Comunidad UPO

Homenaje en la UPO a Pedro Ribera con un encuentro académico y la concesión de la Medalla al Mérito a título póstumo

José Manuel Ribera en el homenaje a su hijo, Pedro Ribera
José Manuel Ribera durante el homenaje a su hijo, Pedro Ribera

Compañeras y compañeros del Departamento de Sistemas Físicos, Químicos y Naturales y de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad Pablo de Olavide, junto a investigadores de otras universidades, han rendido homenaje al profesor Pedro Ribera Rodríguez, fallecido el pasado mes de febrero, en un encuentro académico que ha finalizado con la concesión a título póstumo de la Medalla al Mérito de la Universidad Pablo de Olavide. El rector de la UPO, Francisco Oliva, hizo entrega de la medalla a José Manuel Ribera y Carlos Ribera, padre e hijo del profesor fallecido.

Previamente, David Gallego, compañero del área de Física de la Tierra en la Universidad, destacó el trabajo científico de Pedro Ribera, con más de 2000 citas acumuladas de sus trabajos, siendo ponente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). David Gallego concluyó definiendo a Pedro Ribera como “compañero, amigo y maestro”.

En la mesa, Pilar Ortiz, Francisco Oliva y Cristina Peña
En la mesa, Pilar Ortiz, Francisco Oliva y Cristina Peña

Profesor de la UPO desde el año 2011 y catedrático de Física de la Tierra desde 2012, Pedro Ribera llegó al campus para poner en marcha los estudios de Ciencias Ambientales, ha recordado Cristina Peña, directora del Departamento de Sistemas Físicos, Químicos y Naturales. “No se incorporó a un equipo, estaba todo por hacer. Fue pionero en el estudio de la variabilidad del clima en la Universidad, (…) en la gestión siempre aportaba soluciones. Su trabajo y carácter deja en nosotros un vacío muy difícil de llenar”. Seguidamente Pilar Ortiz, decana de la Facultad de Ciencias Experimentales, recordó su labor en el centro –fue responsable del plan estratégico de la Facultad– y su figura, destacando cómo en el trabajo “hacía fácil lo complicado”.

El encuentro ha concluido con la concesión de la Medalla al Mérito de la Universidad Pablo de Olavide a título póstumo. Tras recogerla de manos del rector, José Manuel Ribera ha recordado cómo su hijo era un hombre enamorado de su trabajo, su llegada a la UPO y la ilusión con la que lo asumió. “Para él era una fuente de inspiración y un medio de hacer amigos. Nunca le escuché una queja en relación con su trabajo”, ha resaltado tras agradecer a la Universidad que sus familiares hayan podido conocer su labor académica directamente de sus colegas.

Francisco Oliva ha finalizado la jornada resaltando el reconocimiento que supone la Medalla al Mérito, otorgada por la Universidad a personas únicas por su labor excepcional. “La Universidad Pablo de Olavide es lo que es hoy gracias a personas como Pedro. Nunca se escondió a la hora de asumir las responsabilidades de gestión, una labor ingrata pero fundamental para poder tener la indispensable autonomía universitaria”.