Cursos de Verano

La figura del localizador de sitios web, una profesión en auge a pesar de la crisis económica

La profesora María Elena de la Cova ha asegurado que el localizador contribuye a que las empresas puedan expandirse a otros mercados internacionales

María Elena de la Cova Morillo-Velarde es profesora del Departamento de Filología y Traducción de la UPO.
María Elena de la Cova Morillo-Velarde es profesora del Departamento de Filología y Traducción de la UPO.

La profesora del Departamento de Filología y Traducción de la Universidad Pablo de Olavide, María Elena de la Cova Morillo-Velarde, ha afirmado  que la profesión del localizador de sitios web está en auge, a pesar de la crisis económica. En un mundo cada vez más globalizado, contribuye a que las empresas puedan expandirse a otros mercados internacionales.

La profesora ha realizado estas declaraciones durante el seminario ‘Localización de sitios web: Traducción, tecnología y gestión internacional’, que se está celebrando en los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona.

Según ha explicado, la función del localizador consiste en adaptar un producto informático a un mercado determinado. En la práctica, una empresa que quiere internacionalizar sus servicios, necesita que su sitio web esté presente en determinados mercados, como España, Francia, Alemania… “el localizador lo que haría entonces es la traducción del sitio web a los diversos idiomas, pero también la adaptación cultural, porque cada país tiene unos requisitos diferentes”, según ha explicado esta experta.

Pero la función del localizador no se queda ahí, sino que también asesora a la empresa en la estrategia global del sitio web: Qué secciones se deberían eliminar en un sitio web porque no tienen sentido en un país determinado, cuáles deberían añadirse… También tiene que poseer conocimientos técnicos, porque este profesional debe conocer unas herramientas determinadas para editar un sitio web.

Precisamente, con respecto a la formación del localizador, María Elena considera que debería ser traductor. Pero además, debería tener un postgrado o máster relativo a localización. También tendría que aprender ciertas competencias técnicas, como el lenguaje de mercados, el trabajo con ciertos softwares específicos de traducción, además de otras competencias relacionadas con el tipo de material susceptible de que se localice.

“El localizador es un experto en la cultura de destino y en la de salida, con lo cual este profesional puede ayudar a la empresa a decir qué es lo que funciona y lo que no. Le va a ayudar a trabajar con el equipo de diseñadores web para adaptar el contenido de la mejor manera posible a un determinado país y también le va a asesorar, porque es un experto en internacionalización”, ha añadido Morillo-Velarde.

 

close

Actualidad UPO
Más cerca de ti

Recibe en tu bandeja de entrada las novedades de la
Universidad Pablo de Olavide,
cada semana.

¡Puedes darte de baja cuando desees!
Lee nuestra política de protección de datos personales para más información.