Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla


Presentado el Informe del Cuarto Trimestre de 2017 de la Economía Andaluza

El Observatorio Económico de Andalucía ha realizado este informe con el apoyo técnico de la Universidad Pablo de Olavide

Manuel A. Hidalgo, Francisco Herrero y Francisco Ferraro

Manuel A. Hidalgo, Francisco Herrero y Francisco Ferraro

El Observatorio Económico de Andalucía, con la colaboración de la Fundación Cámara, ha presentado el informe “Economía andaluza. 4º Trimestre de 2017”, realizado con el apoyo técnico de la Universidad Pablo de Olavide cuyo profesor de Economía, Métodos Cuantitativos e Historia Económica Manuel Alejandro Hidalgo, ha dirigido el equipo de trabajo.

Según la estimación realizada con el Indicador Sintético de Actividad de Andalucía del Observatorio Económico de Andalucía (IOEA), la economía andaluza experimentó un crecimiento inter trimestral del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,7% en el cuarto trimestre de 2017. Esta cifra es similar a la estimada para el tercer trimestre de 2017 en Andalucía y a la del último trimestre en España. Con esta tasa de crecimiento inter trimestral, el crecimiento interanual del IOEA para el cuarto trimestre de 2017 es del 3,1%, similar estimación a la obtenida para el tercer trimestre de 2017 y, de nuevo, similar a la estimada para España. De esta forma, el crecimiento del PIB andaluz en el año 2017 se eleva al 3,0%, una décima menos que el conjunto de España.

Otros datos que aporta el informe son la estabilización del aumento del consumo de las familias andaluzas aunque en niveles de crecimiento inferiores al de otros componentes de la demanda;  y respecto a la oferta, el comportamiento del sector servicios mimetiza en gran parte el del consumo de las familias, es decir, un crecimiento positivo aunque ligeramente inferior a la media del conjunto de la actividad productiva, pero con una ligera mejoría.

Para el conjunto del año 2018, las previsiones económicas siguen estando enmarcadas en una fase de crecimiento mundial generalizado y con escasos riesgos a la baja, al menos a corto plazo. La singularidad de la fase en la que se encuentra la economía mundial es la generalización de la expansión, compartida por todas las grandes áreas y con menos países en recesión que nunca en la historia desde que se tienen registros (solo un 3%).

Respecto al riesgo de pobreza y su evolución creciente desde el inicio de la crisis, los hogares con rentas inferiores al 60% de mediana para España y Andalucía y el porcentaje de familias que, al menos, contestan afirmativamente a cuatro de las preguntas sobre carencias, en Andalucía, ambas variables muestran mayor peso. Esto pone de manifiesto que tanto la estructura económica andaluza como su elevada tasa de paro provocan una mella considerable en el bienestar de una buena parte de las familias andaluzas, según el informe.


Archivado en: , , , , , ,