Institucional

La Universidad Pablo de Olavide define sus líneas de actuación de cara al nuevo marco universitario

El equipo de Gobierno impulsa los principales proyectos estratégicos de la Universidad en oferta académica, docencia e infraestructuras, entre otros ámbitos

José A. Sánchez Medina, Francisco Oliva y María holgado durante el Consejo de Gobierno
José A. Sánchez Medina, Francisco Oliva y María Holgado

El equipo de Gobierno de la Universidad Pablo de Olavide, consciente de que el curso académico recién inaugurado será muy transformador para las universidades tanto a nivel nacional como andaluz, ha impulsado recientemente en una reunión presidida por el rector, Francisco Oliva, los proyectos estratégicos que serán llevados a cabo por la UPO en diferentes ámbitos universitarios. Así, los vicerrectorados y delegaciones del Rector han expuesto las principales líneas que definirán las actuaciones de la Universidad a corto y medio plazo, en el marco universitario perfilado por las nuevas leyes reguladoras de la educación superior.

II Workshop para impulsar el proyecto Olavide Dual

Comenzando por la oferta académica, la Universidad afronta el reto de diseñar el nuevo programa de titulaciones para los próximos años. Una apuesta planificada junto a los centros que permitirá situar a la UPO en el mapa de nuevos títulos en Andalucía. Además, se está ya trabajando para la puesta en marcha de los grados con mención dual, una iniciativa que cuenta con el respaldo de empresas e instituciones, en un proyecto conjunto para mejorar la empleabilidad de los egresados y egresadas de esta Universidad. Junto a estos proyectos, la Universidad Pablo de Olavide continúa impulsando la formación permanente con los Cursos de Desarrollo Profesional Avanzado. Estos cursos, en formato de microcredenciales, adoptan el modelo europeo que vincula la formación universitaria a las necesidades del tejido productivo.

Por otro lado, la Universidad trabajará en el fortalecimiento y consolidación de su plantilla de profesorado a través de tres líneas estratégicas. Superado el obstáculo que suponía la lista de espera del profesorado acreditado, la Universidad apuesta por el incremento de la funcionarización, a la vez que promoverá la convocatoria de plazas de Ayudante Doctor. Paralelamente, abordará un plan de adaptación y estabilización del profesorado asociado. Además, se afianza la consolidación del programa DOCENTIA, otorgando valor añadido a la evaluación de cara a los procesos de acreditación del PDI. Respecto de la plantilla del PTGAS, se fortalecerán las tareas en su estructura organizativa mediante la profesionalización de la gestión, y se apuesta por un proceso de estabilización de la plantilla actual.

En el ámbito de la I+D, será puesto en marcha un proyecto de mejora de la gestión de la investigación en la UPO a través de la incorporación de figuras intermedias, así como de una nueva plataforma de adquisición de bienes y servicios vinculados a la investigación y docencia, que simplificará los trámites administrativos y los procesos de justificación del gasto.

Proyecto de Sursuroeste Arquitectos para el edificio de la Térmica
Proyecto en marcha para el edificio de la Térmica

Especialmente relevantes para la Universidad son los proyectos de infraestructuras que se están desarrollando en el campus. Además de la rehabilitación del edificio de la Térmica, que ya ha comenzado, la construcción de un nuevo animalario y del nuevo edificio de Life Watch-Eric, el equipo de Gobierno apuesta por inversiones que mejoren la eficiencia energética de la Universidad. Para ello ya se ha iniciado la construcción de una planta fotovoltaica, y se ha puesto en marcha, con fondos europeos, un proyecto integral para la renovación del sistema de climatización de todos los edificios del campus. A ello se suman dos proyectos de la Delegación del Rector para el Campus Sostenible, por un lado, la mitigación de las altas temperaturas con asfaltos innovadores y sistemas de sombreo y, por otro, la plantación de un bosque mediterráneo autóctono para el área metropolitana de Sevilla (UPOforest), que está previsto se implementen a corto plazo.

Respecto a las obras imprescindibles para adaptar las aulas a la nueva docencia, se avanzará en la digitalización y electrificación de las aulas, renovación que incluye asimismo su adecuación y la incorporación de nuevo mobiliario. También se incorpora, desde el Vicerrectorado de Grado y Postgrado, un proyecto de incremento de la capacidad de espacios de docencia práctica, así como un plan de uso de los espacios y equipamientos para la innovación docente. En cuanto a los espacios para el estudiantado, se trabajará en la mejora y ampliación de zonas de descanso y ocio.

Asimismo, el Vicerrectorado de Estudiantes impulsará la unificación de los programas de información y orientación estudiantil a través del Proyecto Brújula, lo que permitirá ofrecer un plan coordinado de los servicios que la UPO ofrece a su estudiantado.

La transformación digital de la Universidad se acelera a través de un plan de mejora de los procedimientos de administración electrónica, haciéndolos más sencillos e intuitivos, a la vez que eficientes. Además, se va a poner a disposición de la comunidad una nueva App de la UPO, que concentrará un amplio catálogo de servicios digitales, incluyendo la Tarjeta Universitaria Inteligente.

Desde el Vicerrectorado de Internacionalización, se proyecta ampliar los vínculos internacionales de la Universidad más allá de Europa, con el norte de África, África Subsahariana, Asia y Latinoamérica, así como crear consorcios a nivel internacional para fortalecer las redes académicas y científicas de la UPO.

Por su parte, desde el Vicerrectorado de Campus Saludable y Deporte, se aborda la creación del nuevo Servicio de Deportes de la UPO, a la vez que se está trabajando en la mejora de las instalaciones deportivas y en el proyecto del Centro Acuático y de Raqueta.

Por último, para asegurar una adecuada convivencia en el campus, así como reforzar los valores que definen a la UPO como una Universidad comprometida e inclusiva, se procederá a la necesaria modificación y actualización del Protocolo de Acoso Sexual y por Razón de Sexo y LGTBI+, se pondrá en marcha el III Plan de Accesibilidad e Inclusión de la Diversidad Funcional y se culminará con la necesaria aprobación e implementación de las normas de convivencia universitaria, tal y como prescribe la Ley 3/2022, de Convivencia Universitaria.

 

27 de abril