Divulgación

El proyecto europeo PICESL, coordinado por la UPO, presenta sus conclusiones para reducir el abandono escolar temprano

El proyecto Erasmus+ ‘Promoviendo la Inclusión para Combatir el Abandono Escolar Temprano’ (PICESL) presenta en unas jornadas los resultados y buenas prácticas propuestos por el equipo internacional de investigación para la prevención del abandono escolar

Desde la izquierda, Rosa Mª Rodríguez, Marián Morón, Purificación Llaquet y María José Eslava
Desde la izquierda, Rosa Mª Rodríguez, Marián Morón, Purificación Llaquet y María José Eslava

Una herramienta práctica para el profesorado sobre prácticas inspiradoras para prevenir el abandono escolar temprano y un itinerario formativo para prevenirlo en contextos interculturales en Europa, son los resultados de PICESL (Promoting inclusión to combat early school leaving), un proyecto financiado por el Programa Erasmus+ de la Unión Europea en el que han participado nueve instituciones y entidades de Italia, Portugal, Grecia, Holanda, Bélgica y España.

La Comisión Europea se propuso en 2011 reducir la tasa de abandono escolar temprano por debajo del 10% en 2020. Los datos de 2021 sitúan la tasa en España en su mínimo histórico con un 13,3%, si bien las diferencias entre las comunidades autónomas son llamativas, con un 17,7% en Andalucía. El proyecto PICESL, dirigido por la profesora de la Universidad Pablo de Olavide Rosa María Rodríguez Izquierdo, ha presentado hoy en el campus UPO los principales resultados y conclusiones a las que han llegado expertos, profesionales e investigadoras del proyecto para la mejora de los resultados de la educación en Europa.

proyecto PECESLLas jornadas han sido presentadas por Marián Morón, vicerrectora de Estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide; Purificación Llaquet, subdirectora general de Cooperación Territorial e Innovación Educativa del Ministerio de Educación y Formación Profesional; María José Eslava, delegada territorial de Educación y Deporte en Sevilla; y Rosa María Rodríguez, directora del proyecto PICESL y profesora del Departamento de Educación y Psicología Social de la Universidad Pablo de Olavide.

Profesorado universitario de diversas disciplinas y grupos de investigación europeos con experiencia en el ámbito de la investigación educativa, junto con profesorado de educación primaria y secundaria y entidades del tercer sector, han trabajado durante cuatro años para lograr ambos resultados, presentados esta mañana en sendas mesas redondas. Esta tarde tendrá lugar una tercera sesión, centrada en las experiencias y aprendizajes conseguidas por los socios en estos cuatro años de trabajo.

Como primer resultado, el equipo de PICESL ha presentado una herramienta que ofrece al profesorado y a otros agentes socioeducativos una serie de prácticas, fundamentadas en la investigación, que incluyen actividades, proyectos y programas destinados a involucrar activamente al estudiantado y contrarrestar el abandono escolar temprano. Esta herramienta ha sido desarrollada con el objetivo de ayudar a los docentes a ser agentes de cambio. Las prácticas descritas en la herramienta están extraídas de la experiencia de algunos de los socios y, por lo tanto, han demostrado su utilidad en el trabajo diario de los centros educativos asociados a este proyecto. No obstante, no hay una manera establecida para usarlas, sino que el profesorado deberá realizar un proceso de análisis y diagnóstico previo. Su contenido principal son doce enfoques preventivos frente al abandono escolar y ocho prácticas inspiradoras aportadas por las escuelas asociadas al proyecto PICESL.

En la segunda mesa redonda de las jornadas ha sido presentado un itinerario formativo para prevenir el abandono escolar en contextos interculturales. Las estadísticas muestran que este problema se da en mayor proporción entre niños y niñas de origen migrante, minorías étnicas y raciales o estudiantes de entornos socioeconómicos más bajos. Apoyándose en las buenas prácticas validadas, las y los expertos en educación proporcionan una vía para institucionalizarlas, adaptándolas a los distintos contextos. En suma, se trata de aportar claves para transferir unas competencias interculturales que permitan a los centros iniciar un camino de mejora hacia una educación inclusiva, logrando un mayor compromiso de alumnos y alumnas con sus estudios.

Más información sobre PICESL: www.upo.es/picesl/es/inicio/

 

close

Actualidad UPO
Más cerca de ti

Recibe en tu bandeja de entrada las novedades de la
Universidad Pablo de Olavide,
cada semana.

¡Puedes darte de baja cuando desees!
Lee nuestra política de protección de datos personales para más información.