Institucional

La Facultad de Derecho de la Universidad Pablo de Olavide obtiene la acreditación institucional

Se une así a las facultades de Ciencias Sociales, Humanidades, Ciencias Empresariales, Ciencias Experimentales y a la Escuela Politécnica Superior en obtener la acreditación institucional del Consejo de Universidades

La acreditación supone un reconocimiento de la eficiencia en la gestión de la calidad de la formación universitaria

La Facultad de Derecho de la Universidad Pablo de Olavide ha obtenido recientemente la acreditación institucional, concedida por el Consejo de Universidades por un período de cinco años renovable.  Para ello ha tenido que superar con éxito exigentes procesos de evaluación y auditorías, tanto internas como externas. Así, son ya seis los centros de la Universidad Pablo de Olavide –la Facultad de Ciencias Experimentales, la Escuela Politécnica Superior, la Facultad de Ciencias Sociales, la Facultad de Humanidades, la Facultad de Ciencias Empresariales y la Facultad de Derecho– que cuentan con esta acreditación.

La acreditación institucional de los centros es la alternativa establecida por el Real Decreto de creación, reconocimiento, autorización y acreditación de universidades y centros universitarios (420/2015, de 29 de mayo) al modelo de acreditación de títulos oficiales vigente en la actualidad. Esta acreditación otorga a los centros que la poseen una mayor autonomía en el seguimiento y renovación de la acreditación de sus títulos y el reconocimiento de la eficiencia en la gestión de la calidad de la formación universitaria que imparten. Culmina así un largo proceso que incluye la renovación de la acreditación de sus títulos de grado y la obtención de la certificación de la implantación del Sistema de Garantía Interna de Calidad de los centros por el programa AUDIT de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA).

La UPO –con seis centros– y la Universidad de Jaén –con dos–, son las únicas universidades andaluzas que cuentan con centros acreditados institucionalmente. La consecución de este reconocimiento supone un sello de calidad distintivo, tanto para los centros que lo poseen como para sus respectivas universidades, ya que constata el cumplimiento de los criterios de evaluación de la calidad derivados del Espacio Europeo de Educación Superior.

En palabras de Raúl Giráldez, delegado del rector para la Calidad en la UPO, “la acreditación institucional supone un hito de gran importancia para cualquier centro. Sin embargo, es más trascendente, si cabe, para la Facultad de Derecho, ya que, al ser el centro con más titulaciones de grado de nuestra universidad –cinco grados y trece dobles grados, con más de 3.000 alumnos matriculados– las ventajas de ser un centro acreditado institucionalmente serán aún más patentes”. El equipo de Gobierno de la Universidad y el decanato de la Facultad han agradecido la disponibilidad de profesorado, estudiantes, egresados, empleadores y PAS del centro para trabajar en lo que consideran un logro de toda la comunidad universitaria. Raúl Giráldez ha señalado que “desde la Delegación del rector para la Calidad seguiremos trabajando de la mano de los centros y del Área de Calidad para lograr ser la primera universidad española con todos sus centros acreditados”.