Institucional

La UPO se adhiere al Programa Mundial de Certificación de Campus Saludable

El rector de la Universidad Pablo de Olavide firma en Lausanne un memorando de entendimiento por el que la UPO entra a formar parte de una red global por la integración de la salud y el bienestar en los campus universitarios

En primer plano, Leonz Eder, Francisco Oliva y Eric Saintrond. Detrás, Fernando Parente y Antonio Fernández.

La Universidad Pablo de Olavide se ha adherido al Programa mundial de Certificación de Campus Saludable (Healthy Campus) de la Federación Internacional del Deporte Universitario (FISU), una plataforma que promueve la mejora del desarrollo saludable y del bienestar en los campus universitarios. Con la adhesión a Healthy Campus, la UPO entra a formar parte de una red de trabajo global donde tendrá oportunidad de intercambiar conocimientos, experiencias y buenas prácticas con universidades de todo el mundo. El objetivo de este programa es ayudar a las instituciones de Educación Superior a integrar la salud de manera transversal a través de los diferentes aspectos de la cultura de los campus y proporcionar soluciones concretas para mejorar el estilo y la calidad de vida de la comunidad universitaria. El programa concibe la salud desde una visión holística que incluye aptitud física, salud mental, nutrición, responsabilidad social y sostenibilidad.

A la firma de la adhesión, celebrada en la sede de FISU en Lausanne, han asistido el rector de la UPO, Francisco Oliva Blázquez, el vicerrector de Campus Saludable y Deporte, Antonio Fernández Martínez, el presidente de FISU, Leonz Eder, el secretario general de esta Federación, Eric Saintrond, y el director del programa Healthy Campus, Fernando Parente.

Desde la izquierda, Eric Saintrond, Antonio Fernández, Leonz Eder y Francisco Oliva.

Durante el acto de firma del memorando de entendimiento, Francisco Oliva Blázquez ha subrayado la apuesta de la Universidad Pablo de Olavide por la salud y el deporte, haciendo hincapié en la capacidad de liderazgo en el entorno que puede alcanzar la institución en esta materia. “El compromiso e impulso que nuestra institución quiere dar al deporte universitario tiene su mejor exponente en la creación del vicerrectorado en este ámbito”, ha apuntado.

Por su parte, Antonio Fernández considera la adhesión al programa “una excelente oportunidad para desarrollar este concepto global de salud y bienestar, haciendo de la vida del campus, para todas las personas que estudian y trabajan una experiencia diaria excelente y positiva».

En representación de FISU, Leonz Eder ha destacado el «éxito que está teniendo este programa, que ya cuenta con 85 Universidades de 33 países y que está presente en los cinco continentes».

También, Eric Santrond ha resaltado que «el hecho de que las universidades estén dando prioridad en la gestión de la actividad física y el deporte asociada a temas de salud mental, sostenibilidad o nutrición va en la línea de la apuesta que la FISU hizo hace unos años proyectando este programa que, desde que se puso en marcha en mayo del año pasado, está dando una respuesta positiva al ámbito universitario».

La Federación Internacional del Deporte Universitario (FISU) fue fundada en 1949 y supone un motor clave en la promoción del deporte universitario a nivel mundial. Esta organización entiende que los valores del deporte funcionan en perfecta sincronía dentro de los estudios universitarios y ofrece oportunidades y referencias a universidades de todo el mundo para integrar conceptos de salud y bienestar en los campus.

Más información: https://www.fisu.net/healthy-campus

23 de mayo – 19.30 h

Agenda Cultural UPO: Teatro 'Ojos, un paraíso casi perdido'