Investigación

Una Red de Investigación participada por la UPO determina las especies invasoras más peligrosas

La profesora del Departamento de Sistemas Físicos, Químicos y Naturales, Martina Carrete, ha trabajado en el escaneo de horizonte de ‘Invanet’

Reunión final del escaneo de horizonte de ‘Invanet’

La profesora del Departamento de Sistemas Físicos, Químicos y Naturales de la Universidad Pablo de Olavide Martina Carrete ha participado en ‘Invanet’, una Red de Investigación que tiene como objetivo determinar las especies invasoras exóticas más peligrosas en España.

Este proyecto está financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Agencia Estatal de Investigación y, recientemente, ha celebrado la reunión final del primer escaneo de horizonte de especies invasoras en España, que ha tenido lugar en la Universidad de Alcalá. Este trabajo se complementará en los próximos meses con una bibliografía sobre gestión de estas especies y la difusión de los resultados de investigación.

Gracias a esta Red de Investigación, se han identificado numerosas especies de plantas y animales que podrían tener un alto riesgo de llegar a España y, como consecuencia, conllevar fuertes impactos ecológicos, ambientales y socioeconómicos.

Con los resultados de ‘Invanet’, se ha obtenido una lista de especies exóticas invasoras (EEI) potenciales, la valoración simplificada de sus riesgos y la elaboración de una lista ordenada por consenso entre todas las personas expertas. Es decir, se ha elaborado la base para priorizar las especies que merecen un análisis de riesgo detallado.

En la reunión final del escaneo de horizonte han participado 32 investigadores e investigadores de 25 instituciones diferentes y dos gestores de TRAGSATEC en representación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Las especies exóticas invasoras son las especies introducidas intencionada o accidentalmente por los seres humanos fuera de su área nativa, que se establecen y amplían su distribución. Se considera el segundo componente más importante del cambio global, después de la destrucción de hábitat, por tener marcados impactos en poblaciones, comunidades y ecosistemas.

Además, las especies invasoras tienen enormes impactos en los servicios ecosistémicos y graves perjuicios socioeconómicos en las regiones invadidas. Según concluye ‘Invanet’, por ejemplo en España, las actividades destinadas a la reducción de las poblaciones del jacinto de agua o camalote (Eichhornia crassipes) o del mejillón cebra (Dreissena polymorpha) para mitigar sus impactos socioeconómicos suponen un coste de millones de euros anuales. Por lo tanto, invertir en la prevención de nuevas introducciones de especies invasoras es mucho más eficiente y supone grandes ahorros económicos.