Investigación

La UPO lidera un proyecto de investigación sobre bienestar y salud mental de los hombres

Está financiado por el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Junta de Andalucía y cuenta con la participación de otras universidades nacionales e internacionales

El profesor Antonio Iáñez Domínguez lidera el proyecto IMGRUSE-H

La Universidad Pablo de Olavide lidera el Proyecto IMGRUSE-H, un programa de promoción de la salud de la Consejería de Salud y Consumo que se desarrolla en los centros de atención primaria del Servicio Andaluz de Salud y que tiene como objetivo evaluar la efectividad del apoyo de los grupos socioeducativos (GRUSE) en el bienestar y la salud mental de los hombres. Este proyecto cuenta con financiación de la convocatoria de Proyectos de Excelencia del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) de la Junta de Andalucía en la modalidad de retos de la sociedad.

Con este proyecto, coordinado por el profesor Antonio Iáñez Domínguez del Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales de la UPO, se da continuidad a la evaluación de los GRUSE con mujeres que el equipo investigador realizó con anterioridad. Una experiencia que se inició en 2011 y que en 2016 se amplió a grupos de hombres tras analizar el impacto de la crisis económica en la salud mental de este grupo de población. Estos foros, mediante trabajo en grupo, ofrecen herramientas para afrontar las dificultades de la vida cotidiana desde una visión positiva de la salud y con perspectiva de género, abordándose la influencia de los cánones de la masculinidad en la salud y el bienestar emocional.

En la investigación, el equipo de trabajo espera demostrar que la intervención grupal con hombres conlleva un efecto positivo sobre los activos personales para la salud y mejora la percepción de su calidad de vida y bienestar. Para ello, se plantea una investigación de corte longitudinal con metodología mixta y de tres años de duración.

El estudio cuantitativo tiene un diseño cuasi-experimental pre-post, con un grupo experimental y otro de control. Para el estudio cualitativo, se realizarán grupos focales con profesionales del ámbito sanitario, así como entrevistas semiestructuradas a participantes en los GRUSE. La triangulación de resultados cualitativos y cuantitativos permitirá comprobar el alcance de la intervención.

Proyecto internacional

IMGRUSE-H tiene carácter internacional e incluye, además de la Universidad Pablo de Olavide, otras andaluzas como la Universidad de Cádiz y la Universidad de Huelva, así como instituciones americanas como la Global Center for Applied Health Research de la Universidad Estatal de Arizona (Estados Unidos), el Centro de Investigaciones Interdisciplinares en Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma (México) y la Universidad de Concepción (Chile).

Además, cuenta con la participación del Servicio Andaluz de Salud de la Junta de Andalucía, que integra en el equipo a dos profesionales del grupo coordinador de la estrategia, y con la colaboración de profesionales de trabajo social sanitario que desarrollan los grupos.

Abordaje de síntomas somáticos sin causa orgánica

La intervención de los grupos socioeducativos con mujeres se realizó sobre una muestra compuesta por 228 participantes con una edad comprendida entre los 21 y 80 años.

En la investigación, se evidenció que las mujeres del grupo experimental reducen sus síntomas de ansiedad y depresivos después de la intervención y este hecho se mantiene hasta un año y medio después, con diferencias significativas respecto al grupo control. Asimismo, las mujeres del grupo experimental presentaron mejor autoestima que las del grupo control tras la intervención e, igualmente, esa mejoría se mantuvo en el mismo periodo de tiempo.

De esta forma, se pudo destacar el valor que supone el trabajo de grupo como medio para provocar cambios a nivel individual y grupal, así como la importancia de la intervención como estrategia no medicalizadora. Entre los beneficios para las mujeres participantes en los GRUSE, se señalaron: mejora de su bienestar personal, aumento de su autoestima y autodeterminación y generación de redes sociales. En definitiva, se pudo concluir que este tipo de estrategias ofrecen una alternativa para abordar ciertos síntomas somáticos sin causa orgánica.

27 de abril