Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla


Falta de empatía y autocontrol, estrés y carencia de referentes sanos, principales problemas de los jóvenes

Alma Serra advierte de que vivimos una “época de cambio de valores sobre la que no hemos reflexionado” y reclama una “sentada de familias y docentes para ver hacia dónde queremos llevar a nuestros hijos”

Alma Serra en la sede de la UPO en Carmona

Alma Serra en la sede de la UPO en Carmona

Jóvenes y adolescentes presentan a menudo problemas de falta de empatía, carencia de autocontrol, estrés e inexistencia de referentes sanos. En estos términos se ha expresado este lunes la educadora Alma Serra, presidenta de la Asociación Española de Educación Emocional (Asedem) y directora del máster de Educación Emocional e Inteligencias Múltiples de la Universidad Pablo de Olavide, quien ha calificado de “incoherente” la manera de educar a los hijos e hijas en valores. En este sentido, ha asegurado que “estamos en una época de cambio de valores muy profundo y no nos estamos parando a reflexionar sobre lo que está ocurriendo”, por lo que ha reclamado una “sentada de familias y docentes para ver a dónde queremos llevar a nuestros hijos”.

Serra, que además es socia fundadora y presidenta de Rumbos Recursos Educativos Especializados, ha realizado estas manifestaciones tras pronunciar la conferencia ‘La nueva educación. Educación emocional y el modelo matrístico en el aula’, con la que se ha inaugurado la segunda edición del curso que dirige en Carmona bajo el epígrafe ‘Neuroeducación, mindfulness y conflicto en el aula. Una aproximación desde el enfoque sistémico’. El seminario, que se prolongará hasta el viernes, forma parte de la oferta académica de los XVI Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide.

Alma Serra ha alertado del incremento de los casos de violencia ejercida por hijos contra sus padres y madres, así como de un “grado de violencia inusual en la historia educativa” porque, aunque “siempre ha habido situaciones violentas y conflictivas”, lo que destaca ahora es la “gravedad de la violencia que se emplea”, ha subrayado. Por ello, el curso que se imparte en Carmona persigue fomentar el uso de la educación emocional, que supone “un cambio de paradigma radicalmente diferente al que hemos tenido hasta ahora en la relación familia-alumno-docente, basado en el patriarcado” para propugnar una pedagogía cuyos pilares sean unos conceptos psicológicos, antropológicos y filosóficos “innovadores y diferentes” que de manera “muy puntual” se viene introduciendo poco a poco en algunas universidades durante el proceso formativo de los docentes.

Cuestionada sobre la influencia que puede tener el uso de las nuevas tecnologías en la educación de jóvenes y adolescentes, la presidenta de Asedem ha añadido que durante las sesiones del curso se abordarán precisamente las “consecuencias que tiene la exposición a pantallas durante mucho tiempo, el estrés que genera en el desarrollo de estos chicos y la violencia que surge de ahí como consecuencia de la falta de control ante una exposición tan grave que hay ahora ante los medios de comunicación”. Por ello, pide la colaboración de madres y padres “porque las familias son nuestros primeros y casi únicos aliados para trabajar con el niño”, aunque ha lamentado que algunas familias “salen huyendo” cuando surge un conflicto. “Y ahí está nuestra tarea docente para saber cómo acercarnos a la familia sin acusar y sólo construyendo y reparando”, ha argumentado la educadora.

Por último, Alma Serra ha explicado que el objetivo del curso que se impartirá durante toda la semana es “cambiar la mirada del chico acosador para poder generar una perspectiva completamente diferente de la relación del acoso escolar en el aula, cambiar la perspectiva como docentes sobre la relación que podemos establecer con nuestros alumnos y ofrecer estrategias prácticas del mindfulness aplicado al contexto educativo”, ha resumido la experta.


Archivado en: , , , , , , ,