Entrevistas

«Pretendo escuchar al alumnado no solamente cuando hay problemas, sino cuando no los hay»

Entrevista a Rosa María Díaz Jiménez, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la UPO

Rosa María Díaz Jiménez
Rosa María Díaz Jiménez

Doctora en Ciencias Sociales por la Universidad Pablo de Olavide, diplomada en Trabajo Social y licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, Rosa María Díaz Jiménez fue nombrada decana de la Facultad de Ciencias Sociales el pasado mes de abril. Profesora titular de esta universidad desde marzo de 2003, estuvo anteriormente vinculada a la universidad como profesora asociada, puesto que compaginó con la gestión organizacional en entidades sociales vinculadas a la discapacidad. Actualmente compagina su labor docente e investigadora con el cargo de decana, tareas que afronta con gran entusiasmo, ilusión y optimismo.

Ha sido nombrada recientemente decana de la Facultad de Ciencias Sociales, ¿qué ha supuesto para usted acceder a este cargo? 

Considero un honor representar a la Facultad de Ciencias Sociales como decana. Acceder a esta responsabilidad ha supuesto profesionalmente renovar el compromiso con “lo colectivo” desde que entré a formar parte del proyecto de la UPO en 1997. Personalmente el acceso a este cargo ha supuesto también fortalecer mi compromiso con la igualdad entre hombres y mujeres. Las cuestiones de género pueden explicar en parte el bloqueo de los impulsos de muchas para ocupar puestos en la política académica; pocas mujeres han desempeñado el cargo electo de decana desde 1998 en la UPO y considero que hay que es necesario avanzar, ser valiente, sin complejos, y estar dispuesta a estar ahí, aprender y aportar otras formas de hacer.

Y por último, acceder a este gran reto, responde a una motivación académica, la oportunidad de hacer visible la aportación de mi área de conocimiento a la Facultad y a las posibilidades que se nos ofrezcan en el futuro de generar elementos de calidad a la oferta de titulaciones y cambios que plantee la reforma universitaria. El Área de Trabajo Social y Servicios Sociales ha protagonizado un avance cualitativo en el entorno universitario en los últimos quince años y concretamente en la Facultad de Ciencias Sociales de la UPO, donde imparte el 54,6% de los créditos del grado que más estudiantes tiene matriculados. Es por tanto una responsabilidad añadida como referente del área a nivel nacional. 

¿Quiénes integran el equipo decanal y cuál es la competencia de cada uno?

La elección de las personas del equipo decanal estuvo planteada conforme a tres criterios: amplia representación de departamentos con docencia en los grados de la facultad, perfiles académicos adecuados a las competencias organizativas de la estructura y características personales de consenso y diálogo. La estructura organizativa elegida ha sido clave para conseguir la equidad competencial y por tanto cierto equilibrio en las responsabilidades y cargas de trabajo, aunque lo más importante es que en muy poco tiempo hemos conseguido un gran equipo de trabajo, generador de sinergia constante y cohesionado. De esta forma Mª Angeles Huete, profesora de Sociología desarrolla el Vicedecanato de Ordenación Académica;  Antonia Corona, profesora de Trabajo Social y Servicios Sociales promociona el Vicedecanato de Prácticas Externas; Beatriz Macías, profesora de Psicología Básica asume el Vicedecanato de Internacionalización y Empleabilidad; Teresa Terrón, profesora de Teoría e Historia de la Educación afronta el Vicedecanato de Calidad, Innovación y Coordinación Docente y finalmente, a Juan Miguel Gómez, profesor de Sociología, le corresponde la Secretaría del Centro y las Relaciones con el Alumnado.

¿Qué características tiene esta facultad?

Una de las características más significativas de esta facultad es precisamente su origen, la Escuela de Trabajo Social que ofertaba diplomaturas, y por tanto, su capacidad de adaptación a la nueva estructura de los grados y de gestión del crecimiento que demandaba la sociedad de nuestro entorno en grados en el ámbito de las Ciencias Sociales. De esta forma, en la actualidad interactúan en nuestras aulas más de 1.600 estudiantes junto a unos trescientos profesores y profesoras con una oferta de 6 títulos, 3 grados y 3 dobles grados.

La feminización del alumnado y la juventud del profesorado son otras dimensiones significativas. Contamos con profesorado joven, motivado, dispuesto a innovar, aunque distamos mucho del modelo de plantilla que pretende la UPO y el resto de Universidades respecto al porcentaje de profesorado a tiempo completo, lo que genera un importante incremento de esfuerzos para al alcanzar los patrones de calidad que necesita nuestro centro como corresponde a la tercera facultad por número de estudiantes matriculados en nuestra Universidad.

¿Cómo compensan esta situación?

Esta debilidad la compensamos con el alto grado de capacidades multidisciplinares que enriquecen enormemente las titulaciones, la significativa participación del profesorado en las actividades de coordinación e innovación docente y formación continuada y el liderazgo en procesos de cambio y mejora en el ámbito de las tecnologías de la Información y la Comunicación, todo ello  en un clima de buenas relaciones y cercanía entre profesorado y alumnado. Es importante detallar que el profesorado que nutre los grados de la facultad depende de siete departamentos: Trabajo Social y Servicios Sociales, Sociología, Educación y Psicología Social Antropología Social, Psicología Básica y Salud Pública, Derecho Público, Economía, Métodos Cuantitativos e Historia Económica y Geografía, Historia y Filosofía.

¿Qué otros rasgos significativos destacaría?

Hay varios elementos que imprimen un carácter diferenciador a nuestro centro, como el consolidado modelo de prácticas externas que ofertamos, reconocido formalmente en los informes de acreditación de nuestros títulos como valor añadido de nuestra oferta académica. Cada año 600 estudiantes se forman en 360 instituciones públicas y privadas, lo que nos permite mantener un vínculo permanente entre la Universidad y la sociedad y puentes hacia la empleabilidad. Y finalmente el marcado compromiso con la intervención social y la investigación social con parámetros de excelencia que se refleja en los contenidos de los planes de estudio,  en las líneas de investigación y aumento de la participación en proyectos competitivos del profesorado y en su progresión académica (sexenios de investigación). Este esfuerzo es reconocido por el alumnado como reflejan cada año en las encuestas de satisfacción, rondando el 4 sobre cinco de media en las titulaciones de la facultad. 

Hábleme de las titulaciones de su facultad

Ofertamos 6 títulos, 3 grados y 3 dobles grados, Algunos de ellos exclusivos en nuestro entorno territorial local y otros a nivel nacional: Trabajo Social, Sociología, Educación Social, doble grado en Educación Social y Trabajo Social, Doble Grado en Trabajo Social y Sociología y doble grado Ciencias Políticas y de la Administración y Sociología. Nuestros títulos están siendo bien valorados por las principales redes de coordinación nacional de las titulaciones, como las conferencias de decanos y distintas asociaciones y colegios profesionales convirtiéndose en referentes docentes y profesionales.

¿Qué retos y qué proyectos se plantea hoy en día su decanato? 

De momento estamos culminando el proceso de acreditación del centro. En ello se han invertido muchas energías y aunque ya tenemos acreditados todos los títulos estamos finalizando el proceso con la acreditación de la Facultad. Personalmente pretendo asegurar la equidad de trato a todos los títulos que ofrece la Facultad, garantizando la transparencia y desarrollando herramientas para la participación de todos los agentes implicados de forma horizontal. Sinceramente creo que mi papel y el del resto del equipo decanal debe ser el simplificar procesos que rentabilicen el esfuerzo de las personas que conformamos la Facultad, en otras palabras, generar condiciones para que las personas puedan desarrollar su trabajo en las mejores condiciones.

Proyectos concretos varios, uno de gran alcance, facilitar el proceso de negociación y consenso preparatorio a la reforma universitaria, explorando las opciones y viabilidad de nuevas titulaciones, dobles titulaciones e informando sobre las opciones de posgrado. Otras ideas tienen que ver con la mejora de la internacionalización o con campos poco explorados como el de la empleabilidad y la cooperación interuniversitaria. Pretendemos vincular las prácticas y los trabajos fin de grado a movilidad y reforzar la red de prácticas externas incrementando centros de prácticas con parámetros de calidad. Vamos a participar en un proyecto piloto de la Universidad para reformar nuestra página web y adecuarla a nuevos formatos. Para establecer prioridades vamos a diseñar un nuevo plan estratégico. 

¿Cómo es el alumnado de la Facultad de Ciencias Sociales? 

Contamos con un perfil muy diverso. Aunque mayoritariamente son jóvenes que siguen el itinerario curricular ordinario, también acuden personas que persiguen reciclarse y promocionar laboralmente, normalmente del sector socio-sanitario.  Afortunadamente cada vez se matriculan más estudiantes con diversidad funcional, lo que supone un reto para trabajar por la accesibilidad universal en nuestro centro y aunque hasta ahora el perfil mayoritario pretendía competencias profesionales, se observa un incremento de estudiantes con intereses en investigación, lo que tiene que hacer plantearnos el análisis de nuestra oferta de postgrado y otras estrategias de apoyo a la iniciación a la investigación desde los grados. Nuestras aulas acogen a una juventud comprometida socialmente, reivindicativa, que participa activamente en los procesos que conciernen a la ciudadanía. 

¿Qué consejos daría a los estudiantes de esta facultad?

Que participen, que utilicen los medios que tienen a su alcance y que exijan otros para expresar sus opiniones sobre el proceso de aprendizaje que desde el centro se les ofrece. He hablado con el alumnado y hemos planteado un circuito de comunicación con el centro periódico, independientemente a los que ya tienen en los distintos órganos de representación. Pretendo escuchar al alumnado no solamente cuando hay problemas, sino cuando no los hay, con la serenidad y frecuencia que exige la búsqueda compartida de ideas para mejorar los procesos y las titulaciones.

 

close

Actualidad UPO
Más cerca de ti

Recibe en tu bandeja de entrada las novedades de la
Universidad Pablo de Olavide,
cada semana.

¡Puedes darte de baja cuando desees!
Lee nuestra política de protección de datos personales para más información.