Institucional

La UPO mejora la accesibilidad de su campus con un aseo público adaptado para personas ostomizadas

Se trata de la primera universidad en España que cuenta con una instalación que facilita y mejora la calidad de vida de pacientes con ostomía

Sebastián Rivera, Antonio Fernández, Francisco Oliva, José Luis Rodríguez, Gloria Fernández y Carlos Sendra ante la señal del aseo para personas ostomizadas
Sebastián Rivera, Antonio Fernández, Francisco Oliva, José Luis Rodríguez, Gloria Fernández y Carlos Sendra ante la señal del aseo para personas ostomizadas

La Universidad Pablo de Olavide dispone desde hoy de un aseo público adaptado para personas a las que han tenido que practicar una ostomía. Este tratamiento quirúrgico –una abertura en el abdomen que conecta con los intestinos– se realiza a pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, cáncer o enfermedad diverticular, entre otras, y puede ser temporal o permanente. El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Francisco Oliva, y el presidente de la Asociación de enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de Sevilla (ACCU Sevilla), José Luis Rodríguez de los Ríos, han inaugurado hoy el aseo situado en el Gimnasio. Han estado también presentes Antonio Fernández, vicerrector de Campus Saludable y Deporte; Gloria Jiménez, vicepresidenta de ACCU Sevilla; Sebastián Rivera, estomaterapeuta del Hospital Virgen del Rocío; y Carlos Sendra, estudiante de la Facultad del Deporte.

Aseo adaptado para personas ostomizadas

Los aseos adaptados para personas ostomizadas facilitan el vaciado o cambio de una bolsa de ostomía, normalmente directamente pegadas al abdomen, mejorando la higiene y permitiendo a la vez una mayor comodidad durante el proceso, lo que mejora la calidad de vida y la autonomía de los pacientes. Para disponer de baños adaptados no se requieren accesorios especiales que no haya normalmente en un aseo; se trata de situarlos de manera que la operación pueda realizarse de manera cómoda e higiénica, eso sí, se requiere un espacio adicional en las instalaciones.

Francisco Oliva ha destacado que esta iniciativa que hoy se presenta no solo va a facilitar la vida a algunas personas que forman parte de la comunidad universitaria, sino que también va a hacer visible una realidad. “Es importante tener conocimiento de determinadas problemáticas para trabajarlas y buscar soluciones. Y en este camino, la Universidad tiene que ir por delante, tiene que ser ejemplo y tiene que avanzar modelos que sean exportables al resto de la sociedad”, ha señalado.

Según datos de la Sociedad Española de Enfermería Experta en Estomaterapia (SEDE), en España hay cerca de 100.000 personas ostomizadas, y la cifra crece un 8% anual, afectando cada vez a pacientes de menor edad. El jueves 19 de mayo es el Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) y con el lema ‘Somos Uno’, ACCU España ha puesto en marcha una campaña de sensibilización sobre una patología que se estima afecta al 0,7% de la población.

La Universidad Pablo de Olavide, en colaboración con ACCU Sevilla, forma parte desde el año pasado del proyecto ‘Punto ACCU – Aseo accesible’, dando acceso a los pacientes con EII a los aseos no solo del campus, sino también a los situados en la Residencia Universitaria Flora Tristán, en la Sede ‘Olavide en Sevilla – Centro’, y la sede Olavide en Carmona – Rectora Rosario Valpuesta. Con este nuevo aseo para ostomizados, la Universidad Pablo de Olavide avanza en su objetivo de lograr un campus inclusivo y accesible para todas las personas que realizan su actividad diaria en el campus.

27 de abril