Comunidad UPO

Dolores Romero Agout, una vida dedicada al circo

Los pequeños de la Escuela y Pequescuela Deportivas de Verano han tenido la oportunidad de conocer de primera mano la experiencia de esta vecina de Pedrera | Esta actividad ha sido posible gracias a la colaboración del Aula Abierta de Mayores y el Servicio de Deportes de la UPO

Dolores Romero con los niños y niñas de la Escuela de Verano de la UPO

Dolores Romero ha visitado esta mañana la Universidad Pablo de Olavide para acercarles a los más pequeños cómo ha sido su vida en el circo, una vida de “ensueño” para ella, una joven de Pedrera, un pueblo de la Sierra Sur de Sevilla, que le ha permitido viajar y conocer rincones impensables de España, Portugal y África.

Bajo el título “El maravilloso mundo del circo” y la atenta mirada de los más de 60 niños que han participado en esta actividad, Dolores ha comenzado el relato de su historia que comenzó en 1959 cuando se casó con José Antonio Gacedo, un músico que trabajaba en el circo. Tan solo dos años después, salió de gira con ellos por toda España. Ese primer año, en el que ella aún no trabajaba, le permitió ver y disfrutar de todos los espectáculos, una gran oportunidad porque como ella misma afirma “el circo es fantasía, es ilusión, es maravilloso”.

Su primer trabajo, en el Circo Price de Madrid, fue como acomodadora, algo más tarde trabajo durante cuatro años como sastra, pero casi toda su vida ha sido taquillera. Ha mostrado con orgullo fotos de su pequeña caravana en la que atendía a todos los que hacían cola para ver el espectáculo y ha hablado con emoción de toda esa época y de todas las personas que pudo conocer: Mary Santpere, la acordonista María Jesús, Ángel Cristo o los payasos más famosos como Torrebruno o Teresa Rabal.

De cada una de sus palabras se desprende la pasión por el circo, una vida itinerante a lo largo de casi cuarenta años, en los que ha trabajado en cinco circo distintos: tras el Price de Madrid y un pequeño circo francés, donde comenzó por casualidad a trabajar como taquillera, para ayudar a la mujer del director, le siguieron el Circo Krone, el Circo Americano o el Gran Circo Mundial, donde trabajó durante 20 años hasta que se jubiló en el año 2000 con 68 años.

Durante su intervención ha ido intercalando algunas de sus propias poesías, poemas que ha escrito a lo largo de su vida y que recuerda con nostalgia porque afirma que aún hoy, “echa de menos su trabajo y el circo”. Y así animaba en aquellos años a visitar el circo: “Vamos esta tarde al circo / Que ha llegado a la ciudad / yo he visto sus carromatos / que ponen “Ciro Mundial” (…) “Así, que vengan al circo / si se quieren divertir / con los payasitos Michel, / Jeromito y Jeromín”.

Esta actividad ha sido organizada por el Servicio de Deportes, gestionado por la Fundación Universidad  Pablo de Olavide, dentro del programa de la Escuela y Pequescuela Deportiva de Verano 2019 gracias a la colaboración del Aula Abierta de Mayores, de la que Dolores es alumna en Pedrera. Junto a ella, han estado presentes también en el acto Lucía Ruiz Gálvez, concejala de Igualdad, Mujer y Bienestar Social del Ayuntamiento de Pedrera y compañeros del Ayuntamiento, así como todos los técnicos del SDUPO y del Aula de Mayores de la Universidad Pablo de Olavide.