Cursos de Verano

“Durante la pandemia tenía la sensación permanente de que tenía la información a medias, que no podía llegar al fondo de la historia”

Isabel Morillo, periodista de El Confidencial, ha participado en el curso 'El periodismo antes, durante y después del COVID-19'

La periodista de El Confidencial, Isabel Morillo, ha participado este lunes en la mesa redonda: “La información sobre la pandemia en el debate político: Congreso de los Diputados y Parlamento de Andalucía”, dentro del curso ‘El periodismo antes, durante y después del COVID-19’ en el marco de la XIX Edición de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide en la Sede Olavide en Carmona Rectora Rosario Valpuesta.

Isabel Morillo ha señalado que durante la pandemia la labor periodística quedó limitada: “No podías ir a una rueda de prensa y quedarte después para interpelar al responsable público que fuera sobre aquello que no te había quedado claro en la comparecencia o que sabías que no había querido contestar”. Estar limitado al teléfono, notas de prensa y comunicados institucionales, añade Morillo, “me parecía muy frustrante. Era la sensación permanente de que tenía la información a medias, que no podía llegar al fondo de la historia”.

Sobre la transformación que las redacciones de los medios han sufrido, la periodista de El Confidencial, señala que en su caso aunque el teletrabajo ya era una realidad desde que en 2014 comenzó en el medio online, sí que notó cambios importantes: “De repente al otro lado del teléfono o de la videollamada no había una redacción perfectamente engrasada sino muchas personas que notabas que estaban trabajando un poco cada uno por su lado y que cada uno te pedía cosas distintas”.

Sin embargo, añade, “El Confidencial se adaptó y superamos las dificultades del principio”. Entre ellas, señala, el periodismo colectivo “que me encanta, hecho por muchas manos, cruzando periodistas con fuentes, perfiles y experiencias muy distintas. Trabajar con compañeras de ciencia, que eran especialistas en temas en los que tú eres absolutamente profana, fue estupendo”.

“Ser útil para los ciudadanos”, así define Morillo la función que el periodismo tuvo en los momentos más complicados de la pandemia. “El periodismo de trincheras o de ruido político, el que se dedicaba a recoger el pim pam pum entre los distintos partidos, quedó muy arrinconado por otro con vocación absoluta de servicio público, dedicado a informar a un ciudadano que estaba totalmente perdido”, señala la periodista.

“Las primeras semanas de la pandemia ponían cada día cientos de preguntas sobre la mesa del periodista que debía resolver sin muchas veces poder salir a la calle o ir a la fuente directa para resolverlas. Para mi fue una prueba de fuego importante”, ha concluido Morillo.

 

 

 

 

23 de mayo – 19.30 h

Agenda Cultural UPO: Teatro 'Ojos, un paraíso casi perdido'