Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla


Científicas del CABD participan en el estudio que ha revelado la forma geométrica de las células epiteliales

Sol Sotillos, María Dolores Martín Bermudo y Andrea Valencia Expósito han demostrado que las células de varios tejidos epiteliales curvos de la mosca de la fruta son escutoides

Escutoides

Escutoides

Las investigadoras del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD) -centro mixto de la Universidad Pablo de Olavide, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Junta de Andalucía- Sol Sotillos, María Dolores Martín Bermudo y la estudiante de tesis Andrea Valencia Expósito han participado en la investigación que ha demostrado que las células epiteliales, que son aquellas que recubren las superficies de muchos órganos, adoptan una forma geométrica que no estaba descrita hasta ahora, el escutoide, para que los tejidos puedan curvarse.

En concreto, las científicas del CABD han demostrado que las células de varios tejidos epiteliales curvos de la mosca de la fruta son escutoides, confirmando así el modelo y potenciando sus implicaciones. De esta forma, en el futuro, se pretende utilizar estos tejidos de la mosca de la fruta para avanzar en el entendimiento de cómo se empaquetan los tejidos epiteliales, lo que a su vez ayudará, por una parte, a la hora de generar órganos en el laboratorio y, por otra, a entender procesos patológicos donde el empaquetamiento de células epiteliales está afectado, como es el caso de los procesos tumorales.

Este estudio, encabezado por investigadores del Departamento de Biología Celular de la Universidad de Sevilla y el Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS) y que se acaba de publicar en la revista Nature Communications, permite que los órganos puedan adquirir formas muy complejas pero a la vez estables. Así, los expertos afirman que estas nuevas estructuras, los escutoides, son la solución que ha encontrado la naturaleza para doblar y curvar los epitelios.

El tejido epitelial o epitelio es uno de los tejidos principales del cuerpo junto con el nervioso, el muscular o el conectivo, que recubre tanto la piel como cavidades internas y el lumen de los órganos. Los tejidos epiteliales están formados por una o varias capas de células epiteliales unidas entre sí y hasta hace poco, los estudios sobre el empaquetamiento de las células epiteliales para formar los epitelios se habían realizado utilizando modelos en dos dimensiones (2D). La mayoría de estos modelos representaban las células como prismas o pirámides truncadas. En el trabajo publicado en Nature Communications, los investigadores del grupo de Luisma Escudero, Javier Buceta y Clara Grima decidieron construir un modelo computacional de un epitelio curvo en 3D. Este modelo propone que, para que los epitelios se puedan empaquetar y plegar correctamente, las células epiteliales han de adoptar una nueva forma geométrica. Esta nueva forma, que se ha bautizado con el nombre de escutoide, presenta al menos un vértice entre las dos superficies paralelas del prisma, generándose así una nueva cara que puede ser cóncava o convexa.

Bibliografía: Pedro Gómez-Gálvez, Pablo Vicente-Munuera, Antonio Tagua, Cristina Forja, Ana M. Castro, Marta Letrán, Andrea Valencia-Expósito, Clara Grima, Marina Bermúdez-Gallardo, Óscar Serrano-Pérez-Higueras, Florencia Cavodeassi, Sol Sotillos, María D. Martín-Bermudo, Alberto Márquez, Javier Buceta & Luis M. Escudero. Scutoids are a geometrical solution to three-dimensional packing of epithelia. Nature Communications, volume 9, Article number: 2960 (2018). https://doi.org/10.1038/s41467-018-05376-1


Archivado en: , , , , , , , , ,