Investigación

Un estudio de la UPO plantea medidas para paliar el riesgo de suicidio entre el estudiantado universitario en España

La investigación está pilotada desde el Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales y analiza el riesgo de suicidio en 2.025 estudiantes de 17 grados en 16 universidades públicas y privadas del país

Francisco Caravaca Sánchez, Pastora Reina Aguilar y Rosa Díaz Jiménez

Las investigadoras Pastora Reina Aguilar, Rosa María Díaz Jiménez y Francisco Caravaca Sánchez, del Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Universidad Pablo de Olavide, han publicado un estudio en la revista Social Work que plantea medidas para paliar el riesgo de suicidio entre el estudiantado universitario en España desde el ámbito del Trabajo Social. En concreto, la investigación concluye que el riesgo de suicidio afecta a un tercio del estudiantado universitario tras analizar este factor en estudiantes de diversos grados en universidades públicas y privadas de España, es decir, un 29,2% de este alumnado ha tenido ideación suicida a lo largo de su vida.

Suicide Risk among University Students in Spain: Implications for Social Work, que forma parte de la tesis doctoral de Pastora Reina Aguilar, es el segundo trabajo de la serie de la investigación sobre suicidio en la población universitaria española y avanza en el abordaje del fenómeno desde el Trabajo Social. Según explican las autoras, este trabajo puede facilitar el diálogo reflexivo entre profesionales y responsables del ámbito universitario para avanzar en políticas que mejoren servicios de apoyo al estudiantado y permitan el diseño e implementación de nuevas acciones frente al, “aún desconocido y estigmatizado” fenómeno del suicidio.

Si bien los resultados están en consonancia con otros estudios internacionales sobre alumnado de universidad, es destacable la amplia población alcanzada en la investigación de la UPO, en la que han participado 2.025 estudiantes de 16 universidades españolas y de 17 grados académicos. Del total de personas encuestadas, la edad media era de 23,8 años, mujeres en su mayoría (74,8%) y en cuarto año de estudios (25,2%).

Entre los principales factores de riesgo, el estudio apunta hacia los problemas de salud mental, como la depresión, o haber sufrido violencia sexual. Frente a estos, los mecanismos de protección frente al suicidio pasan por mejorar la autoestima, la satisfacción con la propia vida y tener el apoyo de familiares y personas cercanas importantes. En concreto, las personas participantes que informaron tener ideación suicida eran más jóvenes (23,3 años); menos propensas a estar trabajando (17%); y reportaron tasas más altas de violencia sexual (21,1%). Además, tenían niveles más altos de depresión (21,1%) y niveles más bajos de apoyo social percibido (57,9%) y satisfacción con la vida (12,5%).

Las investigadoras abordan el suicidio como un fenómeno complejo y multifactorial que justifica su abordaje social. Así, el estudio plantea vías de intervención desde el Trabajo Social en el ámbito de las universidades: desde el diseño e implementación de programas de adaptación del estudiantado y promoción de apoyos naturales, hasta la implicación en los servicios de intervención en situaciones de crisis, que vienen funcionando con buenos resultados preventivos en otras universidades.

Históricamente, el fenómeno del suicidio ha sido investigado desde una perspectiva médico/psiquiátrica y, más recientemente, psicológica. Sin embargo, al tratarse de un fenómeno multifactorial, se explica que también es necesario investigar desde la dimensión social. En este sentido, el artículo señala que la prevención (individual, grupal y comunitaria) debe incorporar la cultura del cuidado, información y formación sobre habilidades de afrontamiento y estrategias para reducir el estigma suicidad en la comunidad. Por su parte, la postvención implicaría, fundamentalmente, el acompañamiento durante el duelo, en este caso ante la pérdida de iguales.

Fenómeno global

El suicidio es un fenómeno que afecta a estudiantes de universidad en todo el mundo si bien son pocas las investigaciones que incluyen grades poblaciones de estudio, un gran número de universidades y estudiantes de diferentes grados como el de la UPO.

En diferentes áreas geográficas, se ha concluido que las ideas, la planificación y los intentos suicidas en el estudiantado universitario representan un riesgo real. Esta investigación recoge cifras como las de Estados Unidos, entre el 6% y el 25% de la población universitaria en este riesgo; África, con una cuarta parte de los y las estudiantes; uno de cada diez en Asia; o países latinoamericanos como México, donde las tasas oscilan entre el 1% y el 8%.

Los datos en Europa alertan de que, por ejemplo, en algunas universidades británicas, las ideas, la planificación y los intentos suicidas afectan, aproximadamente, al 40% del estudiantado; al 7% en Noruega; y al 11,5% en Austria. En España, esta es la segunda causa de muerte en jóvenes de entre 15 y 29 años.

Referencia:

Pastora Reina-Aguilar, Rosa María Díaz-Jiménez, Francisco Caravaca-Sánchez. Suicide Risk among University Students in Spain: Implications for Social Work. Social Work, https://doi.org/10.1093/sw/swad025

27 de abril