Institucional

El rector recoge el premio Alfonso X el Sabio concedido a la Universidad Pablo de Olavide

El Cabildo de Alfonso X el Sabio de Sevilla otorga uno de sus premios a la UPO con motivo de su 25º Aniversario

María Teresa Martínez, Pedro Rodríguez, Andrés Luque, Francisco Oliva y José Luis García-Palacios

El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Francisco Oliva Blázquez, ha recogido el premio concedido por el Cabildo de Alfonso X el Sabio de Sevilla a la institución por el 25º Aniversario de su creación y “por los servicios docentes y culturales que presta a la ciudad de Sevilla”. El galardón se ha entregado en el XXII Acto conmemorativo del nacimiento de Alfonso X el Sabio que ha tenido lugar en el Real Alcázar de Sevilla.

Además de a la Universidad Pablo de Olavide, el Cabildo ha premiado a Andrés Luque Teruel, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla y alcaide del Real Alcázar de Sevilla, por sus estudios e investigaciones sobre el arte andaluz; y a la Fundación Caja Rural del Sur, reconocimiento que recogió su presidente, José Luis García-Palacios Álvarez, por la trayectoria cultural que viene desarrollando en las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Huelva. El acto ha concluido con un recital por la paz y tolerancia de las culturas.

Premiados y miembros del Cabildo

El Cabildo de Alfonso X el Sabio de Sevilla surgió en 1995 como una tertulia dentro del Ateneo de Sevilla para, posteriormente en 1997, convertirse en asociación cultural. Entre sus objetivos, contempla el estudio y la divulgación de la vida y obra de Alfonso X el Sabio como refundador y constructor de la nueva Sevilla que surge en el siglo XIII; de la historia y tradiciones del Reino de Sevilla; y practicar la tolerancia entre las culturas.

Su presidente de honor es Manuel González Jiménez y su maestre-presidente es Pedro Rodríguez Bueno. Entre sus miembros, se encuentran personas de muy diversas profesiones con el denominador común de su afición por la historia, raíces y señas de identidad del Reino de Sevilla, considerando que el avance y el progreso social son compatibles con el respeto y conservación de la historia y tradiciones culturales de la ciudad.