Institucional

El rector califica de inasumibles para las universidades, en costes económicos y de gestión, las cotizaciones de estudiantes en prácticas

Las elecciones sumen en un periodo de incertidumbre al sistema universitario, al paralizar varias normas que estaban tramitándose

Francisco Oliva ha presentado su informe ante la 30ª sesión del Consejo de Gobierno de la Universidad Pablo de Olavide, celebrada este viernes. El rector de la UPO ha mostrado su inquietud ante los costes que las universidades tendrán que afrontar como consecuencia de la inclusión obligatoria del estudiantado en prácticas en la Seguridad Social.

En este sentido, Francisco Oliva ha afirmado que el trámite de altas y bajas, de más de 2.400 estudiantes en el caso de la UPO, “convierte a las universidades en empresas ajenas de gestión”. Además, ha calificado de “imposible” llevar a cabo esta tarea sin las herramientas informáticas, ni la financiación, para poder asumir las afiliaciones de miles de estudiantes. El rector ha informado que la Universidad, junto a la CRUE, ha solicitado al menos, al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que la entrada en vigor de esta disposición sea aplazada hasta el 1 de enero de 2024.

Respecto al Estatuto del becario, recientemente acordado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social con los sindicatos UGT y CC.OO., Francisco Oliva ha explicado que el coste de esta medida recaerá, muy probablemente, de nuevo en los campus, ya que no establece la obligatoriedad de que sea asumida por las empresas y las instituciones que acogen a estudiantes en prácticas.

El rector ha continuado su informe centrado en temas propios de la Universidad Pablo de Olavide. En primer lugar, ha destacado los datos de la Fundación UPO, tras su último Patronato recientemente celebrado. Tras una situación difícil a causa de la pandemia de Covid-19, la Fundación UPO ha logrado en estos últimos dos ejercicios sanear su situación económica, gracias a formar a más de 2.000 personas con su oferta de Formación Permanente; volver a los números prepandemia de estudiantes extranjeros que acuden al Centro Universitario Internacional; gestionar 2.554 prácticas en empresas; y contar con más de mil mayores de la provincia en su Aula Abierta. Además, Francisco Oliva ha querido destacar el hecho de que la Residencia Universitaria Flora Tristán haya obtenido, por primera vez, un balance económico positivo.

En gestión académica, el rector ha anunciado la expedición con normalidad desde este final de curso del suplemento europeo al título, tras solucionarse los retrasos acumulados en este trámite. Asimismo, Francisco Oliva ha comunicado la puesta en marcha el complemento autonómico andaluz para estancias Erasmus+ —que incluirá a Reino Unido en la modalidad de terceros países—; y de las ayudas económicas para la adquisición de reconocimientos lingüísticos.

Climatización del campus y ahorro energético

El rector ha anunciado que, ante el ascenso significativo de las temperaturas con la llegada de la primera ola de calor de este verano, los sistemas de aire acondicionado permanecerán en funcionamiento desde primera hora de la mañana y se mantendrán mientras haya actividad a lo largo de la jornada. Ante la antigüedad de buena parte de las instalaciones de climatización del campus —algunas de ellas con más de 30 años—, Francisco Oliva ha informado que se realizará una auditoría energética para conocer las necesidades del campus, y poder así abordar una renovación total de los equipos mediante la elaboración de un proyecto y su posterior adjudicación.

 

6 de junio – 19.30 h

6 DE JUNIO - MÚSICA - HARTIBLES ACOUSTIC QUARTET