Institucional

La UPO y el Consejo Regulador de las IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla se unen para impulsar actividades formativas y de investigación

El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Francisco Oliva Blázquez, y el presidente de este Consejo Regulador, Juan Luis Oropesa de Cáceres, firman un protocolo general de colaboración

De izquierda a derecha, el rector de la Universidad Pablo de Olavide, Francisco Oliva Blázquez, y el presidente del Consejo Regulador de las IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla, Juan Luis Oropesa de Cáceres.
El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Francisco Oliva Blázquez (i), y el presidente del Consejo Regulador de las IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla, Juan Luis Oropesa de Cáceres.

El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Francisco Oliva Blázquez, y el presidente del Consejo Regulador de las IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla, Juan Luis Oropesa de Cáceres, han firmado en la mañana de hoy lunes un protocolo general de colaboración que sienta las bases para la puesta en marcha de acciones formativas e investigación en materias de interés común, así como en actividades prácticas dirigidas a estudiantes universitarios.

Durante la firma del protocolo, el rector ha destacado cómo desde el Vicerrectorado de Relaciones Institucionales y Fundaciones se ha abierto una línea estratégica de colaboración con empresas e instituciones en las ramas de hostelería, turismo y comercio encaminadas a llevar a cabo acciones académicas y de investigación. “Estrechar vínculos y desplegar acciones con una entidad como el Consejo Regulador de las IGP Aceitunas Manzanilla y Gordal de Sevilla resulta clave para respaldar esta estrategia”, ha asegurado el Francisco Oliva, quien ha destacado además la amplia cartera de expertos e investigadores de las diversas ramas de conocimiento que forman parte de la Universidad Pablo de Olavide.

De izquierda a derecha, Laura López de la Cruz, vicerrectora de Relaciones Institucionales y Fundaciones de la UPO; el presidente del Consejo Regulador de las IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla, Juan Luis Oropesa de Cáceres; el rector de la Universidad Pablo de Olavide, Francisco Oliva Blázquez; Alberto Donaire Ibáñez, miembro del Pleno del Consejo Regulador; y Rosario Costa Mateos, secretaria general de dicho Consejo.
De izquierda a derecha, Laura López de la Cruz,  Juan Luis Oropesa de Cáceres, el rector Francisco Oliva Blázquez, Alberto Donaire Ibáñez y Rosario Costa Mateos.

Por su parte, Juan Luis Oropesa ha manifestado su satisfacción por la firma de este acuerdo entre el Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas Manzanilla y Gordal de Sevilla y una universidad como la Pablo de Olavide “que destaca en su ámbito de investigación y de apoyo al sector agroindustrial de Sevilla, y que dispone de un gran recorrido de transferencia de conocimiento y de puesta a disposición de todos los estudiantes y del sector productivo andaluz y sevillano”.

El rector y el presidente del Consejo Regulador han estado acompañados por Laura López de la Cruz, vicerrectora de Relaciones Institucionales y Fundaciones de la UPO; Alberto Donaire Ibáñez, miembro del Pleno del Consejo Regulador; y Rosario Costa Mateos, secretaria general de dicho Consejo.

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) de la Manzanilla y Gordal de Sevilla es una seña de calidad de ámbito europeo que protege a un producto agrícola o alimentario estrechamente ligado a un área geográfica. Cualquier presentación de estas aceitunas etiquetada como IGP Aceituna Manzanilla de Sevilla o IGP Aceituna Gordal de Sevilla ofrece la garantía de que estas aceitunas son de procedencia de Sevilla y han sido producidas bajo unas condiciones específicas de calidad. En marcha desde inicios de 2019, la IGP continúa trabajando por la diferenciación de la aceituna de mesa y cuenta con el apoyo de unos 4000 olivareros inscritos, 16 industrias transformadoras, 16 centros de compra y 11 plantas envasadoras comercializadoras.

El Consejo Regulador gestiona esta certificación para que aporte valor a la sociedad en tres ámbitos: social, económico y ambiental. Trabaja así para que las personas reconozcan el valor del medio rural, propicia la captación de mayor valor añadido para productores e industrias, y promueve la conservación de la biodiversidad y el medio ambiente.

23 de mayo – 19.30 h

Agenda Cultural UPO: Teatro 'Ojos, un paraíso casi perdido'