Cultura Social

Presentada la Sala de Conservación del Patrimonio Mueble de la Universidad Pablo de Olavide

Situada junto al Paraninfo, contiene objetos provenientes de la antigua Universidad Laboral de Sevilla, recuperados gracias al proyecto Atalaya ‘Patrimonio Cultural de las Universidades Andaluzas’

Sala de Conservación del Patrimonio Mueble
La Universidad Pablo de Olavide cuenta desde este lunes con una sala para preservar y exponer el patrimonio mueble proveniente de las instalaciones de la Universidad Laboral de Sevilla. Francisco Oliva, rector de la UPO, junto al rector de la UNIA, José Ignacio García Pérez, y el director del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, Juan José Primo Jurado, han inaugurado esta mañana la sala en la que pueden verse más de sesenta objetos, en su mayor parte utilizados para la docencia de los estudios técnicos que se impartían en la Universidad Laboral ‘José Antonio Primo de Rivera’ de Sevilla, en funcionamiento desde el curso 1956/1957. Al acto de presentación han acudido también Rafael Areste, Alfonso Bueno y Manuel Gil, antiguos alumnos de la Laboral.

María José Parejo, Minerva Salas, Juan J. Primo Jurado, José Ignacio García, Francisco Oliva y David Cobos
María José Parejo, Minerva Salas, Juan J. Primo Jurado, José Ignacio García, Francisco Oliva y David Cobos

David Cobos, vicerrector de Cultura y Políticas Sociales de la Universidad Pablo de Olavide, ha recordado que la Universidad Laboral fue un campus muy moderno para la época. “Lamentablemente, el patrimonio mueble heredado por la UPO sufrió una gran merma pues, en muchas ocasiones, lo antiguo no se considera que pueda tener valor histórico o patrimonial”, ha incidido. Julia Benítez, técnica de conservación implicada en el proyecto y antigua estudiante de la Universidad, ha descrito cómo el proyecto se inició con una fase de documentación “que ha permitido reconstruir la vida diaria que se hacía en la Laboral. Hay muchos más objetos, que por sus dimensiones no se pueden exponer aquí, pero lo importante es conservar lo que ha perdurado”. Francisco Oliva ha declarado que “en la UPO somos conscientes de lo que tenemos en el campus y de la importancia de proteger la memoria, conservarla es fundamental para saber de dónde venimos, cómo era la formación que se impartía en aquellos años”.

Situada en el edificio 31 del campus (31.B.13), con entrada por el lateral del Paraninfo, los objetos que pueden verse en esta sala han sido identificados y catalogados en el marco del proyecto Atalaya ‘Patrimonio Cultural de las Universidades Andaluzas’, coordinado por la Universidad Internacional de Andalucía, con la colaboración del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH). El Vicerrectorado de Cultura y Políticas Sociales de la UPO ha coordinado los trabajos que han permitido contar con la Sala de Conservación del Patrimonio Mueble de la Universidad Pablo de Olavide, un espacio para preservar más de sesenta objetos, ventana abierta a la memoria de un tiempo pasado, que forman ahora parte del patrimonio histórico universitario andaluz, y sevillano.

Laboratorio de la Universidad Laboral de Sevilla
Laboratorio de la Universidad Laboral de Sevilla

Entre los objetos expuestos, que podrán verse también en visitas guiadas, se encuentran instrumentos como un oftalmoscopio, un termógrafo, un espirómetro, un compás cefalométrico o un electroimán oftalmológico, todos ellos utilizados para una formación que abarcaba la iniciación profesional, el Bachillerato Superior General y Técnico, la maestría y el peritaje industrial y, ya en su etapa final, ingenierías técnicas en campos como la química, la arquitectura, las explotaciones agropecuarias o la ejecución de obras.

Los trabajos técnicos de registro y catalogación han sido realizados por Julia Benítez Jiménez, técnica especialista en diagnóstico del patrimonio histórico vinculada al proyecto ‘Patrimonio Cultural de las Universidades Andaluzas’. En el año 2017, en un trabajo coordinado por el Servicio de Extensión Cultural con la colaboración del Área de Administración de Campus, comenzó la recopilación de las piezas recuperadas de la Universidad Laboral de Sevilla, reunidas en una sala creada para salvaguardar la memoria del espacio en el que hoy se sitúa el campus de la Olavide, y cuyas edificaciones heredadas de aquella —proyectadas por el grupo OTAISA— forman parte del Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz por su singularidad dentro del Movimiento Moderno.

Alfonso Bueno, Rafael Areste y Manuel Gil
Alfonso Bueno, Rafael Areste y Manuel Gil, alumnos de la Antigua Laboral de Sevilla, junto a la báscula MICRA en la que pesaban a los estudiantes al llegar a la Universidad

27 de abril