones (siete u ocho como máximo) ni usar más de tres términos para definir cada enlace.
      • No aplique estilos al enlace (colores, negrita, subrayado, etc). Estos se encuentran ya caracterizados en la plantilla de OpenCMS.
      • Revise los enlaces de su sitio web asegurándose de que se mantienen actualizados. Compruebe páginas huérfanas, es decir, páginas que no son enlazadas desde ninguna otra.
      • Asegúrese de que los enlaces son accesibles.
    • Si la página no está preparada es mejor no publicarla. Causa un efecto poco profesional publicar páginas “en construcción”. Añada el enlace cuando tenga la información completa.
    • Asegúrese de que respeta la propiedad intelectual de los documentos e imágenes que publica en el sitio web.

Para ampliar información:

Mantenimiento y revisión de los contenidos

Es importante revisar y mantener los contenidos actualizados para que el usuario encuentre siempre información relevante y útil. La web debe ser un medio de información vivo, no estático. Una vez publicados los contenidos, el sitio web siempre es susceptible de mejorar:

  • Revise si el sitio web es útil para sus públicos objetivos.
  • Analice las respuestas que le llegan de los usuarios y qué información demandan con más frecuencia. Si tiene que responder a una pregunta una y otra vez por teléfono o por email probablemente la información no estará bien publicada.
  • Analice periódicamente buenas prácticas utilizadas por otras universidades líderes.

Actualización

Mantenga siempre actualizados los contenidos de su web.

  • Revise la web periódicamente y siempre que publique nuevo contenido.
  • Compruebe el funcionamiento de los enlaces (sobre todo los externos).
  • Evite duplicar la información. No publique la misma información en varios sitios. Es preferible, y le ahorrará trabajo, ubicarla en una página y enlazarla desde cuantas sea necesario.
  • Revise especialmente el contenido con referencias temporales. Un dato antiguo creará mala impresión en el usuario y hará que desconfíe del resto de la información del sitio web.
Facebook Twitter
Validación de Accesibilidad
Validación CSS 3.0
Validación XHTML 1.0 Transitional
RSS

La Universidad Pablo de Olavide utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar nuestros servicios, acepta nuestro aviso legal y nuestra política de cookies