Cursos de Verano

La Escuela Sevillana de Mediación interviene en más de 500 conflictos en la ciudad en el último año

Javier Alés, presidente de los mediadores andaluces, asegura que las administraciones son remisas a apostar definitivamente por este tipo de resolución de conflictos en esta época de crisis

Javier Alés, presidente de la Asociación Andaluza de Mediación Familiar.
Javier Alés, presidente de la Asociación Andaluza de Mediación Familiar.

La Asociación Andaluza de Mediación Familiar (AMEFA) y la Escuela Sevillana de Mediación han atendido más de 500 intervenciones durante el último año en Sevilla, gracias al convenio de colaboración que estas instituciones mantienen con el Ayuntamiento hispalense. Son datos ofrecidos por el doctor Javier Alés, profesor del Departamento de Derecho Público de la Universidad Pablo de Olavide y presidente de AMEFA.

Javier Alés ha realizado estas declaraciones con motivo del curso “Taller sobre casos prácticos y habilidades en mediación”, que se ha impartido en el marco de los cursos de verano que la Universidad Pablo de Olavide celebra cada año en su sede de Carmona y que dirige el propio Alés.

El profesor de la UPO señala que la principal ventaja de la mediación con respecto a otros sistemas de resolución de conflictos radica en que los mediadores “entrenamos a nuestros mediados para que sean ellos mismos los que busquen y encuentren la solución más adecuada”, ya que, a su juicio, “nadie mejor que quien vive el problema para, dedicándole tiempo, buscar vías de solución”.

En relación a los casos más frecuentes atendidos por AMEFA y la Escuela Sevillana de Mediación, el doctor Alés explica que hay que distinguir por ámbitos. Así, en el ámbito público los conflictos más usuales vienen originados por “problemas vecinales de ruidos, instalaciones o mercados”, mientras que a nivel educativo destaca el acoso laboral entre el profesorado y, en las familias, “hemos tenido un importante aumento de convenios para cuidar a las personas mayores dentro del ámbito familiar”, señala.

No obstante, y a pesar de la alta tasa de resolución de conflictos que se consigue a través de la mediación, Alés considera que ésta no está lo suficientemente reconocida a nivel institucional, menos aún en esta época de crisis, cuando las administraciones “están siendo muy remisas a apostar definitivamente por la mediación”, por lo que no se consignan los presupuestos para establecer estos servicios públicos. Paradójicamente, a favor de la mediación juega que el sistema judicial es más lento y costoso, “y muchas personas se acercan porque piensan que un proceso de mediación puede ser más útil y barato en tiempo y dinero”.

Por último, el presidente de los mediadores andaluces considera que la mediación se implantará definitivamente “de forma irremisible”, pues “la cultura del acuerdo se implantará en las futuras generaciones más tarde o más temprano”. La clave del éxito está en querer dedicarle tiempo y voluntad a la resolución de los conflictos, porque “un minuto hablando puede resolver toda una vida”. “Lo más importantes es reconocer y respetar la parte de razón que tiene tu ‘enemigo’, aunque no la compartas en absoluto”, concluye.

 

close

Actualidad UPO
Más cerca de ti

Recibe en tu bandeja de entrada las novedades de la
Universidad Pablo de Olavide,
cada semana.

¡Puedes darte de baja cuando desees!
Lee nuestra política de protección de datos personales para más información.