Cursos de Verano

Sólo tres de cada diez emprendedores son mujeres, quienes siguen encontrando mayores obstáculos a la financiación y para conciliar

Rocío Reinoso, presidenta del Consejo Social de la Universidad Pablo de Olavide, asegura que existe un interés creciente de la mujer por emprender, si bien la tasa española se sitúa todavía por debajo de la media de los indicadores europeos

Rocío Reinoso
Rocío Reinoso en la sede Olavide en Carmona

De cada diez personas que deciden emprender en España, siete son hombres y sólo tres, mujeres. Recuerda el dato Rocío Reinoso, presidenta del Consejo Social de la Universidad Pablo de Olavide, antes de incidir en que por ello “es necesario seguir incorporando la perspectiva de género en todos los planes, acciones y políticas de promoción del emprendimiento”.

Reinoso ha hecho estas declaraciones en el marco de la inauguración del curso ‘El emprendimiento femenino y business angels: claves para el éxito personal y financiero’, que se celebra entre el jueves y el viernes en la sede de la Olavide en Carmona durante la XX edición de los Cursos de Verano bajo la dirección de la catedrática Ana Pérez-Luño, profesora del Departamento de Organización de Empresas y Marketing de la UPO.

En opinión de la presidenta del Consejo Social de la UPO, entre los problemas que encuentran las emprendedoras destacan “el acceso a la financiación temprana” y la asunción de “responsabilidades domésticas y de cuidados” en mayor proporción que el hombre, lo que sitúa el perfil de la emprendedora en “mujeres de entre 35 y 45 años y sin hijos”. En este sentido, apuesta por “políticas que fomenten la corresponsabilidad” y por “sistemas ágiles de organización del trabajo” con el objetivo de “no renunciar tampoco a ese tiempo para la vida personal”.

Para Rocío Reinoso, existe un “interés creciente” de la mujer por emprender, si bien “España presenta todavía una tasa de actividad emprendedora del 4,7%, es decir, por debajo del 6,3% de la media europea”, asegura citando el último Informe Especial GEM sobre Emprendimiento Femenino, un dato que para ella supone un “acicate” para “seguir trabajando en esta dirección desde los Consejos Sociales de las Universidades Públicas de Andalucía”.

En este sentido, aboga por “impulsar programas para fomentar el emprendimiento potenciando la confianza en las emprendedoras y emprendedores desde los primeros cursos de los grados”.

Tradicionalmente, las emprendedoras han copado el sector servicios o de la moda, aunque de un tiempo para acá “se están diversificando hacia sectores tradicionalmente masculinos, rompiendo modelos culturales, sociales y educativos”. No obstante, las mujeres “siguen topándose con el problema de la financiación y con que son los sectores de base tecnológica los que exigen un mayor capital”. Así, es precisamente en el emprendimiento tecnológico donde la “brecha de género” es más evidente: “sólo una de cada cinco personas que fundan una startup es mujer”.

Rocío Reinoso añade que, en líneas generales, “las mujeres emprenden más por necesidad que por oportunidad, objetivos o vocación”. Es decir, “ese impulso nace de la peor situación que ya tiene la mujer en el mercado laboral a la hora de encontrar un trabajo por cuenta ajena sin el lastre de la temporalidad o la precariedad”. Sin embargo, “las estadísticas muestran un menor fracaso en los proyectos liderados por mujeres”, subraya.

close

Actualidad UPO
Más cerca de ti

Recibe en tu bandeja de entrada las novedades de la
Universidad Pablo de Olavide,
cada semana.

¡Puedes darte de baja cuando desees!
Lee nuestra política de protección de datos personales para más información.