Institucional

El rector de la UPO y el ministro de Universidades clausuran el I Congreso Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos

Joan Subirats cierra el foro internacional que ha congregado en la Universidad Pablo de Olavide a representantes de 28 universidades de 16 países con la conferencia ‘Las redes de universidades entre Latinoamérica y Europa como base para la construcción del Espacio Iberoamericano del Conocimiento’

Guillermo Domínguez, Joan Subirats, Francisco Oliva, Lorena Garrido y Carmen Torres
Guillermo Domínguez, Joan Subirats, Francisco Oliva, Lorena Garrido y Carmen Torres

Francisco Oliva, rector de la Universidad Pablo de Olavide; Joan Subirats, ministro de Universidades; Lorena Garrido, viceconsejera de Universidades, Investigación e Innovación de la Junta de Andalucía; Carmen Torres, responsable de relaciones institucionales del Espacio Iberoamericano del Conocimiento (SEGIB);  y Guillermo Domínguez, director de la Cátedra Iberoamericana de Educación en Derechos Humanos y Ciudadanía Crítica para el Desarrollo Sostenible y presidente del comité organizador del Congreso, han clausurado este viernes el foro internacional que ha reunido desde el pasado miércoles en el campus de la UPO a representantes de las 28 universidades que conforman la Red Iberoamericana de Universidades comprometidas con la Educación en Derechos Humanos y Ciudadanía Inclusiva.

Joan Subirats
Joan Subirats

Previamente al acto de clausura, Joan Subirats ha impartido la conferencia final del Congreso titulada ‘Las redes de universidades entre Latinoamérica y Europa como base para la construcción del Espacio Iberoamericano del Conocimiento’.

Coordinada por la Universidad Pablo de Olavide, la Red Iberoamericana de Universidades tiene como principios la cooperación, la perspectiva de género, la igualdad, la interculturalidad y la sostenibilidad en el marco de la Educación en Derechos Humanos, con especial atención a la vulnerabilidad originada por los movimientos migratorios. Para ello, la Red trabaja sobre tres grandes ejes estratégicos: la formación, la investigación y las buenas prácticas en extensión universitaria. Guillermo Domínguez ha recordado estos principios en el acto de clausura, anunciando que son ya treinta las universidades integrantes de la misma en dieciocho países, que cooperan para lograr “el espacio iberoamericano de conocimiento y educación en Derechos Humanos”.

Tras destacar la importancia de las redes universitarias, Joan Subirats ha mostrado su apoyo a la Red Iberoamericana de Universidades comprometidas con los Derechos Humanos. Para finalizar el Congreso, Francisco Oliva ha agradecido a las instituciones educativas su participación en el foro, poniendo en valor lo conseguido, que ha calificado como un gran éxito teniendo en cuenta que la Red de Universidades fue constituida hace poco más de un año. Tras anunciar que las conclusiones académicas del Congreso serán publicadas próximamente, ha señalado que las universidades “deben ser agentes activos de la protección de los Derechos Humanos”.

I Congreso Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos (asistentes, foto de grupo)