Institucional

La Fundación Cajasol apoyará actividades formativas y de emprendimiento en la Universidad Pablo de Olavide

El rector de la UPO, Vicente Guzmán, y el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, han firmado un convenio de colaboración

El rector de la UPO, Vicente Guzmán, y el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, han firmado un convenio de colaboración
El rector de la UPO, Vicente Guzmán, y el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, han firmado un convenio de colaboración

El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Vicente Guzmán Fluja, y el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido Gutiérrez, han firmado esta semana un convenio de colaboración por el cual la entidad andaluza financiará diversas actividades académicas y de apoyo al emprendimiento a través de la Fundación Universidad-Sociedad de la UPO.

Concretamente, a través de dicho convenio, la Fundación Cajasol colaborará con los Cursos de Verano que se celebran anualmente en la sede Olavide en Carmona, así en como diversas actividades académicas. Además, se impulsarán proyectos de postgrado, formación permanente, empleabilidad y emprendimiento.

Durante la firma del convenio, el rector de la UPO ha resaltado la importancia de este acuerdo que se ha renovado un año más bajo el objetivo común de favorecer el crecimiento social a través de distintas actividades formativas y de emprendimiento. Además, ha calificado de esencial la colaboración entre lo público y lo privado para lograr un cambio hacia un modelo productivo más social, en el que las empresas tengan la capacidad de llegar al mayor número de personas.

Por su parte, el presidente de la Fundación Cajasol ha insistido también en lo esencial de la relación entre la Universidad y la empresa. “En estos momentos es necesario pensar qué se necesita, qué se demanda desde el sector productivo y cómo se puede dar respuesta desde la Universidad”, ha puntualizado Antonio Pulido. Además, ha destacado que su Fundación desarrolla cuatro líneas básicas: acción social, cultural, formación y emprendimiento. Sobre este último aspecto ha señalado que es una prioridad para esta institución, puesto que considera que Andalucía necesita jóvenes emprendedores que creen empresas y que generen riqueza.

Con esta firma se consolida la colaboración que ambas entidades vienen desarrollando de manera habitual desde el año 2006.

La Fundación Universidad-Sociedad de la UPO tiene como objeto el fomento y desarrollo del diálogo y la comunicación entre la UPO y los distintos agentes económicos y sociales; la promoción, protección y fomento de toda clase de estudios e investigaciones de interés para dichas instituciones; fomentar la relación de la Universidad con la empresa a través de prácticas para la formación del alumnado y personas tituladas de la Universidad Pablo de Olavide con el objetivo de facilitar la integración de las mismas en el mundo empresarial.

Por su parte, la Fundación Cajasol es una entidad andaluza que cuenta entre sus fines actuaciones en el campo de los servicios sociales, la salud y el bienestar social, la investigación, la protección y mejora del medio ambiente, la educación, el patrimonio cultural e histórico, además de otras actuaciones en el campo de la cultura, el deporte no profesional, el fomento del empleo, entre otras.

 

 

27 de abril