Entrevistas

“La UPO ha alcanzado unos niveles de calidad muy adecuados y competitivos, aunque siempre hay campo para su mejora”

Francisco José García, Inspector de Servicios de la UPO
Francisco José García, Inspector de Servicios de la UPO

Francisco José García García es responsable de la Inspección de Servicios de la Universidad Pablo de Olavide desde enero de 2021. En la última sesión del Consejo de Gobierno de la UPO, celebrada el pasado 29 de abril, ha presentado su primera memoria al frente de la Inspección, así como el Plan Anual de Actuaciones para 2022. Catedrático de Zoología desde el año 2007, fue responsable de calidad y director del Departamento de Sistemas Físicos Químicos y Naturales de la Universidad.

Tras su primer informe como Inspector de Servicios, ¿cómo describiría la actuación de la Universidad respecto a la legalidad vigente tanto en gestión administrativa como en docencia e investigación?
Considero que en general la actuación de la Universidad es la correcta. La UPO va alcanzado unos niveles de calidad muy adecuados y competitivos, sobre todo si tenemos en cuenta su juventud. No obstante, aunque los objetivos de la Universidad van dirigidos hacia una gestión los más apropiada posible, siempre hay campo para su mejora.

Cabe suponer que la persona responsable de un centro o de una unidad administrativa no recibe una llamada del Inspector de Servicios con alegría precisamente. Sin embargo, el Reglamento de la Inspección de Servicios de la UPO hace más hincapié en conceptos como la prevención y el asesoramiento para la mejora de la eficacia y la calidad que en la potestad sancionadora. ¿Somos conscientes de esto en la Universidad?
Aunque, como dices, puede que no se reciban mis llamadas con alegría, mi intención nunca ha sido la de crear situaciones de tensión, sino por el contrario buscar la respuesta más acertada posible. Si no se incumplen las normativas o se tiene una explicación razonable a los hechos, debemos ser conscientes de que las “llamadas” no tienen que estar vinculadas con sanciones.

Uno de los objetivos de su Plan de Actuación para 2022 es el desarrollo de un sistema de control interno del cumplimiento de la docencia. ¿Cómo se propone hacerlo?
Este objetivo se plantea con el fin de ofrecer una herramienta a los Centros para el control interno de la docencia. En diversas universidades ya se han implantado sistemas de control de la asistencia a las clases que permiten a los Centros el control del cumplimiento, por parte de su profesorado, de la actividad docente. Con el fin de ofrecer esta herramienta, desde la Inspección de Servicios pretendemos realizar un estudio de los diversos métodos empleados, así como de la adecuación de ellos en la Universidad Pablo de Olavide; queremos, con esto, elaborar una propuesta de sistema de control interno de la docencia para su discusión con el personal responsable de los órganos de gestión implicados y que pueda ser implantado en caso de su adecuación. Paralelamente a este objetivo, este año se realizarán visitas de verificación del cumplimiento en la impartición de EBs y EPDs, según lo asignado en el Plan de Organización Docente y recogido en Universitas XXI y en los calendarios semanales de las asignaturas.

¿Qué otros objetivos destacaría del Plan de Actuación para este año?
Queremos mejorar el conocimiento de la comunidad universitaria de las funciones y competencias atribuidas a la Inspección de Servicios. Para ello, se elaborará la página web del servicio, dotándola de visibilidad. Otro objetivo propuesto está relacionado con la evaluación del grado de información recogida en el Portal de Transparencia de la UPO. También hemos incluido un objetivo dirigido a la formación. En el desempeño de las actividades a realizar por la Inspección, se hallan con frecuencia situaciones que implican conflictos interpersonales que requieren de la mediación y de tener conocimiento de las bases de la convivencia en el ámbito universitario. Esta situación no es exclusiva de la Inspección de Servicios, sino que puede ser extensiva a diferentes cargos u órganos de gestión de la Universidad, tanto de PDI como de PAS. Por ello, en coordinación con el área de Formación, pretendemos realizar la propuesta de cursos y seminarios que permitan una formación básica relacionada con temas de conflicto entre personas.

Y, por último, se ha planteado la supervisión del grado de resolución de las incidencias y reclamaciones recibidas en las áreas administrativas a través del buzón IRSF, ya que, aunque dentro de las auditorias que se realiza un seguimiento, sin embargo, no hay un informe de control que unifique esta información y proporcione unos datos donde se conozcan los números reales sobre las reclamaciones que se reciben en la comunidad universitaria.

¿Con qué personal cuenta la Inspección de Servicios?
Actualmente, la Inspección de Servicios de la UPO cuenta con un Inspector de Servicios, una ayudante de la Inspección y un apoyo administrativo.

¿Cómo pueden las personas usuarias contactar con la Inspección de Servicios y cuándo deben hacerlo?
Actualmente los contactos con la Inspección de Servicios se vienen produciendo bien a través del buzón de Incidencias, Reclamaciones, Sugerencias y Felicitaciones (IRSF) o directamente mediante mensajes enviados a la dirección de correo electrónico de la Inspección de Servicios. Las peticiones que se reciben son analizadas y, en aquellos casos que no proceda, al menos en primera instancia, la actuación de la Inspección, se les indica que deben dirigirse al área correspondiente según el tipo de petición.

close

Actualidad UPO
Más cerca de ti

Recibe en tu bandeja de entrada las novedades de la
Universidad Pablo de Olavide,
cada semana.

¡Puedes darte de baja cuando desees!
Lee nuestra política de protección de datos personales para más información.