Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla


Biología

  • La Universidad Pablo de Olavide aparece con cinco disciplinas en el ‘Shanghái Subject Ranking’

    La Universidad Pablo de Olavide aparece con cinco especialidades académicas en el Ranking de Shanghái por disciplinas académicas 2018 (ARWU Subject Ranking). Ecología en el rango 201-300; Administración de Empresas en el rango 301-400; y Biología, Management, y Ciencias Agrícolas, estas tres en el rango 401-500, son las disciplinas en las que tiene presencia la Universidad en esta clasificación. Salvo Ciencias Agrícolas, en las otras cuatro la UPO aparece por primera vez.

  • Una investigación revela que la cotorra de Kramer ha desplazado a los nóctulos mayores en su enclave tradicional del Parque de María Luisa

    Un equipo de investigadores de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) ha demostrado con un estudio de observación de 14 años, desde 2003 hasta 2017, que la cotorra de Kramer (Psittacula krameri), considerada una de las cien especies invasoras más peligrosas de Europa, ha desplazado de forma considerable al nóctulo mayor (Nyctalus lasiopterus), el murciélago más grande de Europa, en uno de sus principales enclaves de población, el conocido Parque de María Luisa en Sevilla. La investigación, en la que también han participado investigadores de la Universidad Pablo de Olavide y del Centro de Investigación Biomédica (CIBERESP), de Barcelona, ha aparecido publicada en el último número de Royal Society Open Science.

  • Investigadores del CABD descubren por qué las células rompen su núcleo cuando se dividen

    La colaboración entre los grupos de investigación “Control de la división celular” liderado por el profesor Juan Jiménez y “Arquitectura y dinámica nuclear” del profesor Rafael R. Daga, ambos investigadores del CABD, ha permitido descubrir un mecanismo adaptativo que explica por qué las células rompen su núcleo cada vez que se dividen. Según el trabajo, que acaba de ser publicado en Cell Reports, estudiando la división en organismos más simples como la levadura de fisión, para terminar la división celular, es necesario desmontar el huso –estructura de microtúbulos especializada en separar los cromosomas– al final de la mitosis empleando factores de desensamblaje que se encuentran en el citoplasma. Por lo tanto, se trata de una razón evolutiva.

  • “La globalización del sistema nos hace vulnerables a la pérdida de soberanía alimentaria”

    La investigadora postdoctoral del Proyecto CEI CamBio y la Universidad Pablo de Olavide Elisa Oteros Rozas ha participado como Leading Author, nominada por el Gobierno de España, de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) promovida por Naciones Unidas. Concretamente, Oteros Rozas ha sido una de las expertas que ha participado en el informe regional de Europa y Asia Central que, junto con los otros tres informes regionales –Américas, África y Asia/Pacífico- fueron aprobados el 23 de marzo pasado en Medellín en la Asamblea General de Naciones Unidas por consenso de sus 129 Estados miembros tras una dura negociación.

  • Las consecuencias locales de los cambios globales en el clima, último debate de la serie ‘Frecuencia Climática’ en la UPO

    Hoy viernes 9 de marzo, de 13 a 15 horas en el aula 2 del edificio 2 de la Universidad Pablo de Olavide, se ha desarrollado el quinto y último debate radiofónico de la serie ‘Frecuencia Climática’. Un espacio abierto al público que con el título ‘Cambios Globales-Impactos Locales: experiencias y buenas prácticas’ ha organizado EmaRTV con la colaboración de la Facultad de Ciencias Experimentales de la UPO.

  • Jornadas “Conservar los Ecosistemas Acuáticos” del CEI CamBio, hasta el sábado en la UPO

    El Proyecto CEI CamBio, coordinado por la Universidad Pablo de Olavide, y Hadiqa (Servicios Educativos para la Sostenibilidad) organizan las Jornadas “Conservar los Ecosistemas Acuáticos”, que se desarrollarán en la Sala de Grados 2 de la Biblioteca de la UPO hasta el sábado 3 de febrero.

  • La UPO pone en marcha la primera edición del Máster en Análisis Bioinformático Avanzado

    La Universidad Pablo de Olavide pone en marcha por primera vez el Máster en Análisis Bioinformático Avanzado, un título propio gestionado por la Fundación de la universidad, que responde a las necesidades del mercado laboral. De hecho, la creciente demanda de expertos en el ámbito de la bioinformática ha convertido a estos estudios en una especialización con una tasa de inserción laboral muy elevada. “La especialización en bioinformática es muy demandada en los laboratorios y son pocos investigadores aún los que pueden proporcionar este plus en sus grupos de investigación”, afirma Antonio J. Pérez Pulido, director del máster.

  • El Ministerio entrega la distinción “María de Maeztu” a la Unidad de Investigación GEM del CABD

    Los investigadores José Luis Gómez-Skármeta, Acaimo González y Jaime Carvajal, que desarrollan su trabajo en el CABD, han recogido en el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad la distinción que reconoce al Departamento de Regulación de la Expresión Génica y Morfogénesis (GEM) de este centro como una Unidad de Excelencia “María de Maeztu”.

  • Científicos del CABD desvelan el funcionamiento de la migración celular

    Investigadores del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD), instituto mixto de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y la Junta de Andalucía, han contribuido a comprender uno de los fenómenos esenciales durante el desarrollo y mantenimiento de los epitelios, un tejido presente en la mayoría de nuestros órganos. En concreto, el trabajo demuestra que las interacciones entre las células epiteliales y el material (o matriz) extracelular que las rodea regula el comienzo y la velocidad de la migración de grupos de células epiteliales.

  • El analista bioinformático, imprescindible en el análisis de datos procedentes de experimentos de laboratorio

    A lo largo de los últimos años, en el campo de las Ciencias Experimentales, estamos asistiendo a un crecimiento exponencial de datos biológicos procedentes de experimentos de laboratorio, que son necesarios analizar, con el objetivo de obtener nuevo conocimiento y, a su vez, acelerar la investigación. El perfil del investigador que debe realizar esta tarea es el de bioinformático, el cual debe estar especializado tanto en Biología como en Computación. Este perfil está actualmente muy solicitado en el mercado laboral y resulta imprescindible en los grupos de investigación.