Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla


José Antonio Sánchez Alcázar recibe el Premio Andalucía del Ayuntamiento de Marchena

El investigador de la UPO fue premiado en su localidad en la categoría de Investigación

José Antonio Sánchez Alcázar recibió el Premio de Andalucía en la categoría de Investigación

José Antonio Sánchez Alcázar recibe el Premio Andalucía en la categoría de Investigación

El director del grupo de investigación de Fisiopatología Celular en la Enfermedad y el Desarrollo, de la Universidad Pablo de Olavide, José Antonio Sánchez Alcázar, ha recibido el pasado sábado 28 de febrero el Premio Andalucía del Ayuntamiento de la localidad de Marchena en la celebración de un pleno solemne por el Día de Andalucía, un acto que es tradición en la localidad desde hace varios años y al que han acudido 200 personas en el Salón de Actos del Ayuntamiento.

José Antonio Sánchez Alcázar, licenciado en Biología y dedicado toda una vida a la investigación, fue presentado por la concejala del Grupo Socialista María del Mar Romero, quien destacó el “honor” que le ha supuesto presentar a este Marchenero del Año que además es doctor en Medicina, especialista en Bioquímica clínica, asiduo en publicaciones científicas y que ha completado estancias postdoctorales en Inglaterra y Estados Unidos, entre otros lugares del mundo.

Además, hoy en día es director del grupo de investigación de Fisiopatología Celular en la Enfermedad y el Desarrollo, del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, centro mixto de investigación del CSIC, la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y la Junta de Andalucía, y dirige un grupo de aproximadamente una decena de profesionales. Desentrañar los enigmas de los mecanismos celulares, frenar las patologías mitoncondriales, profundizar en el estudio de enfermedades raras y en de la fibromialgia, investigar para introducir mejoras en el tratamiento contra el cáncer, forman parte del trabajo de un profesor e investigador que ya en su día advirtió del “problema social y sanitario” que suponen las enfermedades raras, más de 7.000 y con unos 150.000 casos en la provincia de Sevilla, reseñó Mar Romero.

Uno de sus últimos trabajos ha sido la patente de un compuesto para generar células zombies con múltiples utilidades en trasplantes, regeneración de tejidos cardíacos o para evitar efectos tóxicos en los tratamientos contra el cáncer y todo ello le ha llevado a Sánchez Alcázar a ser un científico de reconocido prestigio en Andalucía y a nivel internacional y a recibir el premio de Marchenero del Año en la categoría de investigación.

José Antonio Sánchez Alcázar agradeció la presencia de sus amigos, paisanos y al Ayuntamiento de Marchena la designación de un premio que “tengo que compartirlo con todos aquellos que han colaborado en mi proyecto personal”. “A mis padres, Manuel y Francisca, que son el faro que guía mi vida, mi esposa Antonia y mis hijos Alejandro y Soledad, mi ilusión y lo más importante, quienes soportan mi exigencia con mi compromiso personal”, afirmó. Añadió también que “lo dedico a mis hermanos y hermanas, a mi familia, a mis amigos, todos fuente inagotable de cariño y afecto, a gente que ha venido de Sevilla y de Barcelona para estar hoy aquí”.

Asimismo,  el investigador tuvo también especial recuerdo para Miguel Iborra, recientemente fallecido y que “fue para mí como un padre profesional cuando trabajé en su ciudad”, así como para Marchena, su pueblo que está ahí para darle “un empujón” siempre en sus proyectos.

El tratamiento de enfermedades raras o poco prevalentes, precisamente en el Día Mundial de las Enfermedades Raras, recordó el investigador marchenero, “es un desafío para la ciencia y para la sociedad”, afirmó, añadiendo enfermedades como las neurodegenerativas por acumulación de hierro y avanzando nuevos resultados prometedores para un futuro próximo o los estudios para mantener con más tiempo de vida a las células.

Finalmente, agradeció a asociaciones como las de Pacientes Mitocondriales y de la Asociación de Enfermos por Acumulación de Hierro su ayuda económica y humana “sin la cual no se podrían mantener las investigaciones” e hizo de nuevo muestras de su “marcheneridad”, pues a pesar de trabajar en Sevilla durante muchos años desarrolla su vida en el pueblo, expresando que “mi corazón se siente orgulloso de ser marchenero y del cariño del pueblo y de los presentes” en este acto del Día de Andalucía.

El acto también otorgó premios en otras categorías, en la de Educación fue el colegio Santa Isabel y a la madre superiora del colegio Sor Sagrario del Campo; en la categoría de Cultura a las Centurias Romanas por hacer de la Semana Santa de Marchena “un punto de referencia”; en Actividad Económica el premio fue para Hermanos Vaquero SL; en Solidaridad el premiado fue Manuel Henares, y finalmente en Deportes, Rafael López Ordóñez.

 


Archivado en: , ,