Comunidad UPO

La Universidad Pablo de Olavide lanza un programa de concienciación en ciberseguridad

Dirigido al personal no docente de la institución para dotarles de las competencias digitales necesarias para detectar y actuar frente a las diferentes formas de ciberataques

Campaña de ciberseguridadLa Gerencia y el Vicerrectorado de Transformación Digital de la Universidad Pablo de Olavide, a través del Centro de Informática y Comunicaciones, han puesto en marcha un programa de concienciación en ciberseguridad dirigido al personal no docente de la institución.

Este programa tiene un doble objetivo, por un lado, concienciar a los usuarios y usuarias de su papel y, sobre todo, de su responsabilidad en materia de ciberseguridad y, por otro, dotarles de las competencias digitales necesarias para detectar y actuar frente a las diferentes formas de ciberataques, consiguiendo un uso más seguro de las tecnologías.

La campaña está enmarcada en las acciones del Plan de Transformación Digital 2022-2024 en su eje estratégico 5. Este eje contempla una universidad digitalmente más segura y comprometida en promover la mejora en la concienciación y las competencias digitales en ciberseguridad. A su vez, también se enmarca dentro del Plan de Medidas Antifraude aprobado en diciembre de 2021 por la Universidad Pablo de Olavide, como una formación indispensable para gestionar eficazmente los riesgos en la gestión de los fondos públicos.

La iniciativa consiste en una experiencia formativa online en primera persona por parte del personal no docente de la Universidad Pablo de Olavide sobre concienciación en ciberseguridad a través de un formato diferente basado en la gamificación y el storytelling: cada participante experimentará ser un ciberagente de la ‘Firewall Mindsent Agency’ y se enfrentará a tres casos relacionados con la recopilación de información privada en internet, la suplantación de identidad y el robo de datos bancarios.

The Firewall Mindset es una solución desarrollada por la consultoría tecnológica Entelgy para cambiar comportamientos y hábitos en profesionales y así aumentar la ciberseguridad de las empresas e instituciones, disminuyendo el riesgo del factor humano.

Durante tres meses se desarrollará este programa que supone “un paso más en el compromiso de la Universidad por reforzar, dentro del ámbito de sus competencias, la política antifraude en el desarrollo de sus funciones y a promover, dentro de la organización, una cultura de integridad en la gestión” resalta Concepción Martín, gerente de la Universidad Pablo de Olavide. Asimismo, añade “los ciberataques son cada día más frecuentes en las administraciones públicas; esto hace que la formación en ciberseguridad sea una herramienta imprescindible contra estos ataques. La institución necesita que el personal tenga los conocimientos actualizados y sea consciente de que la seguridad es fundamental para la organización”.

Por su parte el vicerrector de Transformación Digital de la UPO, Raúl Giráldez, destaca que “la seguridad informática no solo es uno de los cinco ejes de nuestro Plan de Transformación Digital, sino es el más importante en términos operativos, ya que soslayarla pone en verdadero peligro toda nuestra actividad como institución. Las personas, como usuarias de nuestros servicios informáticos, no sólo son parte de nuestro sistema de seguridad, sino que son la primera barrera contra potenciales ataques y, a la vez, son el eslabón más débil de toda la cadena”. En este sentido, insiste en un mensaje que se debe interiorizar que “la ciberseguridad no es solo una cuestión técnica, es responsabilidad de todos y todas. De nada sirve que los mejores técnicos equipen nuestra casa con las medidas de seguridad más avanzadas para evitar que nos roben si luego nos dejamos las llaves puestas”.

Esta experiencia mejorará las capacidades de cada participante para reconocer un engaño, entender cómo funcionan los atacantes y qué quieren obtener de nosotros, dónde observar para detectar el engaño y cómo saber actuar ante un incidente. En definitiva, que todo el aprendizaje se transforme en hábitos seguros que se incorporen en el uso de las tecnologías y nos protejan de los ciberataques.

 

27 de abril