Cursos de Verano

La crisis económica ralentiza la aplicación de nuevas tecnologías en el ámbito de los museos

Javier Belloso, gerente de la empresa Miramultimedia, defiende que el uso de las TIC fideliza a los visitantes y atrae a los más jóvenes hacia las colecciones museográficas

Javier Belloso, gerente de la empresa Miramultimedia
Javier Belloso, gerente de la empresa Miramultimedia

El temido efecto de la crisis y la falta de recursos económicos ha provocado una “falta de regeneración” en las tendencias museográficas en cuanto a la aplicación de las TIC, sobre todo, en las instituciones públicas culturales, antes “punta de lanza” en estas iniciativas. Es la reflexión que hace Javier Belloso, gerente de la empresa Miramultimedia, quien añade que desde hace unos años “no se observa una apuesta fuerte por el uso de las nuevas tecnologías en los museos”, una falta de innovación que se traduce con el tiempo en una “pérdida del interés en el producto cultural”.

Javier Belloso ha realizado estas declaraciones con motivo del curso que dirige, titulado “Museología, museografía y nuevas tecnologías. Museo virtual con Unity 3D”, y que se celebra hasta mañana en el marco de cursos de verano que la Universidad Pablo de Olavide organiza cada año en su sede de Carmona.

Para este experto en la aplicación de las TIC en museos, la mayoría de estos centros se han quedado estancados al ofrecer un paquete común que pasa por “una página web más o menos actualizada y una presencia básica en redes sociales que poco a poco nos hace perder el interés”. Otra cosa, por el contrario, es lo que ocurre en el ámbito privado del arte, “donde se trabaja más activamente en encontrar nuevas iniciativas utilizando las nuevas tecnologías debido siempre a la necesidad de negocio”, sostiene.

Pese a que hoy en día es prácticamente imposible encontrar un museo que no esté presente en las redes sociales, Belloso considera que son pocos los que “utilizan el potencial de la conectividad de la red a pleno rendimiento”, y defiende que estas plataformas “deben ser algo más que simples tablones de anuncios o espacios de publicidad; deberían ser por sí mismas herramientas de difusión y conocimiento”, de manera que estimule la motivación para visitar y conocer el centro.

En este sentido, afirma que la aplicación de las TIC sirve de vehículo para que los museos se conviertan en espacios frecuentados por los jóvenes, si bien matiza que el objetivo no es sólo conseguir más visitas sino “mejores visitas, cargadas de mayor contenido y que consigan fidelizar al visitante”.

En cuanto al programa informático Unity 3D, asevera que se trata de una de las herramientas tecnológicas de software “más potentes del mercado, tanto por sus múltiples capacidades de creación como por su fácil e intuitivo manejo y, sobre todo, por sus posibilidades”. Unity 3D permite bocetar un mundo alternativo, la creación de realidades y conceptos que en el mundo real sería difícil diseñar, así como recrear fielmente cualquier espacio o situación de la vida. Por ejemplo, y traducido al ámbito museístico, “permite contemplar una colección de piezas arqueológicas de la Edad de Piedra para, a continuación, cazar bisontes en la pradera”, concluye.

close

Actualidad UPO
Más cerca de ti

Recibe en tu bandeja de entrada las novedades de la
Universidad Pablo de Olavide,
cada semana.

¡Puedes darte de baja cuando desees!
Lee nuestra política de protección de datos personales para más información.