Institucional

El cumplimiento de la planificación docente de la UPO supera el 98 por ciento

Francisco José García presenta la Memoria Anual de Actuaciones de la Inspección de Servicios del año 2023, que ha duplicado las visitas para el seguimiento del POD

Estudiantes en una clase en el campus UPOEl Servicio de Inspección realizó el pasado año 1120 visitas para verificar que el Plan de Organización Docente se desarrolló según lo previsto en los calendarios académicos de las asignaturas. Estas visitas, que duplican las de 2022, arrojan como resultado un cumplimiento muy elevado de la docencia en la Universidad Pablo de Olavide, que alcanza el 98,3% de los casos. Se trata de una de las principales conclusiones de la Memoria Anual de Actuaciones del Servicio de Inspección de la UPO, presentada por Francisco José García durante el último Consejo de Gobierno.

El seguimiento, realizado durante el segundo semestre del curso 2022/2023 (380) y el primer semestre de 2023/2024 (740), se llevó a cabo tanto en aulas como en laboratorios, en todas las franjas horarias, y las visitas abarcaron la totalidad de grados y dobles grados impartidos por la Universidad. A pesar de lo positivo de los datos —solamente un 1,7% de docencia no registrada— y de duplicar las visitas respecto al año anterior, la Inspección de Servicios aboga en su informe por avanzar en la implantación en el campus de un sistema de registro de la impartición docente, tal como recomienda la Cámara de Cuentas de Andalucía.

Francisco José García, inspector de Servicios de la UPO
Francisco José García, inspector de Servicios de la UPO

La información facilitada sobre las unidades y áreas de administración y servicios de la Universidad, tanto en sus páginas web como en el Portal de Transparencia, ha sido otro de los asuntos destacados en la Memoria 2023. Así, tras analizar los contenidos de cada una de estas 29 páginas —referenciadas en el informe—, el Servicio de Inspección recomienda la creación de un portal dedicado al personal técnico y de gestión (PTGAS), al igual que existe uno para el profesorado. En cuanto a las páginas de las unidades y áreas, la evaluación de su contenido concluye que en general contienen información de las funciones y servicios prestados, si bien en ocasiones no incluyen listados de personal ni sus datos de contacto.

La supervisión de las incidencias y reclamaciones recibidas a través de los buzones IRSF de centros, departamentos y servicios administrativos es otra de las actividades anuales de la Inspección reflejadas en la Memoria. En 2023 se registraron 560 peticiones en los buzones de incidencias (44,5%), reclamaciones (36,6%), sugerencias (13,9%) y felicitaciones (4,8%) de la Universidad, lo que supone un 10,5% menos respecto al año anterior. El tiempo de resolución medio de estas IRSF fue de 3,97 días, con un 54,29% de ellas atendidas en menos de 24 horas.

Otra de las actividades de la Inspección durante 2023 ha sido la elaboración, junto con la Delegación de Protección de Datos, de una serie de instrucciones dirigidas al profesorado sobre cómo publicar las calificaciones de sus estudiantes. En este sentido, Francisco José García especifica en su informe anual el lugar, contenido y tiempo en que pueden estar disponibles estos datos, así como los casos en los que pueden compartirse con los progenitores.

Plan de actuaciones 2024

Francisco García presentó también en Consejo de Gobierno el Plan Anual de Actuaciones del Servicio de Inspección durante 2024. Además de continuar con la verificación de la docencia impartida prevista en el POD y de supervisar la resolución de incidencias y reclamaciones, la Inspección de Servicios llevará a cabo una evaluación de los servicios de restauración y cafetería, con encuestas sobre los niveles de satisfacción y calidad entre la comunidad universitaria. Por otro lado, continuando con la labor de 2023, se realizará una exploración de la información recogida en las páginas web referente a los protocolos de las unidades y áreas administrativas.

La Inspección de Servicios actúa con total independencia para la consecución de sus fines, con el objetivo fundamental de alcanzar un funcionamiento coordinado, transparente y eficiente, y dar respuesta a las necesidades de los distintos colectivos que forman parte de la UPO, sin olvidar el compromiso social de la Universidad como servicio público de educación superior. Francisco José García García es responsable de la Inspección de Servicios de la Universidad Pablo de Olavide desde enero de 2021.

27 de abril