Cultura Social

Cuando se unen arte, sostenibilidad y formación

La Universidad Pablo de Olavide presenta el mural colectivo ‘El arte de alimentarte’, una acción artística y educativa que promueve la reflexión personal en pro de un cambio hacia hábitos de consumo más saludables

Participantes del proyecto ‘El arte de alimentarte’ junto al mural situado cerca del canal, próximo a la Biblioteca/CRAI.

Parar para ver, parar para escuchar, parar para reflexionar sobre un mensaje plasmado en un mural: “Más lento, Más cerca,… Más justo, Más sano,…”. Parar para tomar conciencia de la importancia de incorporar unos hábitos de consumo sostenibles, saludables y responsables. Éste es el objetivo del proyecto ‘El arte de alimentarte’, una iniciativa que aúna formación y acción artística y que ha dado a luz el diseño de un mural colectivo situado en el Campus de la Universidad Pablo de Olavide.

En el marco del Programa de fomento de la Alimentación Sostenible y Salud subvencionado por la Agencia de Cooperación Internacional de la Junta de Andalucía, la UPO se une a esta iniciativa de la Asociación El Enjambre Sin Reina, que ha contado con la Asociación ARTYART Artesanía y Arte Mural como profesionales del arte mural para su desarrollo, con la implicación activa de la asociación de estudiantes PiensaUPO, el apoyo del Servicio de Extensión Cultural del Vicerrectorado de Cultura y Políticas Sociales, a través de su iniciativa Arte y Compromiso, y con la colaboración asimismo de CEI-Cambio.

Esta obra invita a la reflexión sobre la importancia de incorporar unos hábitos de consumo sostenibles, saludables y responsables.

“Debido a las condiciones excepcionales generadas por la pandemia, tuvimos que replantear el proyecto para llevar a cabo su desarrollo, derivando parte de las actividades al formato online. Sin embargo, queríamos mantener algún tipo de presencialidad, así que pensamos que realizar un mural podría ser una buena forma de implicar a un grupo de estudiantes para realizar una intervención presencial y cuyo contenido perdurase en el tiempo, de manera que, cuando puedan volver a realizarse las clases presenciales, esté visible para invitar a reflexionar al conjunto de la comunidad universitaria”, explica Javier Esquivias Segura, miembro de la Asociación El Enjambre Sin Reina.

De esta manera, las participantes asistieron a tres sesiones virtuales en las que reflexionaron sobre alimentación sostenible y sobre el arte mural, creando una lluvia de ideas reflejadas en la obra final. “Se trataba de que la comunidad universitaria pudiera tener una experiencia a nivel personal participativo al poner en común sus ideas, pero que, sumado a ello, el resto de las personas que día a día se encuentran en la universidad se sensibilicen frente al tema. Para ello, el muralismo es la herramienta ideal, que atiende estos dos objetivos”, afirma Katterina König Bustamante, una de las cuatro profesoras de la Asociación ARTYART Artesanía y Arte Mural que han guiado el diseño y la implementación de este proyecto.

Imagen del mural y las participantes.

Tras la lluvia de ideas, éstas fueron plasmadas en un boceto. Ganadería, Pesca y Agricultura son las tres actividades en torno a la alimentación que el grupo considera que es importante comunicar a través de mural. “De estas tres actividades emerge una imagen central, un ser en violeta que representa a la Madre Tierra. Esta triada es envuelta por elementos orgánicos de los cuales surge el mensaje escrito MÁS LENTO, MÁS CERCA… MÁS JUSTO, MÁS SANO…”, describe Katterina König.

Y así, durante cinco días, las diez universitarias participantes estuvieron trabajando sobre el terreno plasmando este mensaje colectivo que promueve la reflexión personal en pro de un cambio hacia unos hábitos de consumo más saludables. “Además de considerarme concienciada con el medio ambiente y la sostenibilidad de las actividades humanas, también soy muy aficionada al dibujo y la pintura, así que esta actividad era la oportunidad perfecta para unir ambas inquietudes de forma creativa”, explica Mercedes Aramburu Domínguez, egresada del Grado en Ciencias Ambientales, quien sostiene que a todas las participantes les unía la misma inquietud, “la reivindicación de un consumo más saludable para nosotros y para el medio ambiente, formado por productos de cercanía, de calidad y más justos”.

El proyecto ‘El arte de alimentarte’ se convierte así en un claro ejemplo del enfoque de cultura social de la Universidad Pablo de Olavide. “Cultura intrínsecamente unida a las políticas sociales, entendida como un elemento fundamental de dinamización social, desde una perspectiva de democracia cultural. Cultura para ser entendida y consumida en toda su potencialidad educativa y formativa, pero, sobre todo, cultura para ser producida desde la participación activa de todos y todas”, declara David Cobos Sanchiz, vicerrector de Cultura y Políticas Sociales.

Mural ‘El arte de alimentarte’